julio 15, 2024
Gobierno

El Salvador califica incendio como ‘crimen de Estado’; pide cesar a titular del INM

Previo a una reunión en la delegación de la Fiscalía General de la República (FGR) en Chihuahua, la viceministra salvadoreña solicitó la destitución y el procesamiento de Francisco Garduño Yáñez, así como la investigación de altos funcionarios responsables de la política migratoria.

Por Abraham Rubio / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.— La viceministra de Diáspora y Movilidad Humana de El Salvador, Cindy Mariella Portal Salazar, calificó el incendio del pasado lunes como un “crimen de Estado” y exigió la destitución y el procesamiento del comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño Yáñez.

A las afueras de la delegación de la Fiscalía General de la República (FGR) en Chihuahua, la funcionaria pidió que la investigación por el fallecimiento de al menos 40 personas migrantes en la estación migratoria de Ciudad Juárez llegue a los altos funcionarios a cargo de la política migratoria en México.

“El Salvador exige una condena ante ese crimen que lo cataloga como un crimen de Estado; nosotros tenemos la suficiente moral para exigir justicia ante esta masacre que el Gobierno Mexicano ha dado a nuestros connacionales migrantes”, señaló.

La viceministra Portal Salazar exigió que el comisionado del INM, Francisco Garduño Yáñez, sea destituido y procesado por la tragedia migrante.

“Hemos exigido que se condene con cárcel a los culpables, y no solo a los que actuaron frente a la emergencia, sino aquellos responsables de la política migratoria, que hasta el momento no ha existido ningún secretario de Estado que haya sido cesado o procesado”, informó.

La funcionaria salvadoreña sostuvo que “el primer acto de corrupción es aceptar un puesto para el cual no estamos preparados”, en alusión a las autoridades migratorias.

Con respecto a la repatriación de los restos de las víctimas, informó que sus familiares llegarán este martes para que puedan reconocerlas y así liberar los cuerpos con las certificaciones.

Reconoció que el Gobierno Mexicano prometió un avión para realizar el proceso de repatriación, pero ante la falta de fechas concretas para la realización de este procedimiento, el propio gobierno salvadoreño solicitó a una funeraria el traslado de los restos por vía terrestre, en un lapso de 72 horas.

Portal Salazar dijo que el manejo de los datos por parte del Gobierno Mexicano fue irresponsable: primero aseguró que el número de víctimas de origen salvadoreño fue de 12, cifra que más tarde se actualizó a siete.

Por otra parte, señaló que el Consulado General de El Salvador en Ciudad Juárez no fue notificado oportunamente por las autoridades mexicanas, puesto que la notificación llegó hasta el mediodía del martes, casi seis horas después de que el propio personal consular acudiera a las instalaciones de la FGR a solicitar información de los ocurrido en la estación migratoria.

La viceministra salvadoreña informó que mantuvo una reunión con el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes Zúñiga, y representantes de las cancillerías de Colombia, Venezuela, México, Guatemala y Honduras; así como, con el del titular de la Oficina de Representación del INM en Chihuahua, el contraalmirante Salvador González Guerrero.

Aseguró que El Salvador ha sido el único país que ha condenado y que está exigiendo justicia y reparación de los daños. “Queremos que pare esta xenofobia para el pueblo centroamericano, porque nos están tratando de la misma forma que a ustedes los tratan en Estados Unidos”, señaló.

La noche del lunes, la delegación del Gobierno de Guatemala también tuvo una reunión con autoridades mexicanas en la delegación de la FGR en Chihuahua, sin embargo, esta se limitó a declarar a la prensa que actualmente se encuentran trabajando en la parte técnica para la identificación humana de las víctimas.