julio 20, 2024
Comunidades Medioambiente

Impulsan la cohesión social con huertos familiares y comunitarios en el suroriente

La asociación civil Juárez Limpio ha llevado talleres para la creación de huertos comunitarios y familiares al suroriente, en los que sus participantes han reconectado con el entorno natural y han descubierto las bondades que ofrece el desierto. 

Por Miguel Silerio / Fotos: Jonathan Álvarez

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Habitantes de diversas colonias del suroriente de la ciudad han participado en la creación de huertos comunitarios y de traspatio en talleres impartidos por la asociación civil Juárez Limpio desde marzo de 2022.

La directora de la asociación, Karla Ramírez, explica que la intención de esta actividad es que las personas se vinculen con el entorno natural y con otros integrantes de su comunidad. 

Los talleres, explica Ramírez, se ofrecen de manera progresiva, pues primero se brindan conocimientos y herramientas para la separación de residuos, la elaboración de composta y la germinación de semillas.

“Lo que hemos buscado con los huertos es una revinculación del individuo con los procesos y los elementos naturales. A nivel comunitario, la estrategia de los huertos busca soluciones comunes a problemas comunes, y refuerza la cohesión social”, dice la ambientalista.

De 2022 a la fecha, la asociación civil ha impartido alrededor de 45 talleres en colonias del suroriente, como la Manuel J. Clouthier, la María Martínez, San Francisco, Sor Juana Inés de la Cruz, Cerradas del Parque y Parajes de Oriente, en los que han participado más de 100 personas.

Ramírez agrega que la mayoría de las personas que participan en los talleres, alrededor del 70 por ciento, son mujeres.

“Creo que la relación mujeres-cuidados es constante, y en el cuidado de la naturaleza pasa también. Quienes más se acercaban en un inicio eran señoras mayores de 50 años, pero el año pasado nos llevamos la sorpresa de que eran mayormente mujeres jóvenes”.

En este periodo, Juárez Limpio ha promovido tanto la creación de huertos familiares o de traspatio —ubicados en patios particulares y cuidados por una personas o una familia— como de huertos comunitarios, en los que vecinas y vecinos se distribuyen las labores de mantenimiento.

Para la población juarense que proviene de otras regiones, con otro clima y vegetación, el proceso de creación de los huertos ha servido como un ejercicio de evocación de sus lugares de origen y de descubrimiento de las bondades del desierto, apunta Ramírez.

“Hemos buscado vincular a las personas que no somos de Juárez con el ecosistema del desierto, porque pasa mucho que dicen ‘no, pues es un desierto y no hay nada’, pero justo se dan cuenta de que no es así. El desierto da mucho”.

Durante lo que resta de este año, Juárez Limpio promoverá la creación de huertos con árboles frutales en el suroriente e impulsará labores de reforestación e instalación de jardines para filtrar la lluvia.

También ofrecerá talleres para elaborar productos con los frutos de los huertos, como mermeladas, harinas y fermentos.

“Para nosotros es transversal: dar un taller de huertos se relaciona directamente con la gestión de residuos y con la elaboración de composta; todo tiene que ver con mejorar el ambiente en la ciudad y garantizar nuestro derecho a un medioambiente sano”.