junio 21, 2024
Gobierno

Liberan a César Duarte del Cereso; usará brazalete y le prohíben salir de la ciudad de Chihuahua

Otra de las medidas cautelares impuestas al exgobernador César Duarte es evitar contacto con personas que han testificado en su contra, con peritos o con personas coimputadas en ese caso, dado que se consideró existe un riesgo para ellas. Uno de los testigos acusó haber sido amenazado personalmente por Duarte y por personas apegadas al exmandatario.

Por Jaime Armendáriz / Raíchali 

Chihuahua.— César Duarte Jáquez, exgobernador de Chihuahua, llevará en libertad el proceso penal que tiene en contra por los delitos de peculado y asociación delictuosa durante su mandato (2010-2016). Por eso no volverá al Cereso una vez que sea dado de alta del hospital tras la operación que le realizaron en estos días.

En cambio deberá portar un brazalete de monitoreo electrónico, no podrá salir de la ciudad y será vigilado por elementos del Instituto de Servicios Previos al Juicio, dependiente del Tribunal de Justicia. Su defensa ofreció entregar el pasaporte del exmandatario para comprobar que no hay intención de Duarte de sustraerse de la justicia.

Estas medidas cautelares serán vigentes por el tiempo que dure el proceso penal, en el cual lo señalan del desvío de 95 millones de pesos. El costo del brazalete correrá a cargo del exgobernador y será puesto por la empresa “GPS Monitor – Servicio de rastreo satelital”, informó el abogado Enrique Muñoz, de la defensa de Duarte.

Las nuevas medidas se impusieron por Hortensia García, jueza de Control, quien el pasado martes 04 de mayo giró un oficio a la autoridad penitenciaria, para informar que había concluido el plazo máximo de 2 años por la que una persona puede estar con la medida cautelar de prisión preventiva. Esa medida se le había impuesto el 03 de mayo del 2022.

La audiencia para tomar esa decisión se llevó a cabo en la sala número 29 del Tribunal Superior de Justicia en la ciudad de Chihuahua. El exgobernador escuchó esa diligencia de manera virtual, ya que se encuentra en un hospital privado en la capital del estado.

La defensa de Duarte pedía que en vez de restringir su salida de la ciudad de Chihuahua, ésta fuera del estado, a fin de que el hoy imputado pudiera ir a Parral para ver sus propiedades, aunque estas están aseguradas por la autoridad estatal. Sin embargo les fue negado.

Representa un riesgo para testigos protegidos, peritos y coimputados: MP

El debatir las medidas cautelares solicitadas, la representación del Ministerio Público (PM) estableció que el exmandatario debe abstenerse de acercarse y tener contacto con personas vinculadas a la acusación que hay en su contra, por el riesgo que puede representar para ellas.

Para ejemplificar esa situación, se leyó una declaración de un testigo de identidad reservada, el cual relató que en el año 2017, cuando aún Duarte estaba libre, lo citó en un restaurante en Sunland Park, en El Paso, Texas. El motivo de citarlo es que le habían dicho al exgobernador que estaba por llegar a un acuerdo con la Fiscalía del Estado para participar como testigo protegido.

“El 24 de marzo del 2017 recibí una llamada de Duarte para citarme a la brevedad posible. Quedamos de vernos a la una de la tarde del domingo 26 de marzo en El Paso, Texas. Llegué en compañía de mi esposa y a los pocos minutos llegó Duarte solo y me obligó a que mi esposa se fuera para quedarnos solos. Me pidió que saliéramos a caminar por el estacionamiento y estaba con un tono de enojo y agresivo”.

El MP continuó con la declaración de ese testigo: “Me dijo que tenía conocimiento por varias fuentes de que me habían visto reunirme con mi abogado y de que quería ser testigo protegido. En un tono burlón me dijo que esa figura no existía. Él quería saber si iba a estar de su lado o no, y que si no iba a estar de su lado que me atuviera a las consecuencias, y que mas me valía estar con él”.

Tuve amenazas de muerte y en 3 ocasiones ha estado en alto riesgo mi vida: Duarte

Antes de conocer las nuevas medidas cautelares en su contra, el exgobernador pidió hablar en la audiencia y dijo que la Fiscalía ha violentado su derecho a acceder a la salud, y aseguró que en 3 ocasiones ha tenido un alto riesgo contra su vida: una por un infarto, otra por una neumonía, y en la más reciente por el presunto colapso de órganos cardiovasculares.

También se volvió a pronunciar en contra del exgobernador Javier Corral Jurado, quien inició los procesos penales en su contra y por los cuales está detenido. Duarte fue aprehendido en Miami, Florida en julio del año 2020, y dos años después extraditado a México para ser juzgado por peculado y asociación delictuosa.

En este sentido, justificó haber estado fuera del país por presuntas amenazas de muerte en su contra por parte del gobierno de Corral. “Saldré absuelto y limpio de este proceso, que está lleno de mentiras que le debería dar vergüenza a los ministerios públicos y a las autoridades que han sostenido esta mentira”, expresó.

El fiscal general del estado, César Jáuregui, aseguró esta misma semana que en contra de Duarte hay 18 causas penales más pendientes, pero las cuales no se han ejecutado por ser necesaria la autorización de autoridades norteamericanas, ya que a un imputado se le puede solo juzgar por el delito por el cual haya sido extraditado.