febrero 24, 2024
Sociedad

Estudiantes presentan proyecto de accesibilidad universal para el suroriente

El proyecto busca que las calles Soneto 148 y Soneto 145, en la colonia Sor Juana Inés de la Cruz, sean pavimentadas incorporando la accesibilidad universal. Las vecinas someterán la propuesta al Presupuesto Participativo 2024. 

Por Favia Lucero / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Estudiantes de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez que realizan su servicio social en Fundación Integra, presentaron a vecinas de la colonia Sor Juana Inés de la Cruz un proyecto para que las calles Soneto 148 y Soneto 145, que actualmente son de terracería, sean pavimentadas y equipadas con accesibilidad universal. 

Kelly Silvestre Segovia, Adriana Suárez García y Marcos Ramos Pacheco son quienes diseñaron la propuesta que buscan presentar como dos proyectos para el Presupuesto Participativo 2024.

En lo que va de la actual administración a cargo de Cruz Pérez Cuéllar, solamente un proyecto de los 208 que han resultado ganadores en los ejercicios de los presupuestos participativos de 2022 y 2023 ha sido propuesto completamente apegado a la accesibilidad universal; este fue promovido por Fundación Integra.

Las vecinas de la colonia ubicada al suroriente de la ciudad, acompañadas del grupo ‘Cachitos de Amor’, integrado por más de 260 madres de niñas y niños con discapacidad, reconocen la urgente necesidad de que ambas vialidades sean accesibles para todas las personas pues es el camino que varios estudiantes de la Telesecundaria 6228 que viven con una discapacidad, toman diariamente.

Foto: Favia Lucero

De acuerdo con la estudiante Adriana Suárez García encontraron diversas problemáticas en ambas vialidades que deberán atenderse para la correcta ejecución del proyecto. El exceso de basura, la pendiente de la calle Soneto 148 que ocasiona encharcamientos, los vehículos estacionados sobre la calle y que los conductores no respeten los sentidos de la misma, fueron los que enunció.

En el mismo sentido opinaron las vecinas, quienes se quejaron por los carros que impiden el paso peatonal por donde debería existir una banqueta. Para prevenir esta situación, el equipo de estudiantes propuso que la banqueta esté a nivel de la calle delimitada por bolardos que permitirán a los peatones trasladarse de manera segura. 

Respetando la medida mínima de la accesibilidad universal, en algunas zonas la banqueta será de 1.50 metros, con guía podotáctil y vegetación. Por lo irregular del espacio, otras zonas tendrán banquetas más anchas.

El equipo de estudiantes realizó un mapeo de todos los accesos peatonales y vehiculares de las viviendas de ambas calles para tomarlos en cuenta en el diseño y así respetar la libre movilidad. Y para atender los encharcamientos, proponen colocar vasos de captación en el punto donde convergen ambas vialidades. 

La calle tendrá 6 metros de ancho, 3 metros para cada carril, luego seguirá la barrera de bolardos, vegetación y postes de alumbrado; al lado estará la guía podotáctil y finalmente la zona peatonal que dará directamente al acceso de las viviendas.

Entusiasmadas por el proyecto y los beneficios que brindará a toda la comunidad, las vecinas comentaron que este viernes meterán la propuesta al ejercicio del próximo año.