junio 16, 2024
Sociedad

Pérez Cuéllar advierte endurecimiento de postura hacia migrantes 

El alcalde de Juárez llamó a endurecer las medidas contra las personas migrantes, como quitar a quienes piden apoyo en los cruceros, mientras la Policía Municipal adelantó que mantendrá vigilancia en los puentes internacionales para evitar nuevas protestas. Por su parte, Organizaciones denuncian criminalización y abusos contra personas en movilidad. 

Por Miguel Silerio / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Tras la manifestación de cientos de personas migrantes que intentaron cruzar ayer el puente internacional Paso del Norte, el alcalde de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, anunció esta mañana que el gobierno municipal endurecerá su postura contra las personas migrantes que se encuentran varadas en esta ciudad.

“Vamos a tener una postura más fuerte en este sentido, en cuidar la ciudad (…) ha llegado un momento crucial para poner un alto y tener un punto de quiebre en este sentido. Es fundamental, porque pueden afectar la economía de la ciudad y a miles de juarenses y paseños, o de gente de Las Cruces, por actividades como la que se vio el día de ayer, que son totalmente ajenas a la realidad fronteriza”, dijo Pérez Cuéllar durante su rueda de prensa semanal.

El alcalde agregó que buscará abordar la situación este miércoles en una reunión con “diversos actores de la ciudad”, aunque no precisó cuáles. Por otra parte, hizo un llamado a la sociedad juarense a no dar dinero a las personas migrantes que solicitan apoyo en diversos cruceros de la ciudad, pues “algunos no quieren trabajar porque dicen ‘en un crucero sacó más’”, dijo.

“La verdad es que nuestro nivel de paciencia se está agotando. También hay que decir que las áreas como el puente son federales y ahí tenemos una restricción de actuación; es decir, no tenemos las facultades para entrar a los puentes y alguna zonas federales donde hubo este tipo de problemas, sin embargo sí tenemos la obligaciones de cuidar la ciudad”, agregó el alcalde.

Además, Pérez Cuéllar aseguró que han habido “algunas quejas” por la presencia de hombres que piden apoyo en las calles. Al respecto, el secretario de Seguridad Pública, César Omar Muñoz Morales, dijo que son principalmente mujeres que transitan solas quienes “se sienten intimidadas por los migrantes “.

Muñoz Morales adelantó que el gobierno municipal lanzará una campaña enfocada a las personas migrantes, relacionada con actos de acoso sexual en el Centro de Ciudad Juárez. De acuerdo con el secretario, será el presidente municipal quien informe sobre la campaña probablemente la siguiente semana.

Asimismo, el secretario aseguró que se mantiene un operativo de vigilancia en los puentes internacionales para que no se repitan manifestaciones como las de ayer y aseguró que “si las personas transgreden la ley, van a ser sancionados, aunque sean migrantes”.

Escala tensión entre migrantes y autoridades; OSC denuncian criminalización 

Las tensiones entre el gobierno municipal de Juárez y las personas en movilidad han ido en aumento desde noviembre del año pasado, cuando elementos de la Policía Municipal, la Policía Estatal y la Guardia Nacional desalojaron violentamente un campamento instalado a las orillas del Río Bravo, con alrededor de 500 personas migrantes, mayormente de origen venezolano.

El gobierno municipal justificó el desalojo por el supuesto riesgo de incendio del campamento, donde las personas migrantes hacían fogatas para protegerse del frío. El operativo derivó en forcejeos, agresiones y casas de campaña quemadas. Apenas unos pocos migrantes aceptaron la oferta de las autoridades de ser trasladados a un refugio.

Más recientemente, el pasado 1 de marzo, agentes de la Policía Municipal irrumpieron en el comedor para migrantes de la Catedral de Ciudad Juárez, donde detuvieron a tres personas de origen venezolano, entre ellas un adolescente y una mujer.

Según información de El Diario de Juárez, las personas detenidas denunciaron haber sido torturadas física y psicológicamente durante más de siete horas en las instalaciones de la corporación.

Asimismo, el 8 de marzo se registró un nuevo enfrentamiento, cuando agentes del INM realizaron un operativo de control migratorio en el Hotel Úrsula, ubicado en el corredor peatonal de la avenida 16 de Septiembre. Allí, la detención de una mujer habría desencadenado la confrontación entre decenas de migrantes y elementos del INM, la Policía Municipal, la Guardia Nacional e incluso el Ejército Mexicano, quienes desplegaron un amplio operativo en el lugar.

Al respecto, organizaciones de la sociedad civil que trabajan con personas en movilidad y víctimas de violaciones a sus derechos humanos denunciaron a través de un posicionamiento público la criminalización de personas migrantes, refugiadas, desplazadas y solicitantes de asilo en Ciudad Juárez. 

Las organizaciones señalan un aumento en los abusos en operativos de control migratorio en la Zona Centro de la ciudad, como detenciones arbitrarias, extorsiones, destrucción de documentación y robo.

Al respecto, las organizaciones han señalado que la presencia desmedida de unidades en los operativos envía un claro mensaje de intimidación.

“Las organizaciones somos testigos del uso reiterado de toda clase de vejaciones por parte de agentes del INM, la GN y la SSPM en contra de personas en movilidad y locales. Las constantes denuncias por robo de pertenencias, extorsiones y detenciones arbitrarias dejan en evidencia que hay una grave crisis en materia de derechos humanos que debe ser agredida de manera urgente por todas las autoridades competentes”.

Por lo anterior, las organizaciones, albergues y personas firmantes exhortan al gobierno municipal a que:

1.- Se comprometa a investigar de manera pronta, imparcial, independiente, exhaustiva y con enfoque de género las diversas agresiones en contra de las personas en situaciones de movilidad.

2.- No pronuncie discursos de criminalización a personas en situación de movilidad, y en su lugar emita enérgicos mensajes públicos a sus servidores de que toda violación a derechos humanos será seriamente investigada y sancionada.