febrero 27, 2024
Sociedad

Migrantes venezolanos que crucen a EEUU de forma irregular serán devueltos a México

Ciudad Juárez, Chihuahua.— A partir de hoy, todas las personas venezolanas que busquen ingresar a Estados Unidos por puertos no oficiales y sin autorización serán devueltos a México, informó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) del gobierno estadounidense.

Estas acciones, que buscan “reducir la cantidad de personas que llegan a la frontera suroeste de Estados Unidos y crear un proceso más ordenado y seguro para las personas que huyen de la crisis humanitaria y económica en Venezuela”, se toman en conjunto con el gobierno mexicano, agregó el DHS.

Al mismo tiempo se implementará un programa para gestionar el ingreso legal y ordenado a Estados Unidos, vía aérea, de 24 mil personas de nacionalidad venezolana que cumplan con los siguientes requisitos:

  • Contar con una persona, empresa u organización en Estados Unidos que se encargue de brindar apoyo económico y de cualquier otro tipo.
  • Acreditar los controles biométricos y biográficos de seguridad nacional y seguridad pública.
  • Tener el esquema de vacunación completo y otros requisitos de salud pública.

Las personas e instituciones privadas interesadas en apoyar a migrantes venezolanos pueden ingresar al siguiente enlace para obtener mayor información, www.uscis.gov/Venezuela. 

En caso de que las personas venezolanas hayan pasado por las siguientes situaciones, no podrán ser elegibles para este programa: 

  • Se les haya ordenado su expulsión de los Estados Unidos en los cinco años anteriores.
  • Hayan cruzado sin autorización entre puertos de entrada después de la fecha del anuncio.
  • Hayan ingresado irregularmente a México o Panamá después de la fecha del anuncio, o ser residente permanente o con doble nacionalidad de cualquier país que no sea Venezuela, o tener actualmente la condición de refugiado en cualquier país.
  • No hayan completado las vacunas y otros requisitos de salud pública.

“Aquellos que sigan el proceso legal tendrán la oportunidad de viajar de manera segura a los Estados Unidos y ser elegibles para trabajar aquí”, detalló el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro N. Mayorkas.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México informó que las personas migrantes que se encuentran en territorio mexicano tendrán que comprobar con documentos oficiales que ingresaron al país antes del aviso que hicieron ambos gobiernos para poder solicitar su acceso a Estados Unidos a través de dicho programa.

Asimismo, la SRE anunció que Estados Unidos aprobó una solicitud para incrementar los mecanismos de movilidad laboral, por lo que dicho país otorgará 65 mil visas H2-B adicionales para trabajadores temporales no agrícolas, de las cuales 20 mil serán para personas de Centroamérica y Haití.

De acuerdo con el DHS, la migración no autorizada de venezolanos por la frontera sur de Estados Unidos se cuadruplicó en comparación del año pasado. Y los casos de personas migrantes provenientes de Centroamérica se redujo en una cuarta parte con respecto a las cifras registradas en 2021.

Sus registros indican que más del 25 por ciento de la población venezolana ha dejado su país. En los últimos dos años han observado un incremento de personas venezolanas en la frontera sur de Estados Unidos y en los últimos meses ha sido más notoria.

“El promedio de interceptaciones individuales mensuales de ciudadanos venezolanos en la frontera terrestre ascendió a un total de 15 mil 494 en el año fiscal 2022, y aumentó a más de 25 mil en agosto y 33 mil en septiembre, en comparación con un promedio mensual de 127 interceptaciones individuales a partir de los años fiscales 2014–2019”, informó el DHS.

Albergues de la Red Somos Uno por Juárez están saturados 

Actualmente, los 18 espacios de la comunidad de fe que albergan a personas en movilidad se encuentran en su capacidad máxima, declaró la presidenta de la Red Somos Uno por Juárez, Rosa Mani Arias. 

“Dentro de estos perfiles (que reciben en los albergues) no habían familias venezolanas, entonces con esta situación creemos que se va a agravar el flujo y la necesidad pero nosotros estamos trabajando con los grupos que podemos”, agregó. 

Puesto que las personas venezolanas buscaban cruzar la frontera con Estados Unidos en cuanto llegaban a Juárez, no tenían necesidad de solicitar apoyo en los albergues, explicó Mani Arias. Pero este acuerdo entre ambos países podría cambiar la situación. 

A pesar de ello, no se tiene contemplado ampliar las capacidades de los albergues para prevenir el hacinamiento. Además, los espacios no se pueden saturar porque cada persona requiere de una atención adecuada.

Y aunque el gobierno mexicano aceptó este acuerdo no detalló sobre las acciones que tomará para atender a las personas venezolanas que sean devueltas a México. La Red Somos Uno por Juárez recibe insumos de vez en cuando por parte del Centro Integrador para Migrantes Leona Vicario, gestionado por la federación, sin embargo, estos no son suficientes.

Mani Arias encontró “delicado” que los gobiernos tomen acuerdos sin conocer el contexto que se vive en las ciudades fronterizas de México. “Aquí estamos totalmente saturados, hay gente viviendo en la calle y con hambre, necesitamos que piensen en la realidad que se vive aquí”, puntualizó.