mayo 27, 2024
Comunidades Investigaciones Medioambiente

Es el suroriente una de las zonas que genera más residuos sólidos en la ciudad

En la ciudad son recolectadas hasta 38 mil toneladas de residuos domésticos al mes, siendo el suroriente de Ciudad Juárez uno de los sectores en donde más se generan estos desechos. Ante la falta de alternativas y la mala calidad de los servicios públicos, muchos de los residuos terminan en los lotes baldíos, calles sin pavimentar y casas abandonadas del suroriente.

Ciudad Juárez, Chihuahua. – En el suroriente de Ciudad Juárez se concentra la mayor densidad poblacional del Municipio de Juárez. La demanda por servicios públicos como la recolección de basura y limpieza de las calles se agudiza año con año, ya que no se toma en cuenta el crecimiento exponencial de esta zona de la ciudad, han referido funcionarios.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística, en 2020, la densidad de población por AGEB (Área Geoestadística Básica) en esta zona fue de 6 mil hasta 25 mil habitantes. Es así como el suroriente se convierte en el polígono mayormente poblado de la ciudad.

Este fenómeno ha llevado a funcionarios como el director de Limpia, Gibrán Solís Kanahan, a aceptar que la actual concesión del servicio de recolección de basura es insostenible, ya que no se crearon los instrumentos necesarios para brindar el servicio de acuerdo con el crecimiento de la ciudad.

En miras de una nueva concesión en el año 2023, luego de que expire el contrato con la empresa Promotora Ambiental de la Laguna (PASA), los regidores de oposición han cuestionado la pertinencia de dejar competir nuevamente a esta empresa en un nuevo proceso licitatorio, ya que en lo que va de esta administración municipal se le han impuesto dos multas por hasta 2 millones de pesos debido a inconsistencias en el servicio de recolección de basura.

En comparecencia, el 23 de noviembre, el director de Limpia dijo que se cuenta con los mecanismos de supervisión del servicio de recolección de basura. Sin embargo, las quejas por la falta de este servicio se mantienen en los mismos niveles desde 2021, a pesar de las dos multas impuestas a la concesionaria.

De septiembre a noviembre del año 2021, la Dirección de Limpia recibió mil 288 quejas a través de los medios de reporte del número 072 y WhatsApp. En ese mismo periodo pero del año 2022, se recibió un número de quejas similar de mil 167. En lo que va del año, esta dependencia ha registrado 6 mil 370 quejas.

No hemos logrado el nivel de servicio exigido por el presidente, que es un servicio de excelencia, pero estamos trabajando en construir herramientas para que en la siguiente licitación podamos seguir mejorando el servicio”, declaró durante su comparecencia.

La falta de opciones en el suroriente para disponer de residuos domésticos, llantas, escombro y basura electrónica, ha llevado a la conformación de basureros clandestinos en lotes baldíos, calles sin pavimentar y casas abandonadas en el suroriente.

Para el biólogo Tomás Lizárraga, coordinador de proyectos de Juárez Limpio, parte del problema de la mala gestión de residuos sólidos en el suroriente de la ciudad tiene que ver con la calidad de los servicios públicos, como el de limpia y el servicio de recolección de basura.

De acuerdo con Érika Donjuán Callejo, coordinadora de Así Estamos Juárez, la satisfacción con este servicio ha sido históricamente de los peor evaluados en la encuesta de percepción de Así Estamos Juárez.

La calificación de la satisfacción con la gestión de basura en las calles alcanzó apenas un promedio de 4.04, de acuerdo con la encuesta más reciente.

Así mismo, la satisfacción con el servicio de recolección de basura ha caído en picada en los últimos cinco años, alcanzando un promedio de solo 6.33 este 2021.

La problemática de los residuos sólidos en el suroriente

Basurero en la calle Olivia Espinoza de Bermúdez. Fotografía: Jonathan Álvarez

En promedio, en la ciudad se recolectan 38 mil toneladas de basura, siendo el suroriente y la zona Centro los mayores generadores de residuos sólidos domésticos, de acuerdo con información oficial.

Sin embargo, aunque la Dirección de Limpia afirma que el suroriente es uno de los mayores generadores de basura, no se tienen datos precisos cuantificados de las toneladas que se generan cada semana o cada mes, menos aún la cantidad de basura que se encuentra en las calles, lotes baldíos y otros basureros clandestinos en esta zona de la ciudad.

Los residuos que mayormente se generan en el suroriente son pañales, plásticos, fibras, cartón, vidrio, latas, papel y tetra pack.

Como tal, ni la Dirección de Limpia ni la Dirección de Ecología tienen identificados los basureros clandestinos que se originan a raíz de la generación de residuos sólidos, pero sí es un problema sentido por los habitantes de esta zona de la ciudad.

La Dirección de Limpia afirma tener listas 32 notificaciones para fincas abandonadas y 28 para dueños de lotes baldíos con residuos sólidos urbanos en su interior en este sector de la ciudad.

A la basura doméstica generada desde los hogares se suman basura industrial, llantas, escombro y hierbas, agrega la Dirección de Limpia.

Ante la carencia de datos precisos sobre las condiciones del medio ambiente en la ciudad, organizaciones como Juárez Limpio buscan crear instrumentos de medición.

Este año, la asociación ambientalista inició un diagnóstico sobre residuos sólidos en el suroriente, con el que se busca determinar las zonas que concentran más basura, así como calcular el volúmen, datos de los que carecen las autoridades municipales.

Aunque este diagnóstico se planea llevar a cabo a lo largo de un año, Tomás Lizárraga adelantó que en el suroriente las ubicaciones que más presentan basura son casas abandonadas, diques, parques y calles poco transitadas.

“Nuestra percepción, al menos en el polígono del suroriente, es que los diques y la infraestructura para captar agua pluvial terminan siendo basureros. También donde no hay pavimentación terminan siendo tiraderos, así como lugares segregados en donde nadie pasa, conocidos como ‘espacios negados’”, comenta.

El marco normativo que debería de regular la gestión de residuos sólidos es relativamente nuevo. La Ley para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos del Estado de Chihuahua ha sufrido pocas modificaciones –desde su creación en el año 2014– para adecuarse a las necesidades de una gestión responsable de los residuos sólidos.

Apenas en 2016, se aprobó la obligatoriedad de que los propietarios de bienes inmuebles abandonados limpien el exterior para evitar la proliferación de focos de infección.

En 2018, la ley se reformó para que los productos de popotes de plástico usen materiales biodegradables, mientras que en 2019, entró en vigor la disposición de que los productores de las bolsas de plástico utilicen materiales biodegradables.

A pesar de que desde 2019 a 2021, diputados locales han discutido otras reformas que impulsan prohibir la producción de bolsas de polietileno y la creación de un Fondo Estatal para la Gestión Integral de Residuos, cuyos recursos estarían destinados a acciones para la educación y concientización ambiental, hasta el momento dichas reformas no han sido publicadas.

Para Karla Ramírez, directora de Juárez Limpio, es necesario que se involucre y socialice las reformas con la sociedad civil y se tomen en cuenta principios de economía circular – un modelo de producción y consumo que prioriza la reutilización y el reciclaje–.

Esfuerzos ciudadanos para hacer frente al problema

Centro de acopio para reciclaje en el Parque Dunas de Namibia. Fotografía: Jonathan Álvarez

Rodrigo Moreno es habitante de la colonia Carlos Castillo Peraza. Cuenta que su casa colinda con un terreno baldío ubicado en la calle Fernando Villalobos. Incesantemente el terreno ha sido utilizado como basurero clandestino: escombro, heces, llantas, cadáveres de animales y basura doméstica se encuentran en el lugar.

Para Rodrigo el mantener limpio este terreno ha sido una batalla que nunca termina. Aunque el predio es propiedad privada, él decide todas las semanas tratar de limpiarlo, pero es consciente de que para atacar el problema lo que se necesita es cultura ambiental.

Otras personas que como Rodrigo han tenido que lidiar con terrenos baldíos y áreas verdes sucias, han decidido emprender otro tipo de acciones como instalar estaciones de recolección de plástico, latas y cartón para su reciclaje.

Tal es el caso de Patricia Sánchez, habitante de Parajes de Oriente, que junto a sus vecinas instaló un centro de acopio en el Parque Dunas de Namibia, ubicado sobre el bulevar Zaragoza y la calle Dunas de Namibia.

Otra iniciativa similar surgió desde la comunidad académica del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTis) 270, en donde también existen estaciones de acopio para los mismos materiales.

Si bien el reciclaje puede considerarse como una buena práctica, no es lo ideal, agrega Tomás Lizárraga.

“Parte de la solución sería pensar en impactos ambientales y en los residuos que estoy generando e intentar que las empresas se hagan responsables de sus residuos”, considera.

El consultor ambiental Víctor Manuel Herrera coincide con esto, ya que durante su intervención en un seminario de promotores ambientales impartido en el suroriente explicó que para reducir los residuos que produce una persona es necesario tomar en cuenta cinco pasos.

El primero es rechazar aquellos productos que no se necesitan y cuestionarse “¿qué pasaría si no compra o adquiere dicho producto?”. El segundo paso es reducir la cantidad de productos ya adquiridos.

El tercer paso para aportar a la disminución de residuos es reutilizar y preguntarse si el producto puede tener un segundo uso o más. En el cuarto paso llega el reciclaje, en donde es necesario separar los residuos en orgánicos – para hacer composta– y los inorgánicos para facilitar los procesos de reciclaje.

El quinto paso está relacionado a la recuperación o reparación de productos.

Opciones para disponer de los residuos

Dique lleno de escombro y basura doméstica. Fotografía: Jonathan Álvarez

Aunque limitadas, existen algunas opciones para que residuos como llantas, escombro y electrónicos no terminen en las calles o lotes baldíos del suroriente y otras zonas de la ciudad.

César Díaz, director de Ecología, menciona que en el caso de la disposición de las llantas, es necesario llamar al número (656) 7370000 extensión 502 y 510, para que así puedan autorizar el acceso gratuito al relleno sanitario. Agrega que también se puede brindar información de los yonkes con los que tienen algún convenio para la recolección de neumáticos.

En el caso del escombro, Díaz menciona que es necesario evaluar el volúmen para dar acceso al relleno sanitario o en su caso, al centro de transferencia ubicado en el Chamizal.

Dio a conocer que existen 10 centros comunitarios en donde la ciudadanía puede ir a dejar su basura electrónica. En el caso del área suroriente, se encuentran cercanos los centros comunitarios: Riberas del Bravo, en la calle Ribera de Delicias; Frida Kahlo, en la calle Soneto 156 de la colonia Frida Kahlo; Talamás Camandari, ubicado en el fraccionamiento Privadas de Florencia y los centros comunitarios de Tierra Nueva y Francisco Villarreal en la colonia Tierra Nueva.

Asimismo, el funcionario dio a conocer que los ciudadanos pueden denunciar a quien tire basura en lotes baldíos a través del número de WhatsApp (656) 7567793.

“Nosotros podemos hacer la investigación de a nombre de quién está el predio y se le tiene que notificar que limpie su predio, cada denuncia lleva un procedimiento personal”, asegura.

Agrega que también se pueden solicitar letreros a la Dirección de Limpia en donde se consigna la advertencia de que si se tira basura en predios, se puede sancionar con una multa de hasta 2 millones de pesos.

Fotografía: Jonathan Álvarez

El director de Limpia declaró durante su comparecencia en Cabildo que será necesario pensar en por lo menos dos centros de transferencia más para la ciudad, dadas las condiciones de crecimiento poblacional.

Añadió que en el caso del suroriente, esta administración municipal ha autorizado la construcción de 27 fraccionamientos que representan más de 2 mil 800 casas.

“Tú ves ese crecimiento de la población, versus la letra del contrato y no se construyó la herramienta para que se estuviera agilizando en el tema de las rutas (de recolección de basura) (…) por el crecimiento, hoy vuelve a ser importante considerar la incorporación de centros de transferencia para recibir basura de particulares en por lo menos dos puntos de la ciudad: cerca del área de Riberas y otro más en el surponiente de Anapra”, declaró el funcionario.