junio 25, 2024

Semáforo permanecerá en rojo al menos hasta el 21 de junio

Chihuahua, Chihuahua.—Luego de que el Gobierno Federal anunciara que el estado de Chihuahua se encuentra en alerta máxima por riesgos de contagio por COVID-19 al menos hasta el 21 de junio, el gobernador Javier Corral Jurado indicó que que el semáforo de reapertura se mantendrá en rojo. Corral Jurado informó que hoy se llevará una reunión con la Subsecretaría de Promoción y Prevención de la Salud que encabeza el doctor Hugo López-Gatell, para cruzar datos e información que permita conocer si es favorable para todo el estado avanzar en el semáforo COVID-19. El Gobernador mencionó que presentará una propuesta a López-Gatell y su equipo que considera una reapertura escalonada y diferente para cada región del estado pues debido a las largas distancias que hay entre una ciudad y otra, así como la diversa concentración urbana de los municipios, podría permitir que ciertas zonas avancen primero en el semáforo.

También te puede interesar: Analizan ‘regionalizar’ semáforo de reapertura

Agregó que esto primero deberá ser considerado por las autoridades sanitarias federales para poder ser implementado como un nuevo acuerdo y que posteriormente sea socializado con la ciudadanía. Desde el pasado 30 de mayo, el gobierno estatal emitió el Acuerdo Número 083/2020, en el que dicta la estrategia para la reapertura de todas las actividades en el territorio estatal basada en el sistema de semaforización COVID-19, impulsado por el gobierno federal. El semáforo consiste en cuatro indicadores (riesgo máximo, riesgo alto, riesgo medio y riesgo bajo) representados por cuatro colores (rojo, naranja, amarillo y verde), en el que se toman en cuenta diferentes datos como la ocupación hospitalaria, la tendencia de enfermedad, el desarrollo del síndrome de la enfermedad y el porcentaje de positividad que tiene, entre otros, para determinar el avance en el semáforo. Otros de los aspectos que la Secretaría de Salud Estatal toma en cuenta para considerar si se avanza en el sistema son los porcentajes de pruebas diagnósticas que se realizan, el nivel de ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos y la diseminación del virus. No obstante, otro elemento que el Gobernador solicitará se tome en cuenta es el de “la vastedad del territorio, la dispersión territorial de 247 mil kilómetros cuadrados que tiene Chihuahua”, donde cada región tiene niveles muy distintos de transmisión y diferentes velocidades de propagación del virus. Hasta el momento han fallecido 457 personas por COVID-19 en el estado y existen 2 mil 702 casos positivos, según el último dato proporcionado por la Secretaría de Salud.