mayo 27, 2024

Jubilados municipales podrán trabajar en el Cerecito; anuncian aumento en el pago de pensiones para 2018

Los policías municipales ‘pensionados’ podrán laborar como custodios en el Centro de Rehabilitación Cívica Total (Cerecito)

Jubilados y pensionados del Gobierno Municipal podrán trabajar en el Centro de Recuperación Cívica Total (Cerecito), de acuerdo con el Alcalde, Armando Cabada Alvídrez, quien además anunció un aumento en el pago de pensiones y jubilaciones para 2018.

Luego del festejo para los integrantes de la Asociación de Jubilados y Pensionados Municipales de Ciudad Juárez, en el marco del Día del Padre, en donde además de recibir un donativo por 20 mil pesos repartido en sobres de mil pesos (de acuerdo con integrantes de la asociación), se anunció que los jubilados del Municipio podrán laborar en las instalaciones del Cerecito (centro de detención para conductores ebrios), que será iniciaría operaciones en aproximadamente tres semanas.

Con la apertura del centro de detención, el Municipio requerirá de más personal, por lo que serán abiertos espacios para aquellas personas que puedan laborar y cumplan con los requisitos establecidos, declaró Cabada Alvídrez, quien asistió al evento de la Asociación.

Entre los puestos por cubrir en el Cerecito se encuentra el de custodios, el cual podrán desempeñar los policías jubilados y pensionados.

Por otro lado, entre las declaraciones del alcalde en el evento de la asociación destacó que “tenían años sin recibir aumento a sus jubilaciones y pensiones y nosotros les hicimos justicia este año”, en tanto que los líderes de la asociación declararon que el Presidente Municipal autorizó un aumento en las pensiones y jubilaciones para el 2018.

YoCiudadano reportó en octubre de 2016, al inicio de la administración de Armando Cabada, que el Fondo de Pensiones para trabajadores del Municipio se encuentra en quiebra técnica, pues en dos años se habían tomado 710 millones de pesos del gasto corriente para pagar jubilaciones y pensiones.

Hasta apenas el año pasado, se reportó que casi el 30 por ciento de la nómina municipal es absorbido por pensionados y jubilados.