febrero 27, 2024

Consideraciones para las personas con discapacidad durante el brote de COVID-19

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró como pandemia el brote del coronavirus COVID-19, gobiernos de todo el mundo han tomado diversas medidas para mitigar el impacto de la enfermedad en la población. En el caso de México, y particularmente de Chihuahua, se han implementado medidas como la prohibición de eventos públicos multitudinarios, la suspensión de clases presenciales en las escuelas, la cancelación de actividades consideradas no esenciales y la difusión de campañas sobre las medidas de prevención de contagios. Para las personas con discapacidad, las consecuencias del virus pueden ser mayores y las medidas de mitigación menos accesibles. Por lo anterior, la Organización Panamericana de la Salud, organismo especializado de salud del sistema interamericano, afiliado a la OMS, emitió una serie de consideraciones dirigidas a hogares, gobiernos, prestadores de servicios y personal de salud. Es importante tener en cuenta que las personas con discapacidad pueden enfrentar diversos obstáculos para atender algunas de las medidas básicas de higiene, como en el caso del lavado de manos (si los lavamanos son inaccesibles o si la persona tiene dificultades físicas para frotarse bien las manos), para mantener el distanciamiento social, para acceder a información de salud pública o por la necesidad de tocar cosas para apoyarse o para obtener información sobre su entorno (como en el caso de las personas ciegas o con debilidad visual). Además, el COVID-19 puede impactar más gravemente a las personas con discapacidad, al exacerbar problemas de salud ya existentes relacionados con la función respiratoria, el sistema inmunitario, cardiopatías o diabetes, o al verse reducidos los servicios de los cuales dependen, por la saturación del sistema de salud. De acuerdo con la OPS, las dificultades que enfrentan las personas con discapacidad pueden reducirse si los distintos actores de la sociedad toman las medidas apropiadas. A continuación, se reproducen de forma literal las recomendaciones de la OPS dirigidas al público en general, y a familiares, amigos y vecinos de personas con discapacidad. Puedes descargar el documento íntegro en este enlace.

Medidas que deben tomar las personas con discapacidad y los integrantes de su hogar

  • Reduzca su posible exposición a la COVID-19
  • Todas las personas con discapacidad y los integrantes de su hogar deben seguir la orientación de la OMS sobre las medidas de protección básicas durante el brote de la COVID 19.1 Si tiene dificultades para tomar estas medidas (por ejemplo, si no tiene acceso a un lavabo o a una fuente de agua para lavarse las manos regularmente), pida ayuda a sus familiares, amigos y cuidadores a fin de buscar adaptaciones. Además:
  • Evite en lo posible los ambientes con muchas personas y reduzca al mínimo el contacto físico con otros. Considere la posibilidad de hacer las visitas necesarias fuera del horario de mayor concurrencia. Aproveche los horarios especiales que se ofrezcan a las personas con discapacidad.
  • Haga compras por internet o pida ayuda a sus familiares, amigos o cuidadores para no tener que estar en lugares con muchas personas.
  • Considere la posibilidad de acopiar artículos de primera necesidad, como alimentos, productos de limpieza, medicamentos o suministros médicos, para que no tenga que ir a lugares públicos con mucha frecuencia.
  • Trabaje en casa si es posible, especialmente si, por lo general, trabaja en un entorno de intensa actividad o con muchas personas.
  • Si usa dispositivos de ayuda, como silla de ruedas, bastón, andador, tabla de transferencia, bastón blanco o cualquier otro producto que se toque a menudo y se use en espacios públicos, asegúrese de que se los desinfecte con frecuencia.

Ponga en marcha un plan para asegurar la continuidad de la atención y el apoyo que necesite

  • Si depende de cuidadores, considere la posibilidad de ampliar el grupo de cuidadores a quienes pueda llamar por si uno o varios se enferman o tienen que permanecer en aislamiento.
  • Si consigue cuidadores por medio de una agencia, averigüe qué medidas tienen para imprevistos a fin de compensar una posible escasez de empleados. Sería conveniente que conversara con familiares y amigos sobre el apoyo que puedan proporcionarle y las situaciones en las cuales pueda recurrir a ellos.
  • Averigüe las organizaciones que hay en su comunidad a las cuales pueda acudir si necesita ayuda.

Prepare a los integrantes del hogar por si usted contrae COVID-19

  • Cerciórese de que los integrantes de su hogar, así como sus amigos y familiares de confianza, cuenten con toda la información importante que necesiten si usted se enferma; por ejemplo, información sobre su seguro de salud, los medicamentos que toma y la atención que necesitan sus familiares a cargo (hijos, padres ancianos o mascotas).
  • Cerciórese de que todos los integrantes del hogar sepan qué tienen que hacer si usted contrae COVID-19 o necesita asistencia.
  • Si las personas de su red de apoyo todavía no están conectadas, preséntelas para que puedan comunicarse eficazmente si usted se enferma.
  • Apréndase el número de teléfono de servicios de telesalud y líneas telefónicas de asistencia urgente pertinentes por si tiene alguna pregunta o necesita atención médica que no sea de urgencia.

Salud mental y física de los integrantes del hogar y los cuidadores

  • Siga la orientación de la OMS sobre las consideraciones de salud mental y el manejo de enfermedades no transmisibles durante el brote de COVID-19.
  • Si algún integrante del hogar tiene síntomas de infección, debe permanecer en aislamiento, usar mascarilla y hacerse la prueba cuanto antes. Hay que desinfectar todas las superficies y observar a todos los integrantes del hogar para detectar síntomas. Si es posible, toda persona que tenga un problema de salud subyacente o inmunidad reducida debe ser trasladada a otro lugar hasta que termine el período de aislamiento.

Medidas que debe tomar la comunidad

  • Siga la orientación de la OMS sobre medidas básicas para protegerse de la COVID-19. Tome en serio el riesgo que plantea esta enfermedad. Aunque usted personalmente no corra un gran riesgo de presentar síntomas graves, podría transmitir el virus a alguien que sí corra ese riesgo. Arreglos laborales flexibles y medidas de control de infecciones que los empleadores deben apoyar

Arreglos laborales flexibles y medidas de control de infecciones que los empleadores deben apoyar

  • Siga la orientación de la OMS sobre los preparativos en el lugar de trabajo para el brote de COVID-19.
  • Si es posible, ponga en marcha arreglos laborales flexibles que permitan que las personas con discapacidad puedan teletrabajar. Asegúrese de que cuenten con la tecnología necesaria, incluidos los dispositivos de ayuda que tenga normalmente en el lugar de trabajo.
  • Si el teletrabajo no es factible, considere la posibilidad de permitir que las personas con discapacidad que corren un gran riesgo de presentar síntomas graves se tomen licencia (incluso licencia remunerada) hasta que el riesgo de infección disminuya. Infórmese sobre la política del gobierno y el apoyo que este pueda proporcionar a los empleadores para aplicar estas medidas,
  • Asegure la accesibilidad de las medidas de control de infecciones en el lugar de trabajo, como puestos de higiene de las manos. Mayor acceso de los grupos vulnerables a los comercios

Mayor acceso de los grupos vulnerables a los comercios

  • Considere la posibilidad de establecer en los comercios un horario de atención para personas con discapacidad u otras personas vulnerables, o de ofrecer distintas formas en que las personas con discapacidad puedan hacen compras (por ejemplo, entrega a domicilio o compras por internet).

Apoyo adicional que deben proporcionar familiares, amigos y vecinos a una persona con discapacidad

  • Manténgase en contacto regularmente con la persona con discapacidad a fin de proporcionarle apoyo emocional y práctico, respetando las restricciones relativas al aislamiento social que estén en vigor.
  • Sea consciente de la forma en que habla sobre la COVID-19 y no exacerbe el estrés.