marzo 4, 2024

Interponen queja contra derrame de aguas negras en el Río Bravo

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Esta mañana integrantes del colectivo ‘Defensa del Río Bravo’ acudieron a las oficinas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para interponer una queja contra la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) por el vertimiento de aguas negras en el río. De acuerdo con Damián López, integrante del colectivo, el vertimiento de aguas negras está dañando de manera importante al medio ambiente, pues representa un riesgo de salud pública y una afectación directa a los pobladores del Valle de Juárez. El colectivo señala que el derramamiento de aguas negras se debe a la infraestructura obsoleta de la JMAS en el bulevar Bernardo Norzagaray. “La norma oficial dicta que las aguas negras no se pueden verter directamente al río, tiene que tratarse antes, a menos de que no se tenga la capacidad. En este caso, la infraestructura de la JMAS está totalmente obsoleta, y las aguas negras brotan de las alcantarillas y van directamente al río, y eso hace un daño muy grande al ecosistema”, señaló López. El ambientalista indicó que reunieron 80 firmas para respaldar la queja contra la JMAS, sustentada en el artículo 4 de la Constitución Federal, el cual indica que “toda persona tiene derecho a un medio ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar.”

“El río va hasta el Golfo de México y alimenta el Valle de Juárez para los cultivos. Entonces no solo es la afectación de los males olores, sino que afecta a la cuenca, al río directamente y a la población del Valle”, indicó.

El colectivo fue recibido por el visitador titular de la CEDH en Ciudad Juárez, Eduardo Antonio Sáenz Frías, quien explicó que en los próximos tres días la oficina a su cargo analizará qué autoridades están involucradas en el caso, pues, en caso de que se involucre a una instancia federal, el caso deberá ser turnado a la Comisión Nacional. En caso de que se determine que la JMAS es la instancia responsable, la CEDH iniciará una investigación para dar vista a los argumentos de ambas parte y tratar de conciliar. Si no se llegara a un acuerdo, la Comisión podría emitir una recomendación.

Es necesario cambiar colectores en bulevar Norzagaray: JMAS

El director de comunicación de la JMAS, Daniel Valles, indicó que la descentralizada no vierte aguas negras en el Río Bravo, sino que se trata de brotes ocasionados por el mal estado de los colectores del bulevar Bernardo Norzagaray, mismos que es necesario cambiar.

“La JMAS no vierte agua deliberadamente por algún conducto al río; los vertederos que llega a haber son producto de brotes esporádicos que se dan en el sistema de saneamiento que corre por el bulevar Bernardo Norzagaray”, dijo.

Por lo anterior, indicó Valles, la JMAS opera un programa permanente de desazolve en las inmediaciones del bulevar Norzagaray y del monumento El Nuevo Ciudadano, conocido popularmente como Monumento al Cigarro, de donde aseguró se han retirado hasta 14 camiones de volteo llenos de azolve y basura.

Trabajadores de la JMAS hacen labores de desazolve frente al Monumento al Cigarro
Sobre el exhortó aprobado ayer por el Congreso del Estado en relación con el vertimiento de aguas negras en el río, Valles indicó que no se les ha hecho llegar ninguna comunicación oficial y lo que saben del mismo es por los medios de comunicación. Asimismo indicó que el exhorto no tiene un carácter vinculante y es más “una recomendación o un aviso”. En cambio, dijo que la JMAS es quien hace un llamado al Congreso del Estado para que autorice un préstamo de 4.5 millones de dólares, como requisito para acceder a un crédito de 8.5 millones de dólares a fondo perdido por parte de NADBank, con los que se busca financiar la reposición de colectores del bulevar Norzagaray. “Agradecemos a nuestros amigos ecologistas el esfuerzo que hacen por salvar el Río Bravo, y exhortamos al Congreso, en especial a la fracción de Morena, para que nos autoricen ese préstamo que se pagaría en 12 meses mas un día”, concluyó Valles.