mayo 19, 2024
Sociedad

En asamblea vecinal, habitantes del suroriente cuestionan a JMAS por escasez de agua potable

Habitantes de las colonias Sor Juana Inés de la Cruz, Riberas del Bravo, Rinconada de las Torres, Tierra Nueva, Frida Kahlo y Profesora María Martínez se reunieron en una asamblea vecinal con funcionarios de la JMAS para cuestionar y exigir acceso al agua potable en el suroriente. 

Por Jonathan Álvarez / Fotos: Abraham Rubio

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Este sábado, habitantes del suroriente de la ciudad organizaron una asamblea vecinal para exponer los problemas que padecen en cuanto al acceso a agua potable ante funcionarios de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS).

El objetivo de la asamblea, que se llevó a cabo en la colonia Frida Kahlo, fue dialogar y cuestionar a las autoridades competentes sobre la escasez de agua y baja presión que se vive en diversas colonias del suroriente.

A la asamblea acudieron habitantes de la Sor Juana Inés de la Cruz, Riberas del Bravo, Rinconada de las Torres, Tierra Nueva, Frida Kahlo y Profesora María Martínez. 

En representación de la JMAS acudieron el director del departamento de Agua Potable, Adelaido Leos Rodríguez, así como Angélica Ceniceros y Gabriel Pineda del departamento de Atención Múltiple.

El director ejecutivo de la descentralizada, Sergio Nevarez Rodríguez, descartó acudir a la convocatoria realizada por los vecinos promoventes. Tampoco hubo presencia del personal del departamento de Factibilidades.

La asamblea inició con cuestionamientos preparados previamente por las vecinas y vecinos promoventes, los cuales fueron respondidos en su mayoría por Adelaido Leos.

Leos Rodríguez destacó que en esta época de verano hay sobredemanda del agua, por lo que el servicio ha sido insuficiente. Añadió que las tomas clandestinas son un factor importante y advirtió que hay personas ajenas a la JMAS que manipulan las válvulas de presión de la distribución del agua potable.

Foto: Abraham Rubio

El funcionario aseguró que en la emisión de factibilidades a los desarrolladores de industria, comercio y servicios, se les exige infraestructura para que el servicio no se vea disminuido en las casas ya existentes. 

Los funcionarios de Atención Múltiple aseguraron que se pueden celebrar convenios y nuevos contratos para todas las personas que acrediten la posesión de una casa habitación a través de su credencial de elector o cualquier otro recibo. Añadieron que, a pesar de que en algunas colonias el consumo de agua es menor debido a la poca presión, existe una tarifa mínima que es de 10 metros cúbicos. 

Los cuestionamientos giraron en torno a la disposición y gestión del agua, convenios y contratación del servicio, así como la emisión de factibilidades.

Uno a uno, los vecinos fueron tomando la palabra para exigir respuestas y mejores condiciones en el servicio. Estos fueron sus principales cuestionamientos y las respuestas otorgadas por la descentralizada:

Carlos Flores, habitante de la colonia Sor Juana Inés de la Cruz: ¿Por qué la colonia Sor Juana Inés de la Cruz y otras cercanas no tenemos disponibilidad de agua y cuando la tenemos es muy poca la presión?

Adelaido Leos: Es cierto, esta colonia tiene 22 años de creación y cuando se concibió estaban condiciones diferentes. El tanque cercano, casi esquina con Mesa Central y Manuel Talamás Camandari, es el que abastece la zona de Sor Juana Inés de la Cruz, Tierra Nueva 1 y 2 y colonias aledañas. Asimismo tenemos un tanque elevado, que es de 450 metros cúbicos- Ese tanque, su condición de elevado es para que nos dé una presión, la cual está a 15 metros de altura.

Sin embargo, no tenemos que tapar el sol con un dedo: la expansión demográfica ha sido mucha, la demanda en la temporada de calor se ha acrecentado y de alguna forma tratamos que con el mismo recurso que se tiene, extenderlo a todos los punto. Sin embargo ha sido tanto la demanda, que ha sido insuficiente.

Sí se tienen que hacer ajustes consensuados y matemáticamente planeados. Se está haciendo una sectorización, en base a modelos hidráulicos, para poder distribuir el agua de manera equitativa, no solo en esta colonia, sino en toda la zona suroriente y El Barreal y de Riberas del Bravo. Estamos tratando, de alguna forma, eficientar ese recursos y nos queda claro que ha sido insuficiente.

Nos hemos percatado de que mucha gente, por desesperación, va y manipula las válvulas para que salga más agua, y eso en lugar de beneficiar nos perjudica, porque estamos haciendo los movimientos de acuerdo con un plan matemático modelado (…) Aunado a esto, tenemos mucho clandestinaje.

Foto: Abraham Rubio
Carlos Flores: ¿Por qué si hay días o semanas en los que no contamos con el servicio del agua o es deficiente los recibos, siguen llegando por la misma cantidad o incluso hasta más?

Adelaido Leos: La tarifa la pueden checar en el acta de tarifas que se emite cada año. Ahí viene documentado que el cobro mínimo va a ser de 10 metros cúbicos, consuman o no consuman agua. Sin embargo, ya se ha visto en otros fraccionamientos que el área comercial sí ha optado por llegar a un acuerdo en ese sentido.

Carlos Flores: ¿A qué se compromete la Junta Municipal de Agua para garantizar la disponibilidad y calidad del servicio del agua potable?

Adelaido Leos: La Junta Municipal de Agua y Saneamiento es dependiente del Gobierno del Estado. Claramente está en la Ley de Agua del Estado de Chihuahua, que el organismo es el único facultado para entregar el agua potable, asequible y con presión que satisfaga las necesidades de las familias. Nosotros, como Junta de Aguas, se optó por el laboratorio que se tiene que está certificado, esto significa que cada fuente de abastecimiento que ustedes ven son monitoreadas constantemente para garantizar que el agua sea totalmente potable. Si no es potable, no se va a suministrar a la red.

Elia Valles, habitante de la Sor Juana Inés de la Cruz: Requerimos un programa integral de facilidades de pago que se ajuste a necesidades y condiciones de la comunidad y que sea accesible para el contexto económico de muchas personas, el cual no les permite ajustarse a los requerimientos de pago que se establecen en los convenios o estar pagando intereses por los rezagos.
Solicitamos que se gestione ante Gobierno del Estado la expedición de comprobantes de propiedad de la vivienda para poder realizar contratos ante la Junta de Aguas, ya que los procesos de escrituración son muy lentos y no nos permite cumplir con los requerimientos para estar dentro del padrón de usuarios de la Junta.

Angélica Ceniceros (JMAS): Ahorita estamos haciendo contratos por posesión, que significa que si usted nos acredita ante Junta de Agua que usted está usando el servicio en ese domicilio, usted puede hacer el contrato. Lo puede comprobar con su credencial de elector con la dirección en donde quiere contratar, o algún otro recibo de luz y gas que tenga domicilio a su nombre. Con eso le podemos hacer su contrato de agua.

Foto: Abraham Rubio
Marcela Armendáriz, habitante de la Sor Juana Inés de la Cruz: Desde la Junta Municipal de Agua y Saneamiento ¿Cuál es la política pública en cuanto a la gestión del agua para el suroriente de la ciudad?

Adelaido Leos: Como ya lo mencioné, la política pública que ha externado la gobernadora es que de alguna forma otorguemos un servicio de calidad, que el agua sea potable, que garanticemos el abasto y el gasto requerido para cada familia para que pueda hacer sus necesidades primarias. Hemos trabajado en ello desde esta administración, con mucho esfuerzo.

Me queda claro que se están rehabilitando tanques como el de Las Haciendas, el tanque Creel, que ya está por entregarse. Antier se inauguró el tanque de Lomas de Poleo, en la zona de Anapra. Vienen muchas obras que se están trabajando.

La política pública, de alguna forma, es estar cumpliendo con lo que es nuestro deber. Nos guste o no, legalmente estamos instruidos para poder llevarlo a cabo.

Marcela Armendáriz: ¿Por qué siguen autorizando factibilidades para las maquilas y casas nuevas?

Adelaido Leos:  Por la simple y sencilla razón de que a nosotros nos llega un uso de suelo de parte del Municipio, que es la primera instancia en la que el nuevo desarrollador acude, y nosotros bajo esa primicia estamos obligados ante la ley de ver la forma de cómo dotar los servicios.

De tal suerte que para poder desarrollar un negocio, o lo que usted me ponga en la mesa, se tiene que emitir un dictamen de factibilidad de servicios. En ese dictamen se le condiciona al nuevo desarrollador cuáles son las obras de reforzamiento o a qué está obligado a pagar y comprometerse para garantizar el vital líquido.

Significa que se tiene que crear una nueva forma de abastecimiento: si tienen que perforar un pozo y equiparlo, lo tienen que hacer; si tienen que equipar o construir un tanque o vía de conducción, lo tienen que hacer. En ese documento está detallado para que el desarrollador haga lo que tenga que hacer para garantizar el servicio, sin que esto merme la condición de las viviendas ya existentes o las nuevas.

A las maquiladoras no les debe de faltar el agua, así como a los centros hospitalarios o hoteles y demás, porque por normativa ellos tienen que tener sistema contra incendios.

Foto: Abraham Rubio
Martha Angélica Montoya, habitante de Riberas del Bravo: ¿Cuántas empresas de las que han construído en Juárez han construído un pozo?

Adelaido Leos:  Yo no soy el de factibilidades, pero créame que si gustan les podemos hacer llegar a cuáles empresas se les ha estado pidiendo. Se les pide no solo que equipen en cuanto a infraestructura, se les pide a veces un área y para un pozo. Se les pide un terreno de 400 metros mínimo; para un tanque se les pide de 3 a 5 mil metros cuadrados, aparte de equipar el pozo, y como a veces son varios desarrolladores que se van a servir de esa nueva fuente, se les pide de manera proporcional en función de su gasto de consumo y en función de su terreno que ocupe su maquila.

Martha Angélica Montoya: ¿Por qué si las etapas de Riberas no tienen agua, hay albercas con tomas en donde van a llenar trailers de dobles pipas?

Adelaido Leos: Resulta que es un predio particular que sí está abasteciendo agua en pipa, pero es un pozo agrícola, o como le llamamos, PGI, los cuales están dispuestos a lo largo de la franja del Río Bravo y son pozos de muy poca profundidad que están a 40 o 60 metros, lo que significa que están extrayendo agua del acuífero somero que es agua de mala calidad. Y nosotros en predios particulares, aunque sea un pozo, no nos podemos meter. Si está persona está extrayendo agua y la está vendiendo como potable, mal hecho. Avísennos por favor.

Foto: Abraham Rubio