julio 15, 2024
Sociedad

“Si no abren los almacenes de libros de texto, no abrimos las escuelas”: maestros van por el paro de labores

Maestras y maestros de educación básica realizaron un plantón de más de cinco horas frente al edificio del Poder Judicial de la Federación en Ciudad Juárez, en demanda de los libros de texto gratuitos para sus alumnos; de manera simultánea protestaron en la Ciudad de Chihuahua. La sección 8 del SNTE anuncia paro de labores a partir del 16 de octubre.

Texto y fotos: Rocío Gallegos / La Verdad

Ciudad Juárez, Chihuahua.— La maestra Dora Elia Espinoza, de sexto grado de primaria, no estuvo este viernes frente a su grupo, decidió plantarse frente al edificio de los juzgados federales en Ciudad Juárez para exigir que entreguen los libros de texto gratuitos a sus alumnos.

Se sumó a más 3 mil trabajadores de la educación de la ciudad y otras comunidades de Chihuahua que se concentraron por más de cinco horas frente a la sede local del Poder Judicial de la Federación para manifestar su rechazo a los dos nuevos amparos por los que el gobierno de Chihuahua volvió a frenar la distribución de los libros de texto.

“Estamos luchando por que nos entreguen los libros de texto, que es un derecho de nuestros alumnos”, dijo la profesora de la escuela Pascual Ortiz Rubio, quien lleva más de 30 años dando clases y asegura nunca había ocurrido que un gobierno bloqueara la entrega de libros a los estudiantes.

Las maestras y maestros tomaron un tramo de la avenida Tecnológico, entre Pedro Rosale de León y la avenida de la Raza, donde montaron cinco carpas blancas sobre los carriles vehiculares con circulación de sur a norte y una tarima frente a la entrada principal del edificio de los juzgados federales, que mantuvieron sus operaciones.

“Los maestros luchando también están educando” gritaban al unísono los docentes que en cartulinas o pancartas compartían mensajes como: “Los libros en bodegas no sirve”, “exigimos el derecho de tener libros gratuitos”, “Maru Campos entrega los libros de texto”.

“Nos manifestamos por ese absurdo amparo de suspensión a la distribución de libros de texto gratuito”, expuso Pedro Hidalgo Martínez, coordinador regional en Ciudad Juárez de la sección 8 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Los maestros suspendieron clases este viernes, pero Hidalgo Martínez anunció que “a partir del lunes 16 estaremos cerrando las escuelas de la educación básica en Chihuahua”.

De manera simultánea, los docentes en la ciudad de Chihuahua también instalaron un plantón al exterior de los Juzgados Federales. Ahí, Eduardo Antonio Zendejas, secretario general de la Sección 8 en el estado, dijo que alrededor del 60 por ciento de las escuelas en la entidad suspendió labores este viernes para exigir la entrega de libros y aseguró que cuentan con el respaldo de las madres y padres de familia.

De acuerdo con datos del SNTE, en Chihuahua son unos 40 mil trabajadores de la educación, hay 5 mil 913 planteles escolares y se cuenta con más de 700 mil alumnos de educación básica, es decir, preescolar, primaria y secundaria.

El gobierno de Chihuahua frenó otra vez la distribución de libros de texto desde este miércoles 11 de octubre, luego de que juzgados federales dieron entrada a la solicitud de dos amparos promovidos por Clínica de Derechos Humanos y la Asociación Estatal de Padres de Familia contra la entregada de libros de texto gratuito en las escuelas del estado.

La Secretaría de Educación y Deporte estatal dijo que un tribunal federal les ordenó detener la distribución que apenas iniciaron el pasado 9 de octubre.

La dependencia detalló que se trata de dos juicios de amparo en los que ambos jueces establecieron la suspensión provisional, por lo que la autoridad está obligada a acatar la medida cautelar otorgada, frenar la entrega de libros que iniciaron esta semana, a casi dos meses del inicio de clases.

El reparto tardío de los libros de texto ocurrió porque el gobierno de María Eugenia Campos Galván bloqueó la entrega de los materiales educativos al inicio del ciclo escolar con un recurso que luego, a principios de octubre, fue desechado por la Suprema Corte de Justicia.

La situación provocó que en el municipio de Madera padres y maestros irrumpieron en bodegas que almacenaban libros de texto para sacarlos y distribuirlos por su cuenta. También reactivaron las protestas de maestros, ahora con plantones y el anuncio de un paro laboral a partir del lunes.

“Si no abren almacenes no abrimos las escuelas”, lanzó Hidalgo desde la tarima instalada en el plantón que se llevó a cabo este viernes en la ciudad. “Exigimos entrega total de los libros de texto.”.

“Ni un paso atrás” gritaron a una sola voz los maestros concentrados frente a la sede del Poder Judicial de la Federación.

A la manifestación de los docentes se sumaron algunos padres de familia, Joselyn Cruz, mamá de dos alumnos de la primaria Solidaridad, en tercero y cuarto grado, quien dijo que quiere los libros para sus hijos.

“Se hace un llamado a la lic. María Eugenia Campos Galván, queremos libros para nuestros hijos, con la educación no se juega” se leía en la pancarta que la madre de familia sostenía durante el plantón.

El plantón inició después de las 8:00 horas y cerca de las 14 horas se levantó.

El cierre de la avenida por la concentración de maestros provocó congestionamiento vial, cierre de calles y desvío de los automovilistas que circulaban por ese sector. También saturación de calles aledañas y estacionamientos de centros comerciales y restaurantes cercanos.

Este contenido es publicado por YoCiudadano con autorización de La Verdad. Da clic aquí para ver el original.