junio 21, 2024
Comunidades

Del Norte Son: un proyecto musical para las juventudes del suroriente

Del Norte Son es un sello discográfico independiente surgido en el suroriente de la ciudad y enfocado a las juventudes que lo habitan. Sus creadores, Javi y  Uriel Salazar, explican que el proyecto surgió por amor al barrio y para ayudar a las juventudes en situación de vulnerabilidad. 

Por Jonathan Álvarez / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Hace dos años, Javier Juárez, conocido artísticamente como Javi, comenzó a hacer música de manera profesional y fundó el sello discográfico y estudio Del Norte Son (DNS), un espacio independiente para las juventudes del suroriente que quieren incursionar en la música.

El espacio se encuentra en la calle 8 de Diciembre de la colonia Manuel J. Clouthier y tiene abiertas sus puertas para las juventudes del suroriente de la ciudad, asegura Javi, quien comenzó a hacer música y a cantar desde los 14 años de edad.

En el estudio varios jóvenes han grabado música rap, trap y reguetón de manera independiente.

Uriel Salazar es uno de los cantantes que se ha formado desde este estudio y ha lanzado varios sencillos que se están disponibles en YouTube.

Ambos relatan que el proyecto de Del Norte Son surgió por el amor y el respeto al barrio, así como para ayudar a las juventudes en situación de vulnerabilidad. 

Javi considera que la música es una herramienta terapéutica, pues personalmente le ha servido para salir adelante en situaciones difíciles.

“La música es un refugio muy fuerte, que puede ayudar a olvidar los problemas (…) yo me deshago en el micrófono. Grabo canciones con mis experiencias y poco a poco me voy sintiendo mejor y eso me ha ayudado a salir adelante”, comenta.

Del Norte Son se conformó por un grupo de amigos, quienes juntos han aprendido a grabar su música, editar videos y hacer labores de marketing.

Uriel y Javi se conocieron en 2019, cuando grabaron su primera canción en un estudio ubicado en la asociación civil Tenda di Cristo, en la colonia Fray García de San Francisco.

Dos años después decidieron fundar el estudio independiente, con la convicción de que a través de proyectos sociales emprendidos por la ciudadanía se puede ayudar a la población en situación de vulnerabilidad.

Javi / Foto: Jonathan Álvarez

Yo lo que quería era ayudar a la gente que lo necesita y pensé en hacer un grupo de música. Nos tomamos en serio el proyecto hasta hace dos años”, explica Javi.

El fundador del estudio asegura que el espacio está abierto para todo aquel que desee hacer música, ya que en otros estudios la producción musical es muy costosa. El único requisito para los jóvenes interesados es que tomen en serio el proyecto.

“El barrio tiene mucho talento, está en todos lados. Hay varios a quienes nos gusta la música y esto es para echarle ganas todos”, asegura Uriel.