noviembre 30, 2023
Gobierno

Municipio favorece a inmobiliaria con cambio de zonificación, señalan regidores

Regidores de oposición señalan que el cambio de zonificación del terreno del Rastro Municipal, aprobado ayer en Cabildo, beneficia a la empresa inmobiliaria, pues ni siquiera ha terminado de pagarlo y con esto aumentará su valor. 

Por Abraham Rubio / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.– El Cabildo aprobó este miércoles cambiar la zonificación del predio del Rastro municipal, vendido por 66 millones de pesos en junio de 2022 a la empresa Enalte Desarrollos Inmobiliarios, con lo que aumentaría su precio por encima del que se acordó con el Gobierno Municipal, señalaron regidores de oposición. 

La fracción del PAN señaló que la modificación, impulsada por el propio Gobierno Municipal a través de la Dirección de Desarrollo Urbano, beneficia a la empresa inmobiliaria, pues aún no ha terminado de pagar el terreno y dicho cambio aumentará su valor. Además, el plan contempla prescindir de dos vialidades, lo cual afectaría la movilidad vecinal.

La regidora Amparo Beltrán Ceballos (PAN) cuestionó el dictamen, al considerar que el Municipio está mejorando las condiciones del terreno que subastó en junio de 2022 sin obtener beneficios económicos que se reflejen en el precio de venta del terreno municipal.

“Nosotros estamos vendiendo ese terreno en 66 millones de pesos. Ya se dio un anticipo de 33 millones de pesos y restan 33 millones de pesos para pagar, pero antes de que ellos terminen el pago, nosotros ya le aumentamos el valor. Es decir, pactamos una cosa y estamos entregando otra y el beneficiado es el particular. No hay un valor para para las arcas municipales, no hay un interés del Municipio más que seguir una solicitud económica”, señaló Beltrán Ceballos en entrevista, tras la sesión de Cabildo de ayer.

La regidora manifestó que la modificación era del interés de la inmobiliaria Enalte y que el Gobierno Municipal estaría haciendo el negocio más rentable a la empresa con la aprobación de dicho dictamen en Cabildo.

“Fue el único participante en la subasta que se hizo, no hubo otro desarrollador en la ciudad con el interés que tuvo Enalte en ese momento, y con eso pues se puede pensar que eran acuerdos verbales que ellos tenían para pagar un precio menor al potencial que tiene el predio”, dijo.

También te puede interesar: Municipio vende terreno del Rastro a hermano y socio de funcionario

El dictamen de la Comisión de Desarrollo Urbano autoriza el cambio de zonificación secundaria de Equipamiento de Abasto (EA) a una zonificación Habitacional (H-40) de un predio de 65 mil 475.478 m², conocido anteriormente por ser el Rastro Municipal, ubicado en la calle Iztaccihuatl. Además, contempla prescindir de dos vialidades de jerarquía colectora.

En junio de 2022, el Cabildo de Juárez aprobó, de forma unánime y sin discusión, la venta del terreno del Rastro Municipal a favor de la empresa Enalte Desarrollos Inmobiliarios, propiedad de Luis Eduardo Ibarra Molina, hermano y socio del entonces director de la Operadora Municipal de Estacionamientos de Juárez, Francisco Javier Ibarra Molina, quien renunció al cargo en noviembre del año pasado. 

La única propuesta recibida por el Gobierno Municipal en el proceso de subasta fue de Enalte, por 66 millones de pesos: 1,008 pesos por metro cuadrado del terreno que comprende una superficie total de 65 mil 475 metros cuadrados.

Enalte pagó como enganche la mitad, 33 millones de pesos, y el resto en pagos trimestrales con una tasa de interés anual del 10 por ciento. El plazo para la liquidación es de 2 años.

La empresa señaló en su propuesta que el destino que se le dará al predio es la construcción de fraccionamientos unifamiliares con aproximadamente 146 lotes.

Eduardo Ibarra Molina y su hermano, Francisco Javier, exdirector de la OMEJ y funcionario municipal en administraciones pasadas, son socios en al menos seis empresas, entre ellas las constructoras Yvasa, Coniq y Gexiq.

Terreno del Rastro Municipal

Cuestionan cierre de vialidad

El dictamen aprobado además contempla prescindir de dos vialidades de jerarquía colectora que colindan con el predio donde estaba el Rastro, situación que también fue cuestionada por la fracción panista del Ayuntamiento.

La Dirección General de Desarrollo Urbano, Claudia Verónica Morales Medina, sostuvo que el Municipio cuenta con la anuencia vecinal para la desincorporación de vialidades y uso de suelo; además, aseguró que cuando la empresa constructora ingrese a Desarrollo Urbano un proyecto o anteproyecto se le condicionará a que haga el desahogo vehicular de la zona.

Sin embargo, el regidor Enrique Torres señaló que se está cerrando una vialidad pública en la espera de que el desarrollador pueda comprar terrenos colindantes para que pueda construir otra vialidad que permita el desahogo.

“Si vamos a cerrar una calle debemos garantizar que se abra la otra. No podemos depender de que en la negociación el vendedor o el posible vendedor se niegue: estamos dejando en una promesa que el desarrollador vaya a abrir o no”, dijo Torres.

“Este cambio de zonificación y la solicitud de prescindir de las vialidades está hecha por la Dirección de Desarrollo Urbano, quien no tiene facultades para actuar como dueño del terreno. Si bien es cierto que esta venta se ha pactado y por lo tanto no se ha concluido, en todo caso, si siguiéramos siendo dueños de este terreno, el único que tiene facultad es el presidente municipal”, agregó Amparo Beltrán.