abril 22, 2024
Comunidades

Arriesgarse y confiar: así es como Zuri consolidó sus emprendimientos

Tras participar en el programa Generando Oportunidades, Zuri Altamirano pudo fortalecer sus emprendimientos y convertirlos en su principal fuente de ingresos.

Por Favia Lucero / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Para Zuri Altamirano Salgado, el día comienza a las 6:20 de la mañana, cuando se prepara para atender sus dos negocios: uno de venta de ropa y otro de pasteles de queso. 

Desde niña, recuerda, trabajaba con su madre como comerciante. Tal vez por eso está acostumbrada a las rutinas ajetreadas. Ahora, a sus 29 años y como dueña de dos emprendimientos que ayudan a sustentar a su familia, reconoce que todo su esfuerzo y los riesgos que tomó valieron la pena. 

Para llegar hasta aquí, Zuri tuvo que perder el miedo al fracaso y animarse a creer en sus capacidades. Al verse en una complicada situación económica que la obligó a desertar de sus estudios de enfermería, comenzó a buscar opciones.

Fue entonces que conoció el programa “A ganar”, ahora llamado Modelo Desafío, que capacita profesionalmente a jóvenes de esta ciudad. 

Con el apoyo de Desafío comenzó a estudiar en el Instituto Superior de Alta Cocina, pero lo tuvo que abandonar por problemas de salud. Otra vez se le presentaba un reto que debía superar.

A principios del año pasado, Modelo Desafío lanzó la primera convocatoria del programa Generando Oportunidades, dirigida a emprendedores del suroriente de la ciudad que quisieran fortalecer sus negocios y habilidades financieras. Zuri vio la oportunidad e inmediatamente se contactó a través de las redes sociales de la organización. 

La emprendedora recuerda que fue Sandro Robledo, el coordinador de Generando Oportunidades, quien le brindó toda la información para que pudiera iniciar el proceso de ingreso al programa. Tras concretar una entrevista, Zuri ya formaba parte de la primera generación de emprendedores. 

“Desde ese momento Sandro llegó a impactar mi vida porque, aunque yo ya era comerciante, no conocía muchas cosas. Tuve la posibilidad de aprender a manejar mi negocio, mis finanzas. Las herramientas con las que cuento ahora, como el SAT, estar en regla con mi negocio. Son herramientas importantes”, dice. 

Capacitaciones, clases virtuales y presenciales, recorridos temáticos sobre emprendimiento, asesorías individuales, acceso a convocatorias locales de financiamiento y contacto con otros emprendedores, fueron las actividades que Generando Oportunidades le ofreció a Zuri y a los otros 13 integrantes de la primera generación. 

Aunque Zuri ya se dedicaba a la venta de ropa, con los conocimientos que obtuvo en el programa pudo consolidar su marca, diseñar un logotipo, crear un plan de ahorro y establecer metas y visiones. 

Asegura que ahora tiene las bases para sacar costos, declarar impuestos y llevar en armonía su negocio, tanto en el tema económico como en el personal. 

“Siendo sincera, antes de esto yo tenía mucho miedo a fracasar en mi negocio, a invertir mi dinero y que no resultara. Yo sí lo vi como una oportunidad para salir adelante y vivir mejor, porque antes en lo económico no me estaba yendo bien solo con el sueldo de mi esposo. El aprendizaje que me dejó es que no me tengo que rendir, aunque no funcione a la primera, con todo esfuerzo se puede lograr”, afirma. 

Una de las grandes satisfacciones de Zuri es que gracias a sus negocios, ZuriShope y ZuriCakes, la situación financiera de su familia ha mejorado. Ya no es un ingreso extra, sino el ingreso principal de su hogar, comenta. 

Conmovida recuerda que su esposo la ha apoyado en cada nuevo emprendimiento, pues, a pesar de que él tiene un empleo, la ayuda con la venta de postres. 

El siguiente paso para la emprendedora es abrir un local para la venta de pasteles, frappes, tartas y flanes. A pesar de las nuevas responsabilidades que trae consigo manejar un comedor, Zuri está segura de seguir apostándole a su crecimiento como mujer comerciante. 

“Como dice el nombre del programa ‘Generando Oportunidades’, yo los invito a que se den la oportunidad de confiar en sí mismos y a arriesgar un poco. El tiempo es corto y tenemos que tomar riesgos, no todo es fácil en la vida. Si no le entramos, siempre vamos a quedarnos con las ganas. No tengan miedo a emprender”, aconseja Zuri. 

 El coordinador del programa, Sandro Robledo, detalla que desde el año pasado se lanzó la convocatoria enfocada a emprendedores que habitan el suroriente de la ciudad. 

Desde la primera generación detectaron que la mayoría de participantes son mujeres. En la actual, 17 de las 22 personas participantes también lo son. 

Las personas interesadas en conocer más sobre los programas y servicios de Modelo Desafío, pueden comunicarse vía WhatsApp al número 656-287-0438, o visitar sus redes sociales, disponibles en este enlace.