abril 20, 2024
Sociedad

Por obras en Distribuidor Talamás-Independencia, desvían tráfico a calles sin pavimentar

Con el arranque de las obras del distribuidor vial Talamás Independencia —que durarán al menos 8 meses y costarán cerca de 380 millones de pesos—, el tráfico de vehículos particulares y de carga ha sido canalizado a vías alternas sin pavimento ni señalética, lo que ha causado inconformidad en habitantes del sector.

Por Jonathan Álvarez / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.— El pasado 16 de octubre arrancaron los trabajos de la que se ha sido anunciada como la obra más grande de la actual administración municipal: un distribuidor vial que busca abatir los problemas de congestionamiento en la intersección de los bulevares Independencia y Manuel Talamás Camandari, en el suroriente de la ciudad.

La zona es transitada diariamente por más de 73 mil vehículos, los cuales ahora tendrán que utilizar las vías alternas delimitadas por la Coordinación de Seguridad Vial, Desarrollo Urbano, el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), y el área de Administración y Control de Proyectos del Municipio.

Sin embargo, habitantes que colindan a las vías alternas señalan que el proyecto no fue socializado con anticipación y tampoco se adecuó la infraestructura necesaria para el tránsito vehicular.

Las y los vecinos también denuncian otras afectaciones como la falta de señalización y presencia de agentes de Seguridad Vial, la contaminación generada en vialidades de terracería y el riesgo para personas peatonas.

El lunes 16 de octubre, cuando se dio el banderazo de las obras, el coordinador de Seguridad Vial, César Tapia Martínez, advirtió a la ciudadanía que los tiempos de traslados aumentarían hasta 40 minutos.

Aunque los vehículos aún pueden transitar por los tramos de sur a norte y de oriente a poniente de la intersección de los bulevares, las vías alternas ya lucen saturadas, entre camiones de carga, transporte público y vehículos particulares.

Las vías alternas lucen saturadas, transporte público modifica sus recorridos / Foto: Jonathan Álvarez
La obra más grande de Pérez Cuéllar, a cargo de empresa con señalamientos en la calidad de sus obras 

La inversión final de la construcción de puentes vehiculares en el distribuidor vial en la intersección de los bulevares Independencia y Manuel Talamás Camandari será de 380 millones de pesos, según autoridades municipales.

La construcción estará a cargo de la persona moral Ingeniero Antonio Akel Quintana, en asociación con Grupo Koraachi y Urbanissa. Los primeros dos son los constructores favoritos de la administración actual, pues hasta abril de 2023 habían obtenido contratos por un monto global cercano a los 284 millones de pesos.

Los constructores tienen ocho meses para terminar el proyecto que incluye tres flujos continuos para la circulación de automóviles, cuatro puentes vehiculares de concreto hidráulico prefabricado con muros de 40 centímetros en desnivel, así como señalización, semaforización, reacondicionamiento de asfalto, camellones, banquetas, guarniciones y obra inducida, dio a conocer el director de Obras Públicas del Municipio, Daniel González García.

La Auditoría Superior del Estado de Chihuahua (ASE), en su informe individual de obra pública en el Municipio de Juárez 2021, señaló mala calidad en los trabajos para la construcción de la primera y segunda etapa de la Estación de Policía Distrito Porvenir a cargo de Grupo Koraachi.

La auditoría detectó que en la primera etapa de la Estación de Policía, Grupo Koraachi entregó la obra con grietas en la unión de muros con castillos estructurales, mientras que en la segunda etapa se entregó un trabajo con desprendimientos en los letreros, desprendimiento de pintura en guarniciones y con vigas de un peso no adecuado, así como con filtración de aguas pluviales en la obra y registros de agua fracturados.

El tramo de sur a norte del bulevar Manuel Talamás Camandari aún está abierto para incorporarse al bulevar Independencia / Foto: Jonathan Álvarez
Vías alternas provocan preocupación en la población colindante; exigen adecuación de vialidades 

El pasado 16 de octubre, vecinos de las colonias Puerto Santa Fe y Sor Juana Inés de la Cruz se reunieron con la Red de Vecinos de Juárez para expresar su preocupación por el uso de la calle Refugio de la Libertad como una de las vías alternas.

Los vecinos destacaron que la calle Refugio de la Libertad atraviesa cuatro grandes colonias del suroriente: Puerto Santa Fe, María Martínez, Sor Juana Inés de la Cruz y Fray García de San Francisco.

Dicha vialidad alcanza una longitud de casi 4 kilómetros, pues también se prolonga hasta el fraccionamiento Parajes del Sur. La mayor parte de la vialidad carece de pavimento y señalética adecuada para el tránsito de automóviles, sin embargo, es la única vialidad que el Municipio eligió para el tránsito local, camiones de carga, vehículos particulares y transporte público.

Para el tránsito local, están habilitadas las calles Manuel Herrera Lazo y Efraín González Luna que sirven para llegar a la avenida de Las Torres y la prolongación del bulevar Independencia.

Para el tránsito particular, se encuentran habilitadas las calles Mesa Central, 40 Ejidatarios, Paseo del Sur y Yepomera, para llegar a la avenida de Las Torres.

El transporte de carga podrá circular por la Santiago Troncoso, la avenida Lote Bravo y el bulevar Miguel de la Madrid.

La calle Refugio de la Libertad es de las pocas vialidades que habilitadas para el tránsito mixto de vehículos de carga, transporte público y vehículos particulares. De todas las rutas alternas, la Refugio de la Libertad es la que menos cobertura de pavimentación tiene.

Los habitantes de las colonias aledañas señalaron que la calle Refugio de la Libertad solamente fue aplanada. Desde entonces, los vehículos transitan a alta velocidad levantando capas de polvo durante todo el día.

No hay altos, señalética, espacios para peatones, topes, ni presencia de agentes de tránsito que regulen la circulación de los vehículos, por lo que también señalaron que se ha vuelto más inseguro el cruzar la calle.

Leticia García, habitante de la calle Soneto 148 de la colonia Sor Juana Inés de la Cruz, explica que la calle no ha sido intervenida desde su creación, hace 20 años. De un lado se encuentran casas habitación y del otro varias naves industriales que no han invertido en la pavimentación de la vialidad.

La señora Leticia dice que el proyecto del distribuidor vial de la Talamás Camandari y el uso de las vías alternas nunca fue socializado por el gobierno municipal. Hasta hace unos días, se enteraron a través de las redes sociales.

Ella y los vecinos colindantes exigen que la calle sea pavimentada y habilitada con la infraestructura de movilidad adecuada. El grupo de vecinos acordó organizarse para hablar ante los regidores encargados de la Comisión de Obras Públicas y ante el Cabildo de Juárez, con el propósito de darles a conocer la problemática que viven en el sector.

“Nos urge que la calle sea pavimentada. No se nos tomó en cuenta, aunque ya se sabía que el proyecto (del distribuidor vial) estaba autorizado. Es una calle exageradamente transitada, desde trailers, camiones de transporte de personal y público, hasta un mar de vehículos particulares”, dice. 

El director de Obras Públicas dijo que hay un proyecto para las vías alternas para echar fresado y recarpeteo. sin embargo, no dio detalles de cuándo se harán dichos trabajos.

“Las vías alternas ya se intervinieron desde hace 2 semanas. Se echó fresado y hay un proyecto para luego empezar a ‘alivianar’ esas calles con un fresado y recarpeteo después de esta intervención que hagamos”, declaró. 

Los vecinos colindantes a la calle Refugio de la Libertad dijeron estar dispuestos a manifestarse e incluso cerrar la vialidad al tránsito, en caso de no ser atendidos por las autoridades municipales. En los próximos días buscarán dialogar con los regidores y plantear la problemática.

El tramo de sur a norte del bulevar Manuel Talamás Camandari aún está abierto para incorporarse al bulevar Independencia / Foto: Favia Lucero