julio 20, 2024
Sociedad

Muere Claudia Yamileth y su bebé, familia reclama negligencia médica del Hospital de la Mujer

Familia de Claudia Yamileth Gutiérrez Gómez alega mala atención médica del Hospital de la Mujer en Ciudad Juárez, exigen que se investigue a personal médico; se actuó conforme a los protocolos, aseguran autoridades de Salud de Chihuahua. 

Por Anabel Rojas / La Verdad

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Claudia Yamileth Gutiérrez Gómez llegó al Hospital de la Mujer el pasado 28 de junio cerca de la 13:30 horas. Se encontraba en trabajo de parto, pero al día siguiente abandonó el lugar alegando mala atención médica, su bebé murió en su vientre y ella fue reingresada al nosocomio estatal en condición grave donde falleció horas después.

Ahora su familia alza la voz para pedir justicia para Claudia Yamileth y por su bebé, una niña que nació muerta en la clínica Santa María. Reclaman negligencia médica, por lo que exigen que se investigue al personal del Hospital de la Mujer y, al mismo tiempo, buscan alertar a otras mujeres para prevenir que pasen lo mismo.

“Me quitaron a mi hermana”, dijo Arlet Gutiérrez Gómez, hermana de Claudia Yamileth, de 19 años.  “No es justo que se estén muriendo, estén perdiendo varias vidas, nomás porque ellos (el personal del hospital) no quieren hacer bien su trabajo”.

Señaló que los procedimientos que se realizaron a su hermana mientras estuvo en el Hospital causaron la pérdida tanto de la mamá como de la hija, por lo que este 2 de julio interpuso una queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) en contra del Hospital de la Mujer.

Claudia Yamileth. Fotografías de Anabel Rojas y tomada de Facebook | Femmes Fatales 

Sobre la acusación por el caso de Claudia Yamileth, Rogelio Covarrubias Gil Lamadrid, director médico de la Zona Norte de la Salud de Chihuahua, respondió que “es una afirmación que tendría que acreditarse, tendría que demostrarse la situación de negligencia por parte de nuestro hospital, el Hospital de la Mujer”.

Además, agregó que se cuenta con “evidencia documental de que se actuó conforme a los protocolos, a las guías de tratamiento y a las políticas intrahospitalarias”.

Sin embargo, la hermana de la paciente fallecida sostiene lo contrario.

Arlet relató que el viernes 28 de junio Claudia Yamileth, de 19 años, la llamó por teléfono para decirle que tenía contracciones, ya que estaba, según lo relatado, en su noveno mes de gestación.

Claudia Yamileth ingresó al Hospital de la Mujer minutos antes de la una y media de la tarde, de acuerdo con el relato de Arlet y de Rogelio Covarrubias. Ambos también coinciden en que al ingreso la joven manifestaba dolor gestacional, es decir, contracciones.

La hermana de Claudia Yamileth comentó que le informaron que se internaría porque presentaba presión alta, pero que tanto la madre como su hija estaban bien.

Arlet dice que se tuvo que retirar del hospital, ya que tiene una hija de tres años que necesitaba atender, pero que su mamá se quedó en el nosocomio.

“A las 7:11 (de la tarde) a mí me marcan (personal del hospital) y me dicen que mi hermana se arrancó todos los aparatos, que ya no quería atención, que ella se quería salir de ahí, quería firmar su alta”, contó Arlet.

Narró que regresó inmediatamente al Hospital de la Mujer con la intención de entrar a ver a su hermana para tranquilizarla, sin embargo, cuando llegó al centro médico personal del Trabajo Social le negó el acceso argumentando que Claudia Yamileth “ya estaba más tranquila”.

A las 8:30 de la noche arribó la madre de las jóvenes al hospital para quedarse toda la noche y en ese momento se retiró Arlet del lugar. Recién pasaban diez minutos después de las nueve de la noche recibió la llamada de su madre para pedirle 4 mil pesos para sacar a su hermana, ya que ese era el monto que le cobraba el sanatorio para permitir la salida de la paciente.

“Ellos no querían soltar a mi hermana el viernes, porque yo no tenía los 4 mil pesos, ellos querían que yo pagara la cuenta de 4 mil pesos cuando yo no tenía ese dinero, yo no contaba con ese dinero”, relata entre lágrimas Arlet.

En contraste, el doctor Rogelio Covarrubias informó que hacia las seis de la tarde del 28 de junio “la paciente se empieza a poner inquieta”, por lo que se procede a llamar a la familia sin tener éxito.

“Se hicieron varias llamadas a los teléfonos que dijeron que podían llamarse, no contestó nadie, hasta las 11:40 de la noche, a las seis de la tarde se presenta la mamá”, manifestó Covarrubias.

De acuerdo con lo señalado por Arlet, al día siguiente, el 29 de junio, le hablaron por parte del hospital para decirle que fuera por Claudia: “el sábado a las 8 de la mañana me marca otra vez Trabajo Social y me dice que vaya, que ya nomás lleve ropa, que nomás me van a dar así a mi hermana”.

Al salir del nosocomio, Arlet traslada a su hermana a la clínica Santa María, por su cuenta. En el camino Claudia Yamileth le cuenta que en el Hospital de la Mujer le reventaron la fuente, razón por la que piensa que al llegar a la clínica la bebé ya no tenía signos vitales.

“Mi hermana venía muy lastimada de su vagina porque se la habían dejado muy inflamada o no sé qué tanto me le hicieron, porque yo a mi hermana la saqué mal (del hospital)”, dijo Arlet.

Recordó que en la última plática que tuvo con su hermana le contó que en el hospital se había convulsionado, pero que los médicos no le habían hecho nada.

Tras el nacimiento de su hija muerta, de la clínica regresaron a Claudia Yamileth al Hospital de la Mujer, ya que, de acuerdo con lo narrado por Arlet, ahí no contaban con los aparatos para atender la situación que presentaba su hermana.

“Llegando al hospital a mí todavía me dejan afuera como 20 minutos y nada más me hablan muchos doctores y me dicen que mi hermana ya falleció, nada más”, contó Arlet al salir de la CEDH, donde interpuso su queja en busca de justicia.

Columba Paola Benítez Morales, presidenta de la asociación Grupo de Apoyo Mi Angelito Estrella, (GAMAE) acompañante a Arlet en su búsqueda de justicia, dijo que en la CEDH se formalizó la denuncia y se recibió asesoría para comprender cuáles derechos se violentaron a su hermana, a la bebé y a la familia.

“Con la denuncia que se realizó, la asesoría que se ha tenido es muy oportuna por Derechos Humanos y pues ya se va a analizar si de verdad se infringieron situaciones”, comentó Paola Benítez.

También dijo que la violencia obstétrica está tan normalizada que muy pocas mujeres denuncian, por esto en el estado de Chihuahua solo se cuenta con el registro de 18 denuncias por este tipo de situaciones. De ahí la importancia de apoyar la causa de Arlet en el caso de Claudia Yamileth, para generar conciencia de la necesidad de capacitar al personal médico sobre buenas prácticas en la atención de personas gestantes, y a las mujeres de que tienen derechos.

Actualmente, esta asociación está impulsando una iniciativa de ley llamada Nacer Bonito, con la cual se busca que se tipifique la violencia obstétrica en el Código Penal y el Código Familiar, así como para que se realicen protocolos en los que se considere este tipo de violencia en casos de nacimientos con vida, como nacimientos con muerte, comentó Paola Benítez.

El martes 2 de julio le fueron entregados los cuerpos de Claudia Yamileth y su bebé a la familia, pero debido a que la refrigeración en el Servicio Médico Forense no están en buen estado, los féretros no podrán ser abiertos.

Paola Benítez señaló que esto forma parte de este tipo de violencia en contra de los familiares al negarles su derecho de conocer el rostro de la mortinata.

“Ya me quitaron a mi hermana, ya qué puedo hacer, nada más que alzar la voz por otras mujeres antes de que les pase esto”, señaló Arlet.

Este contenido es publicado por YoCiudadano con autorización de La Verdad. Da clic aquí para ver el original.