abril 18, 2024
Sociedad

La memoria de Isabel sigue viva en Ciudad Juárez

Familiares y amigas de Isabel Cabanillas de la Torre recorrieron anoche las frías calles del centro de Ciudad Juárez, para honrar la memoria de la artista y activista juarense asesinada hace tres años. Al día de hoy, su caso sigue impune. 

Por Miguel Silerio / Fotos: Favia Lucero

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Poco después de la medianoche, un grupo de personas avanza por la avenida 16 de Septiembre. Son los primeros minutos del 18 de enero de 2023 y un viento helado recorre el Centro Histórico de Ciudad Juárez. Es la cuarta vez que caminan estas mismas calles, tapizadas de cruces rosas y consigas contra la brutalidad feminicida.

Al frente del grupo, abrazada a un ramo de girasoles, camina Reyna de la Torre. Es la madre de Isabel Cabanillas de la Torre, la artista y activista juarense asesinada en esta frontera hace exactamente tres años, y cuyo caso sigue impune. 

El grupo dobla en la calle Ramón Corona y hace una parada simbólica frente al edificio donde antes estaba el bar Eugenios, al que Isabel asistía con frecuencia y de donde salió la madrugada en la que, cuadras más adelante, fue asesinada a balazos.

Reyna mira la fachada del edificio, donde se proyectan fotografías de Isabel con sus amigos y familiares. Prende una veladora, la deja en el suelo y reanuda la marcha rumbo a las calles Inocente Ochoa y Francisco I. Madero. Allí, frente a un edificio propiedad del gobierno municipal, fue encontrado el cuerpo de Isabel el 18 de enero de 2020, después de que sus amigas reportaran su desaparición.

Foto: Favia Lucero

Sentada en la banqueta, Reyna acomoda los girasoles al pie de una cruz metálica instalada en honor a Isabel. Estas flores eran elementos recurrentes en sus obras, que en su mayoría pintó en prendas de vestir, y se han convertido en un símbolo de la exigencia de justicia para su caso.

A unos metros, colgada en un poste de alumbrado, hay un bicicleta rosa que reconoce a Isabel como parte de la comunidad ciclista juarense, pues era ese su principal medio de transporte y así se dirigía a su casa la noche en que fue asesinada. Hace unas horas, un grupo de casi 50 ciclistas ‘rodó’ hasta este mismo lugar para recordarla.

En las redes sociales de Isabel permanecen fotografías de sus obras y de sus luchas, como la colecta de alimentos y ropa de invierno para personas migrantes que organizó en noviembre de 2019 o las actividades contra la militarización a las que asistió en septiembre del mismo año.

Sus pinturas, estampadas sobre playeras, vestidos y chamarras, recuerdan a celebridades, memes y caricaturas. Su interés por la pintura, decía, era resultado de un mal momento en su vida y del impulso catártico que una noche la despertó.

En una entrevista concedida a YoCiudadano en 2019, Isabel aseguró que su principal motivación era su hijo, quien actualmente tiene 7 años:

“Una de las cosas por las que pinto, aparte de que me ayudó a superar ciertas etapas difíciles, fue que una noche me levanté y tenía la idea de que tenía que hacer algo, por mí, por el niño (…) Esto es por él. Sinceramente quisiera darle un buen ejemplo. Que si algo lo apasiona o le gusta, que lo puede hacer, nada más que hay que trabajar por ello.

Reyna de la Torre agradece a las personas que durante los últimos tres años han atendido las convocatorias para honrar la memoria de Isabel. La constancia de sus amigas y conocidos, dice, es resultado de lo que Isabel sembró en vida:

“Tengo sentimientos encontrados. Lloro de alegría, lloro de tristeza. Veo lo que dejó mi hija y cada vez estoy más orgullosa de ella. Siempre lo estuve, pero ahora creo que ni Chavelita supo el alcance que tuvo aquí en Ciudad Juárez. Estoy muy orgullosa”.

Foto: Favia Lucero