mayo 27, 2024
Gobierno

Intentan limitar acceso de vecinas a sala de Cabildo… Otra vez

Con el argumento de “aforo lleno” o que se trataba de una “reunión privada”, policías que resguardan la sala de Cabildo intentaron restringir el acceso dos veces a ciudadanas inconformes con el cambio de zonificación del predio denominado ‘Parque Logístico Zaragocita’

Por Abraham Rubio / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.– En menos de una semana, las autoridades municipales intentaron restringir dos vez el acceso a la sala de Cabildo a vecinas de Riberas del Bravo que están inconformes con el dictamen que autoriza el cambio de zonificación del predio denominado ‘Parque Logístico Zaragocita’, que daría luz verde para convertir un área de captación pluvial en una nave industrial.

Tras protagonizar una protesta a las afueras de la Presidencia Municipal, y con el conocimiento de que el dictamen se había bajado a comisiones en la Reunión Previa, las vecinas y vecinos llegaron a la entrada del Salón Francisco I. Madero –donde se llevan a cabo las sesiones de Cabildo– a las 11:10 de la mañana de este miércoles, donde dos agentes de la policía municipal les negaron el acceso, indicándoles que podrían entrar hasta el inicio de la sesión, programada a las 12:00 del mediodía.

Sin embargo, llegada la hora, no se les permitió la entrada. Las dos agentes de la policía municipal permitieron la entrada paulatina de regidores y regidoras, así como sus asesores, pero no la entrada de la ciudadanía, a pesar de que las vecinas se había formado afuera del salón 50 minutos antes para asegurar su lugar.

La sesión inició con 23 sillas vacías en el público y ocho ocupadas por asesores y servidores públicos del Municipio. Tras el himno nacional y durante la toma de asistencia, el director de Gobierno, Oscar Murillo Delgado, se aproximó a la entrada a instruir a las agentes a que permitieran la entrada solo para ocupar las sillas que estaban disponibles.

Servidores públicos sentados entre la audiencia de la sesión ordinaria de Cabildo / Foto: Abraham Rubio

Pese a esto, las autoridades municipales dejaron fuera alrededor de 10 personas, entre los cuáles había estudiantes universitarios, vecinas de Riberas del Bravo y representantes de organizaciones de la sociedad civil que querían ejercer su derecho al Cabildo Abierto.

La ciudadanía pudo acceder hasta que la síndica municipal de Juárez, María Esther Mejía Cruz (Morena), y la regidora coordinadora de la Comisión de Participación Ciudadana, Austria Galindo Rodríguez (PAN), salieron a recordarle a los policías municipales que las sesiones de Cabildo son públicas y abiertas.

“Ya está lleno el aforo”, respondió una de las agentes. “Tienen que pasar ciudadanos; van a estar de pie, no se preocupe”, le indicó la síndica.

Poco después, la regidora Austria Galindo se aproximó a las policías para indicarles que la sesión era de carácter público, a lo que la agente contestó que no podía permitir acceso porque “no puede haber gente parada”.

Pero es pública, sí ha habido gente parada (…) Es pública, si tienen instrucción les pediría que me la comenten”, le insistió la regidora.

En pasadas sesiones, la Secretaría del Ayuntamiento ha permitido la presencia de personas de pie, incluso ha instalado más sillas para que estas puedan presenciar la sesión de Cabildo, como cuando compareció el director del Instituto Municipal del Deporte y Cultura Física (IMDEJ), Juan Carlos Escalante Suárez, por el proyecto de la Arena de Rodeo el pasado 26 octubre de 2022.

Sesión de Cabildo del 26 de octubre de 2022 / Foto: Favia Lucero
Segunda vez en una semana

El lunes 9 de octubre, las vecinas de Riberas del Bravo denunciaron que las autoridades municipales restringieron el acceso a más de 30 ciudadanos al Salón Francisco I. Madero –donde se llevan a cabo la reunión previa y sesiones de Cabildo– porque “era una reunión privada”.

Las vecinas acudieron a expresar su inconformidad ante los regidoras y regidores al enterarse en medios de comunicación acerca del proyecto que busca descargar al Dren 2A el agua del Arroyo Zaragoza, debido a la posibilidad de que el proyecto agrave aún más la problemática de inundaciones que se registran en las diferentes etapas de Riberas del Bravo.

En aquella ocasión, la guardia de seguridad que resguarda la puerta del Salón Francisco I. Madero les negó la entrada a los 32 vecinos bajo el argumento de que la Reunión Previa era “privada”. 

No fue hasta casi media hora después, ya iniciada la discusión del dictamen, y tras la denuncia de la regidora Yolanda Reyes Castro (PT), que las autoridades municipales permitieron la entrada solo a siete de los 32 vecinas y vecinos que acudieron.