julio 16, 2024
Gobierno

Municipio vende terreno del Rastro a hermano y socio de funcionario

De acuerdo con un avalúo del Catastro, cada metro cuadrado del predio ubicado en la colonia Eréndira vale mil pesos; en total, Enalte pagará 66 millones.

Por Abraham Rubio y Miguel Silerio / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.— De forma unánime y sin discusión por parte de las y los regidores, el Cabildo de Juárez aprobó hoy la venta del terreno del Rastro Municipal a favor de la empresa Enalte Desarrollos Inmobiliarios, propiedad de Luis Eduardo Ibarra Molina, quien es hermano y socio del director de la Operadora Municipal de Estacionamientos de Juárez, Francisco Javier Ibarra Molina.

Luis Eduardo Ibarra Molina y su hermano Francisco Javier, director de la OMEJ, son socios en al menos seis empresas, entre ellas las constructoras Yvasa, Coniq y Gexiq, esta última una de las principales proveedoras de obras pública del gobierno municipal hasta 2016, cuando la Contraloría pidió desestimar su participación en licitaciones y adjudicaciones de contratos.

Ese mismo año fue fundada Enalte, por Luis Eduardo Ibarra Molina y Carlos Enrique Méndez Grado, actual director y representante legal de la empresa, y quien hasta diciembre de 2021 fungió como Consejero Técnico de Constructora Yvasa.

Acta constitutiva de Gexiq

La regidora coordinadora de la Comisión de Revisión de las Enajenaciones de Terrenos Municipales, Ana Estrada García (Morena), señaló que la comisión no participó en el proceso de subasta pública y enfatizó que solo le tocó analizar la solicitud de enajenación a título oneroso.

“Nos pareció a la Comisión de Enajenaciones, por eso dictaminamos en sentido positivo otorgarle la enajenación a título oneroso, que, número uno, es un predio del municipio, que pues no nos estaba dando ninguna utilidad; número dos, el objetivo de enajenar este predio es para poder costear un proyecto muy noble y con un sentido social muy grande que tiene el presidente Cruz Pérez Cuéllar en otro sector de la ciudad”, sostuvo la regidora.

Al ser cuestionada por el posible conflicto de interés de Francisco Javier Ibarra Molina con la empresa que compró el predio, Estrada García sostuvo:

“Yo desconozco el acta constitutiva de la empresa, que como ya dije es el único postulante o fueron los únicos interesados en el predio en mención, a mí no me corresponde revisar el acta constitutiva de quien quiere comprar en este caso el predio; a nosotros como Comisión, repito, nos toca analizar, poder autorizar o no la enajenación”.

Agregó que desconoce quién debería de vigilar estos casos, pero dijo que para que el Municipio como tal o la administración empiece a analizar un conflicto de interés, tiene que haber una denuncia: “hasta ahorita nadie, que yo sepa nadie ha denunciado”. El terreno vendido mediante subasta pública tiene una superficie de 65 mil 475 metros cuadrados y está ubicado en el cruce de las calles Ixtazihuatl y la avenida Teófilo Borunda, en la colonia Eréndira.

La propuesta de Enalte, la única recibida por el gobierno municipal en el proceso de subasta que inició en mayo, asciende a 66 millones de pesos, por lo que la empresa estaría pagando 1,008 pesos por metro cuadrado. El avalúo comercial DCM/0280/2022, de fecha 24 de febrero de 2022 y elaborado por la Dirección de Catastro, establece que el valor del terreno sería de 1,000 pesos por metro cuadrado.

Enalte pagará como enganche la mitad, 33 millones de pesos, y el resto en pagos trimestrales con una tasa de interés anual del 10 por ciento. El plazo para la liquidación es de 2 años. El destino que se le dará al predio, adquirido por le gobierno municipal en 1968, es la construcción de fraccionamientos unifamiliares con aproximadamente 146 lotes, de acuerdo con la propuesta de la empresa.

Casi 80 millones de venta de predios irían a mega parque en el suroriente

El lunes, en su conferencia de prensa semanal, el alcalde Cruz Pérez Cuéllar aseguró que la venta de los predios que rodean al rastro se hicieron a quien presentó la mejor propuesta económica, en este caso la única, y que no hubo favoritismo.

“Como lo dijimos siempre: no se le va a vender al amigo, al compadre, sino al que pague mejor. En el rastro nada más se animó una empresa que creo que está haciendo una gran decisión (la empresa) porque eventualmente vamos a sacar el Rastro de ahí, y entonces se va a elevar la plusvalía”, apuntó.

El alcalde agregó que los predios representan 6.5 hectáreas de las 8 que hay en el sector, de las cuales el Rastro ocupa menos de dos. Pérez Cuéllar recalcó que no procederán con la escritura del predio hasta que la empresa finiquite el total del costo. Asimismo informó que recientemente se vendió un predio municipal en 15 millones de pesos y se tiene previsto vender otro más en alrededor de 40 millones.

A estos recursos le sumarían los 33 millones que pague Enalte como enganche, para acumular una cifra cercana a los 80 millones. Esta cantidad, más otros 20 millones de recursos municipales, serían destinados a la construcción del Gran Parque Suroriente en un predio de siete hectáreas ubicado en esa zona de la ciudad, y que podría ser inaugurado en un año.

“Será como otra Equis (Plaza de la Mexicanidad) pero mejor, con planta tratadora de agua. Las más de 400 mil personas que viven en el suroriente, cuando salen a divertirse vienen a la Equis, a la feria, o van al Parque Central o a El Chamizal, pero no tienen nada allá”, dijo.

Sobre la reubicación del Rastro Municipal, el alcalde mencionó que se analiza la posibilidad de construir un Rastro Tipo Inspección Federal (TIF), de la mano de la iniciativa privada.

La propuesta es ubicarlo a las afueras de la ciudad y que sea esta administración la que realice el proyecto a través de una licitación. “Es inconcebible que Juárez siendo una de las grandes economías del país, no tenga un rastro TIF”, añadió.