mayo 27, 2024
Sociedad

Chihuahua cierra paso a caravana de migrantes y pide su repatriación

Migrantes de diferentes nacionalidades en ruta hacia Estados Unidos están varados en el municipio de Jiménez, al sur de Chihuahua. La gobernadora Maru Campos se manifestó en contra de dejarlos seguir su viaje hacia Ciudad Juárez y pidió al Gobierno Federal revisar la situación migratoria de los viajeros.

Por Rocío Gallegos y Verónica Martínez / La Verdad

Ciudad Juárez, Chihuahua.– En ruta hacia Estados Unidos, una caravana de personas migrantes procedentes de centro y Sudamérica arribó al estado de Chihuahua, donde autoridades estatales cerraron su paso en el municipio de Jiménez para impedir que llegue hasta esta frontera.

Son entre mil 200 y mil 500 personas, dio a conocer la noche de este jueves el gobierno del estado en un comunicado donde asegura que “retendrá” a la caravana migrante en Jiménez “por humanidad” y pide al Gobierno Federal que revise la situación migratoria de los viajeros y su posible repatriación.

Los migrantes arribaron al estado en autos particulares, camiones de carga, caminando. Vienen hombres, mujeres, algunas de ellas embarazadas, adolescentes, niños y hasta recién nacidos, se informó.

El alcalde del municipio Jiménez, Marco Chávez, informó que se habilitaron dos gimnasio, el Gómez Morín, donde van a hospedar a mujeres y familias, y el Donaldo Colosio, donde canalizaran hombres. A través de sus redes sociales llamó a la ciudadanía ayuda con ropa y artículos de higiene. Tienen a mil 200 personas.

También dio a conocer que la noche de ayer una migrante embarazada perdió a su bebé.

Durante la mañana de este jueves, la gobernadora Maru Campos dijo que tenía noticias de que se aproximan al estado varios camiones con migrantes, hondureños y venezolanos, que se dirigen a Ciudad Juárez.

Denunció que los migrantes eran acompañados por elementos de la Guardia Nacional.

“No puede que se abra el flujo migratorio y que además no se disponga de apoyo para los migrantes en Ciudad Juárez, a quien afecta es a lo juarenses”, expresó.

Es importante denunciar esta medida del gobierno federal, de mil 1200 a 1500 migrantes vienen ahorita por Jiménez en el sur del estado, resguardos por el gobierno federal y ya no hay espacio en los albergues, a final de cuentas si llegan a Ciudad Juárez estaremos al pendiente de ellos, pero es un llamado exigente al gobierno federal , mencionó.

La Guardia Nacional respondió que no están transportando a migrantes, solo está monitoreando su marcha porque fueron víctima de un delito y lo que se está evitando es que los vuelvan a secuestrar.

Presuntamente los migrantes, que salieron de Oaxaca y Chiapas, fueron privados de la libertad en la quinta Santa Simona en Gómez Palacio, así lo reportó Dirección de Seguridad Pública de Mapimí.

Reportaron que durante la madrugada del jueves arribó a la comunidad de Bermejillo un grupo de migrantes, los cuales indicaron que se encontraban privados de la libertad.

Los migrantes fueron atendidos en el Auditorio, donde se les proporcionó alimentos y se les está trasladando en automóviles oficiales del municipio de Mapimí a la zona limítrofe con Chihuahua, sobre la carretera Federal 49 a la altura del kilómetro 145, para que continúen su trayecto a la frontera norte, se informó.

Dadas las complejas condiciones en que viaja la caravana migrante, el Gobierno del Estado dio a conocer que intervendrá en su apoyo, en acciones conjuntas por parte de la administración estatal y del municipio de Jiménez.

Sin embargo, advirtió que el contingente de personas migrantes será retenido en Jiménez y pide al Gobierno Federal que resuelva esta situación.

“El Gobierno Estatal solicitará al Gobierno de la República que revise la situación migratoria de las personas en condición de movilidad, que actúe conforme a lo que establece la ley en la materia y en caso de que sea necesario, regresarlos a su lugar de origen”, menciona en un comunicado de prensa emitido la noche del 8 de diciembre.

Alerta arribo de más migrantes, albergues están saturados

La noticia de que otra caravana de migrantes que se desplazan a Ciudad Juárez con la intención de cruzar a Estados Unidos alertó a encargados de albergues debido a que no cuentan con suficientes espacios disponibles para darles refugio.

La red de albergues Somos Uno por Juárez actualmente atiende a cerca de mil 900 personas en los 15 espacios humanitarios, informó la coordinadora Rosy Mani, de los albergues administrados por organizaciones civiles, principalmente religiosas.

“Pero ahora sí que es cuestión de esperar, y pues nuevamente que las autoridades hagan su trabajo porque la red de albergues no se va a saturar”, dijo con preocupación con el clima extremoso de esta temporada invernal.

Mani calcula que hay de entre 400 a 500 espacios en los diferentes albergues, pero en el caso de requerirse más atención será responsabilidad de las autoridades federales, estatales y municipales encontrar soluciones.

La coordinadora reconoce que las bajas temperaturas llevan a gastos significativos en servicios de gas y electricidad para los albergues, que ya se encuentran con adeudos en servicios públicos pero se les han exhumado los cortes.

El albergue municipal ubicado en el Gimnasio Enrique ‘Kiki’ Romero cuenta con una capacidad de 250 personas, y hasta el jueves de esta semana contaba con una ocupación del 50 por ciento permitiendo la entrada para 130 personas más, dijo Santiago González Reyes, director de la Dirección de Derechos Humanos del Municipio.

Otras organizaciones humanitarias como el Ministerio San Columbano ha iniciado actividades para reabrir un albergue adicional para dar acogida a la comunidad venezolana, dijo su coordinadora Cristina Coronado.

Este texto fue publicado originalmente en La Verdad Juárez.