junio 16, 2024
Gobierno

Estado retiró apoyo económico a madres de menores con discapacidad; piden empleo para solventar gastos

Ciudad Juárez, Chihuahua.— El grupo de madres de niñas y niños con discapacidad ‘Cachitos de Amor’ solicitó ayer a la Subsecretaría de Desarrollo Humano y Bien Común un programa de empleo desde casa para poder ofrecer a sus hijos seguridad social y solventar gastos médicos.

La petición surgió a raíz de que el gobierno de María Eugenia Campos Galván retiró los apoyos económicos de mil 200 pesos mensuales a madres de niñas y niños con discapacidad, y en su lugar el gobierno del estado les comenzó a ofrecer despensas.

Durante una audiencia en el Parque Rotario de la colonia Carlos Castillo Peraza, en la que estuvo presente el jefe del departamento de Programas Sociales de la Subsecretaría de Desarrollo Humano y Bien Común, Alberto Vela, las madres externaron que dichos apoyos eran utilizados para solventar una parte de los gastos en medicamentos, consultas con especialistas y estudios médicos de sus hijos, debido a que el seguro social no cuenta con los suficientes especialistas y medicamentos que requieren las niñas y niños con discapacidad.

Alberto Vela informó que el apoyo económico era suministrado de manera mensual a las madres, sin embargo esto cambió pues la actual administración estatal detectó un presunto mal uso de los recursos en otros municipios. 

“Era un apoyo de aproximadamente mil 400 pesos que se daba en la administración pasada y ahora se modifica esta situación por cuestiones de que llega ahora la gobernadora Maru Campos y encuentra que en la zona serrana y en algunos municipios cercanos a Ciudad Juárez la gente hacía mal uso de este recursos”, comentó Vela.

En la reunión con las madres de familia, la mayoría de ellas habitantes del suroriente, el jefe de Programas Sociales se comprometió a tramitar un apoyo económico para los gastos médicos, estudios, consultas y medicamentos que requieren las niñas y niños con discapacidad.

Para acceder al apoyo económico, las madres deberán presentar algunos requisitos como el diagnóstico de sus hijos y las cotizaciones de sus gastos médicos. De acuerdo con Alberto Vela, dicho apoyo podrá ser de hasta 15 mil pesos.

Sin embargo, las madres de las niñas y niños desean que se les tome en cuenta en un programa de empleo desde casa, debido que sus labores de cuidado con sus hijos dificultan que puedan acceder a trabajos convencionales y, por lo tanto, a seguridad social.

“Nosotras estamos dedicadas a nuestros niños 24 horas, siete días a la semana. No podemos trabajar fuera porque no hay quienes se encarguen de ellos, entonces queremos que nos apoyen platicando con algunas empresas para que ellas nos adapten un trabajo desde casa y así poder generar ingresos y dar un seguro social a nuestros hijos”, relató Sara Cárdenas, madre de una niña con autismo.

Alberto Vela también se comprometió a acudir a una nueva reunión con las madres el lunes 17 de octubre, en compañía de personal del Sistema Nacional de Empleo.

Sara agregó que otra necesidad apremiante que tienen las niñas y niños con discapacidad es el acceso a escuelas públicas en donde haya maestras y maestros capacitados para atenderlos.

“Ninguna de las escuelas alrededor de aquí cuenta con apoyos para que capaciten a los maestros sobre cómo tratar a niños con discapacidad”, comentó.