febrero 29, 2024

Dejan secar árboles que fueron plantados en honor a normalistas desaparecidos

Ciudad Juárez, Chihuahua.— El 26 de septiembre de 2018, el colectivo ‘Arboles en Resistencia’ y otros colectivos derechohumanistas plantaron 43 árboles en el Monumento a Benito Juárez, en conmemoración a los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, que en ese entonces cumplían cuatro años desaparecidos. Ahora, dos años después de la siembra, solo quedan ramas secas de árboles que notoriamente han pasado mucho tiempo sin ser regados; hecho confirmado por el integrante del colectivo, Jorginhio Guerra.

“La problemática fundamental es la falta de riego. El acuerdo (con la Dirección de Parques y Jardines del Municipio) fue que se le daría mantenimiento al sistema de riego por goteo que ya existe en todo el Monumento”, contó Guerra.

Lee también: Plantan 43 árboles en conmemoración de normalistas de Ayotzinapa

En caso de no poder reparar el sistema de riego, la Dirección se encargaría de dar instrucciones a los encargados de dicha área verde para que regaran directamente los árboles más jóvenes, sin embargo, nada de esto sucedió. Durante estos dos años no se han regado ni una sola vez por parte del Municipio ni por medio del sistema, el cual hasta la fecha no han reparado, ni (han sido regados) directamente por los encargados”, agregó. Por ello, todo el primer año el colectivo se organizó para mantenerlos regados, a pesar de que esa actividad no les correspondía. De la misma forma, acudieron con el director de Parques y Jardines, Edmundo Urrutia para que se comprometiera a resolver la problemática de riego en el Monumento. Árboles en Resistencia tiene una copia firmada y sellada del oficio que se le presentó a Urrutia, sin embargo, nunca se llevó a cabo alguna acción para salvar los 43 árboles y el resto de la flora que se encuentra en uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad.

“El Monumento cuenta con tubería subterránea en excelentes condiciones y una presión de agua excelente. La excusa de Urrutia siempre fue la misma: ’No hay presupuesto’”, declaró Guerra.

Desde la perspectiva del miembro del colectivo ambientalista, el Municipio no ha invertido lo necesario en las áreas verdes de la ciudad, al contrario, ha deforestado zonas para la construcción de obra pública. En su opinión, la administración de Armando Cabada Alvídrez “es la más ecocida de las últimas décadas”.

Al realizar un recorrido por el lugar, se constató que la mayor parte del pasto se encuentra secó, al igual que un gran número de árboles. De los 43 árboles solo quedan algunos pues una parte fueron arrancados y de otros solo queda el tronco partido a la mitad. Los árboles que plantaron en conmemoración a los estudiantes desaparecidos eran de diversas especies como huizache, fresno y pino afgano, especies que son resistentes al clima desértico.