febrero 28, 2024

Jóvenes del suroriente buscan potenciar sus habilidades con el Modelo Desafío

Ciudad Juárez, Chihuahua.— A través de las capacitaciones técnicas a las que pueden acceder siendo parte del Modelo Desafío, Alejandro y Sujey están en busca de un certificado para emprender y tener un mejor empleo. Ambos forman parte de la generación 22 y durante la primera fase, acuden a sus capacitaciones al Oratorio Lupita. Alejandro vive en la colonia Morelos, tiene 22 años y de él dependen sus dos hijas. Considera que ser parte del Modelo Desafío es una oportunidad que no se debe desaprovechar. 

“Cuando uno es joven, las cosas te valen, pero cuando uno es grande ve las consecuencias. Yo les digo a mis compañeros más jóvenes que aprovechen mucho (el estar en el modelo), si yo hubiera sabido antes de esto, estaría en otro momento, lo hubiera aprovechado”, expresa.

Antes de integrarse a la generación 22 del Modelo Desafío, la cual inició este 09 de mayo, Alejandro se enfrentaba a la falta de oportunidades de empleo, ya que no cuenta con un certificado que avale sus habilidades. Cuenta que tiene experiencia trabajando en electromecánica, sin embargo, desea obtener una certificación o una carrera técnica y potenciar sus habilidades en el Centro de Entrenamiento en Alta Tecnología (Cenaltec), una de las instituciones con las que el modelo tiene convenio.  Alejandro dice que la experiencia de estar en el modelo ha sido muy gratificante, y durante la primera etapa muchos de sus compañeros han desarrollado habilidades comunicativas. Dice estar emocionado por las capacitaciones técnicas que comenzarán en un mes, luego de la primera fase.  Por su parte Sujey, una joven de 17 años, dice que su anhelo es poner un negocio propio de aplicación de uñas. El Modelo Desafío le dará la oportunidad de cursar una carrera técnica en aplicación de uñas en el Instituto Celebrity, una vez que concluya la primera fase de formación. “Antes de entrar aquí estaba en un momento difícil, acababa de salir de la secundaria y no contaba con los recursos necesarios para seguir pagando la escuela, estaba frustrada, y aquí me he soltado un poco más”, comenta. Sujey ve en el modelo una oportunidad para todos los jóvenes que no tienen opciones de empleo, ni otros recursos para continuar con sus estudios. Sobre todo, para acceder a un documento oficial que avale sus habilidades, ya que en su caso tiene los conocimientos básicos de aplicación de uñas, pero desea estar respaldada por una institución para dar el paso de poner un negocio propio.  “En el futuro, si logro concluir Desafío, quiero tener un certificado (en aplicación de uñas) pues me gustaría tener un local propio y generar dinero por mi propia cuenta”, dice. El jueves 02 de junio, 135 jóvenes como Alejandro y Sujey, celebraron el ser parte del Modelo Desafío. A través de un performance organizado por ellos mismos, se ganaron la camiseta oficial del modelo que buscan portar con orgullo hasta cumplir con sus metas.  Las actividades del Modelo Desafío, forman parte del proyecto social ‘Comunidades Juárez’, auspiciado por la Fundación del Empresariado Chihuahuense, A.C. (Fechac), en colaboración con la Fundación Comunitaria de la Frontera Norte, A.C. (FCFN).