mayo 19, 2024
Investigaciones

Con estrategias recicladas, activan otro plan anticrimen en Ciudad Juárez

Unidos por Juárez se pone en marcha este martes por el Gobierno Federal, a través de la Sedena, en conjunto con autoridades estatales y municipales; es la cuarta estrategia contra la violencia de la administración de AMLO, la 14 en los últimos 23 años… y la violencia sigue.

Por Rocío Gallegos, Marco López e Itzel Ramírez / Foto: Rey R. Jáuregui / La Verdad

En medio de una racha de homicidios, el gobierno federal pone en marcha este día una nueva estrategia de seguridad en Ciudad Juárez bautizada como Unidos por Juárez, la cual será encabezada por el Ejército.

El nuevo plan anticrimen, en el que participan los tres niveles de gobierno, está enfocado “a reducir los homicidios vinculados a la delincuencia organizada, atender el narcomenudeo, las adicciones y el tráfico de indocumentados”, informó la Comandancia de la Quinta Zona Militar.

Unidos por Juárez es la cuarta estrategia militarizada impulsada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en esta comunidad que sigue ubicada entre las ciudades más violentas del país por la cantidad de homicidios registrados, casi 600 en lo que va del año.

Con estas acciones suman también 14 los planes de seguridad implementados en Ciudad Juárez consecutivamente por el Gobierno Federal, encabezado por administraciones emanadas del PRI, del PAN y de Morena, en los últimos 23 años sin detener la violencia.

Consultados sobre el nuevo plan de seguridad, algunos sectores expresaron preocupación de que sea lo mismo, solo con otro nombre, debido a que éste contempla la continuidad de la estrategia castrense y la repetición de acciones cuyo saldo ha sido la generación de más violencia.

Silvia Méndez, directora del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte, explicó que la preocupación destada por este tipo de operativos es debido a que la presencia del Ejército no ha venido a disminuir los indices de violencia, por el contrario, repuntan otros delitos, como la tortura y ejecuciones extrajudiciales.

A su vez, Jorge Luis Amaya Lule, coordinador del Informe la Guerra Interiorizada, de la Comisión Mexicana de Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, comentó que la estrategia de seguridad con militares en la calle como se anuncia de nuevo en Juárez ha resultado un fracaso, porque no solo no cumple con los objetivos sino que ha generado mayores índices de violencia.

Una política de repetición

Tras el anuncio de la Sedena sobre el nuevo plan de seguridad en la ciudad, el alcalde juarense Cruz Pérez Cuéllar afirmó “seguimos coordinados y haciendo nuevas cosas, o diferentes, para tratar de mejorar”.

Sin embargo, las acciones de implementación del nuevo plan anticrimen recuerdan las políticas de otros planes instrumentados en los últimos años, como arribo masivo de militares que se registró hace unos días para reforzar las acciones de combate a la delincuencia, como ocurrió en el arranque de la Operación Conjunta Chihuahua, plan militarizado de combate al crimen organizado implementado por el gobierno de Felipe Calderón, en marzo del 2008.

También por el megaoperativo de acciones en colonias prioritarias que arrancó este lunes Bienestar y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana para atender causas de la violencia y evitar cooptación de jóvenes por el crimen organizado, que recuerdó a la política de Todos Somos Juárez.

Así como por la intervención de Julián Leyzaola, militar retirado con el grado de teniente coronel, que fue jefe policiaco de Ciudad Juárez (2011-2013), en el arranque de la nueva estrategia, debido a que ha sido acusado por defensores de los derechos humanos por detenciones ilegales, ejecuciones extrajudiciales y otros abusos que cometió al frente de corporaciones policiacas.

Gero Fong, cofundador del Movimiento contra la Militarización, comentó que en apariencia el nuevo plan no tiene nada diferente a lo que se ha implementado en Ciudad Juárez.

“Ciudad Juárez sigue siendo una de las más violentas del mundo, que hayan disminuido los crímenes con relación a los que se registraban en 2008 o 2010, no quiere decir que dejen de suceder”, afirmó. Sin embargo, advirtió, “no vemos que la militarización resuelva el problema”.

De hecho, la situación de violencia e inseguridad se mantiene pese al incremento de elementos asignados a las actividades de seguridad pública en el estado de Chihuahua.

Cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional indican que desde 2018 hasta 2023, la dependencia ha incrementado en un 84 por ciento el número de elementos asignados a la seguridad pública, que pasaron de mil 907 a tres mil 517, según la respuesta a la solicitud de información número 330026423001942.

Elementos asignados a seguridad pública

2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019 2020 2021 2022 2023
Chihuahua 1160 1160 4253 9710 7552 7552 7552 1,283 780 1,427 2,021 1,257 1,907 1,446 1,786 3,896 3,790 3,517

Su presencia se consolidó con cuarteles militares. Al menos tres terrenos han sido entregados por el Ayuntamiento de Juárez a la Sedena: uno de 3.4 hectáreas ubicado en el fraccionamiento Parque Industrial Aerojuárez e inaugurado en 2021, otro en Anapra de 5.5 hectáreas y en abril pasado un predio de 2.4 hectáreas para la construcción de una compañía permanente con capacidad para 120 elementos, según informó el medio YoCiudadano.

La militarización llegó, se quedó y el problema de la violencia sigue, dijo Fong. No hay paz.

23 años después… juntos por Juárez

Al menos en los últimos 23 años, el Gobierno Federal ha convertido a esta frontera en el laboratorio de estrategias de seguridad pública. Las últimas cuatro han sido implementadas por la administración de Andrés Manuel López Obrador

Unidos por Juárez es su cuarta estrategia lopezobradorista en esta comunidad que sigue ubicada entre las ciudades más violentas del país.

En mayo del 2019, a unos meses del inicio de su gobierno, en coordinación con la administración estatal, encabezada entonces por Javier Corral, instrumentó el ‘Plan Especial Juárez’.

Esa estrategia se mantuvo hasta unas semanas después del arribo de María Eugenia Campos Galván al gobierno de Chihuahua. En Noviembre del 2021, se anunció el plan Juntos por Juárez, el que fue reforzado en enero del 2022 y sustituido por ‘Operación Juárez 2023’, que se activó tras la fuga masiva de reos en el Cereso número 3 en esta frontera.

Este 18 de julio se pone en marcha Unidos por Juárez. La Comandancia de la Quinta Zona Militar dio a conocer que esta nueva estrategia se activa con la participación del Ejército Mexicano, Guardia Nacional, Gobierno del Estado de Chihuahua y Gobierno Municipal, con la participación de grupos de la sociedad civil y del sector empresarial, con el fin de lograr mejores condiciones de seguridad y bienestar social para Ciudad Juárez.

Hasta ahora no se han dado a conocer detalles del nuevo plan, ni cómo podrá registrarse la participación ciudadana.

Con esta propuesta sumarán 14 las instrumentadas en Ciudad Juárez desde el 2000. En su último año del gobierno de Ernesto Zedillo se puso en marcha el Fideicomiso para crear las Bases de Operación Mixtas (BOM) con cuerpos policiacos de los tres niveles de gobierno y militares.

Luego, Vicente Fox en 2001 lanza el Megaoperativo y en el 2003 implementó el Plan Integral de Seguridad Pública, a través del cual se pretendían abatir los altos índices de delincuencia en Juárez y la transformación del tejido social con acciones policiacas y sociales.
En el 2008, Felipe Calderón Hinojosa puso aquí en marcha la Operación Conjunta Chihuahua, para declarar la guerra al crimen organizado por la ola de violencia registrada en esta frontera. Dos años después, en el 2010, ante una violencia inédita y el reclamo de los juarenses tras la masacre de Villas de Salvárcar, Calderón activó ‘Todos Somos Juárez’ una estrategia contra el narcotráfico, con acciones sociales, de salud, educación y reconstrucción de tejido social, con una aportación extraordinaria de más de 3 mil millones de pesos.

En medio de esta intervención federal, el poeta Javier Sicilia llegó hasta esta comunidad fronteriza con su Caravana por la Paz, con Justicia y Dignidad, en junio del 2011, una acción ciudadana donde se acordó trabajar por un pacto nacional por la pacificación del país.

En el 2013, a unos meses de su arribo al poder, Enrique Peña Nieto anunció un Plan Antiviolencia, un programa de prevención del delito que contempló acciones sociales y convivencia ciudadana.

A 23 años de intervenciones federales, y una acción promovida desde la sociedad civil, la violencia se mantiene en esta comunidad.

Gero Fong mencionó que mientras no se empodere a la población, la violencia se va a mantener. “En la medida que ese empoderamiento vaya cayendo a las colonias van a bajar los índices delincuenciales”.

Este contenido es publicado por YoCiudadano con autorización de La Verdad. Da clic aquí para ver el original.