julio 19, 2024
Sociedad

Una lucha legal por María, la mujer que murió en el incendio de una tienda durante el jueves negro

Lo que pasó se pudo haber evitado”, dijo el esposo de María de Refugio Gómez Rentería, quien demandó a la cadena Oxxo por no contar con una puerta de emergencia que permitiera a la mujer ponerse a salvo durante el incendio de la tienda donde trabajaba, el 11 de agosto del 2022 en Ciudad Juárez

Por Blanca Carmona / La Verdad

Ciudad Juárez, Chihuahua.– El jueves negro, como se le llama al 11 de agosto del 2022 por la violencia registrada en la ciudad, Ángel Holguín López recibió la última llamada de su esposa. El hombre recuerda que ella le dijo que estaba atrapada en un incendio al interior de su trabajo y le pidió que la ayudara a salir.

“Negrito, apúrate porque estamos aquí hay mucho humo, no sé qué está pasando, yo creo que está quemando y no puedo pasar, no podemos salir de la oficina, o sea, apúrate para que me ayudes”, relató Holguín López sobre lo que María de Refugio Gómez Rentería le alcanzó a comentar desde la tienda de conveniencia donde trabajaba.

María del Refugio, de 54 años, murió al intoxicarse con el monóxido de carbono en medio de un incendio intencional desatado contra la tienda Oxxo de la calle Hiedra, uno de los negocios que resultó con daños durante ese día que dejó en total 11 personas asesinadas en la ciudad. Un hecho que sigue en la impunidad.

Ángel consideró que María no pudo salir de la tienda, Rapiditos Bib Bip operada por la Cadena Comercial Oxxo S.A. de C.V., debido a la falta de una puerta de emergencia; además, por no contaban con capacitación sobre qué hacer en un caso así y, también, por el fuego ocasionado por un grupo delictivo.

Las llamas le impidieron salir por la única puerta disponible que tenía del negocio, ubicado la calle Hiedra 6439, en el cruce de la calle Cártamo, en Ampliación Aeropuerto. En ese hecho también murió Sayra Janeth de Santiago Castro, de 18 años.

A poco más de un año de la muerte de María del Refugio, su familia ha iniciado una lucha legal buscando dejar un precedente que obligue a esta cadena de tiendas a contar con puertas de emergencia en sus tiendas y a capacitar al personal, pero también a reparar el daño causado por el fallecimiento de su pariente.

El pasado 21 de septiembre, la familia de María del Refugio presentó una demanda por responsabilidad civil y daño moral en la que exige al menos dos prestaciones:  un pago no menor a 30 millones de pesos y una indemnización por responsabilidad civil por un millón 130 mil pesos.

La demanda se recibió en el Juzgado Primero Civil por Audiencias bajo el número de expediente 1044/23, informaron los abogados que la representan del despacho Lex Iusta Abogados.

“Yo le dije: “sí, ahí voy amor. ahí voy rápidamente yo para allá”. Ya no me faltaba mucho, ya mero llegaba. Llegué como en cuatro minutos o menos, ya iba. Todos los días iba por ella a esa ahora más o menos”, recordó Ángel Holguín.

Esa fue la última conversación de la pareja, que tenía 32 años casados, procrearon cuatro hijos y estaban esperando a su quinto nieto.

Cuando Ángel llegó, vio la tienda envuelta en llamas. Se desesperó. Aunque intentó entrar a sacar a su esposa, los compañeros de ella no le permitieron entrar al establecimiento.

Lo único que pudo hacer fue esperar la llegada de los bomberos, señaló.

“Todos dijeron “ahorita llegan los bomberos”, y yo les gritaba, les decía que, pues mi señora estaba adentro que ella me había hablado, que estaba adentro junto con otra chavalita a la que estaba entrevistando, por eso estaban en la oficina”, contó Ángel.

Puerta trasera tenía cortina metálica con candado

María del Refugio tenía 17 años trabajando para la cadena comercial Oxxo, los últimos cuatro años en la sucursal que fue quemada.

El día del incendio ella estaba en la parte posterior de la tienda, en un espacio habilitado como oficina. Esa área contaba con una puerta interior que daba a la tienda y atrás había otra puerta que hacía el lado exterior contaba con una cortina metálica cerrada con candado, es decir, no había un acceso que hubiera permitido a las víctimas salir, indicó Holguín López.

La cortina metálica únicamente se abría por fuera y para recibir mercancía, dijo Ángel.

De acuerdo con abogados de la familia de la víctima, la demanda está encaminada a denunciar al menos tres presuntas negligencias de la cadena comercial como patrón:

No capacitar al personal para el uso de extintores, en el negocio si había estos artefactos, pero nadie los utilizo por desconocimiento; haber violado un deber de cuidado, es decir, no tener ubicadas salidas de emergencia; e incumplir con las normas oficiales mexicanas, también por la falta de capacitación.

“Que sean conscientes, lo que pasó se pudo haber evitado y no sabemos si más adelante vuelva a pasar, otra vez, algún incendio, qué sé yo, esperemos que no, esperemos en Dios que no, que no pasa nada de eso… pero pues teniendo a las puertas de emergencia como deben de ser se pudo haber evitado”, dijo Ángel.

En respuesta a la demanda, los abogados de Oxxo lamentaron el hecho y señalaron que María del Refugio decidió no salir de la tienda y acusaron que los deudos están lucrando con su muerte.

“… los agresores con sus acciones y comportamiento, y de forma por demás escandalosa, exigieron (advirtieron) a nuestros colaboradores y clientes que salieran del lugar, pues algo malo pasaría; a pesar de esto, nuestra colaboradora María del Refugio, a diferencia de otras personas que sí salieron, optó por permanecer en el lugar”, se indica en el documento firmado por el representante legal de Oxxo, identificado como Jorge Luis Iglesias González.

En la respuesta a la demanda de los familiares de la víctima también se afirma que Oxxo cumplía con las salidas de emergencia conforme al Reglamento de Protección Civil del Municipio y el Reglamento de Construcción del Municipio y tenía extintores, detectores de humo y anuncios preventivos.

Además, indicaron que María del Refugio contaba con un seguro de vida y refieren que el llamado jueves negro fue un acto terrorista imposible de prever, para el cual ninguna empresa podría estar preparado, ni hacer frente.

“Grupo FEMSA Comercio”, responsable de la comunicación corporativa de la Cadena Comercial Oxxo, declinó dar una entrevista para abundar sobre el caso, indicando que no realizan declaraciones respecto a procesos legales en curso.

A través de una ficha informativa FEMSA únicamente informó “la seguridad, el bienestar y la integridad física de nuestro personal colaborador y nuestros clientes es prioridad. Por tal motivo, mantenemos actividades preventivas y de capacitación continúa”.

Esto no desanima a la familia de María de Refugio que además de justicia y reparación del daño causado, busca dejar el precedente de que las tiendas de esa cadena comercial cuenten con puertas de emergencias para seguridad de sus empleados y clientes.

“Lo que pasó se pudo haber evitado”, expresó Ángel.

Este contenido es publicado por YoCiudadano con autorización de La Verdad. Da clic aquí para ver el original.