mayo 19, 2024
Sociedad

‘Nuestro regalo es su regreso’; madres de personas desaparecidas siguen en la búsqueda

Madres de personas desaparecidas se reunieron en el Memorial Permanente que han instalado en el Parque Borunda, para recordar que este 10 de mayo no es un día de celebración, sino uno de lucha y añoranza. 

Por Favia Lucero y Miguel Silerio / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.— El sábado 6 de mayo, familias de personas ausentes y víctimas de desaparición forzada se reunieron en el Memorial Permanente de Personas Desaparecidas que han instalado en el Monumento a la Madre del Parque Borunda, para recordar que este 10 de mayo las madres que buscan no tienen nada que festejar. 

Allí los familiares compartieron sus testimonios, recorrieron el parque para pegar pesquisas, rezaron e hicieron un llamado a la sociedad juarense a sumarse a la exigencia de búsqueda y aparición con vida, recordando que este Día de las Madres, sus familias estarán incompletas.

Para nosotras no es de festejos, sino más bien es de lucha y exigencia, de hacernos presentes recordando que no vamos a tener otra vez ese abrazo de nuestro ser desaparecido, hijas o hijos desaparecidos. Que, desafortunadamente, este 10 de mayo vamos a seguir incompletos”, dijo Rosa María, madre de Diana Rocío Ramírez Hernández, desaparecida desde abril de 2011.

De acuerdo con la Fiscalía General de Chihuahua, entre el 1 de enero de 2010 y el 28 de abril de este año se registraron 35 mil 815 reportes de personas ausentes, de los cuales 4 mil 467 siguen vigentes.

Juárez es el municipio que acumula la mayor cantidad de reportes de desaparición vigentes, con 1 mil 524; más del doble que la capital del estado, la ciudad de Chihuahua, donde hay 611.

Al respecto, la directora del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (CDHPN), Silvia Méndez, señaló que no existe coordinación entre las instancias de gobierno encargadas de la búsqueda de personas ausentes —como la Comisión Local de Búsqueda, la Fiscalía estatal y la Dirección de Servicios Periciales y Ciencias Forenses— y que han descargado sus responsabilidades en las madres, que a menudo son quienes aportan información e incluso identifican los lugares en los que se realizan rastreos.

“Hay un problema serio al interior de la Fiscalía. Las madres están ahí aportando lo que ellas logran día con día, que es mucho. Nos hemos encontrado con que a veces la autoridad quiere que nosotras, o los colectivos o las mismas madres, sean quien den datos de lugares donde se puedan encontrar a las personas”, señaló.

Por otra parte, la directora del CDHPN destacó el trabajo de las familias en la búsqueda de sus seres queridos y reconoció su participación en los procesos de búsqueda como una conquista establecida en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas.

Nosotros decimos: no hay nada que celebrar. Mientras haya un hombre desaparecido o una mujer desaparecida en nuestras casas, no tenemos nada que celebrar. Tenemos que recordar a la sociedad que hay alguien ausente, que hay una autoridad responsable que no ha dado los resultados que queremos, y que pasan y pasan los años y no encontramos respuestas”, concluyó.