abril 15, 2024
Cultura Sociedad

Biznaga, un espacio para la gráfica fronteriza

El laboratorio fronterizo de corte Biznaga busca convertirse en un espacio promotor de la gráfica fronteriza, a través de la difusión de conocimientos y la experimentación con esténcil, grabado, serigrafía y otras técnicas.

Por Abraham Rubio / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.– Ubicado en el segundo piso de un edificio de la avenida Vicente Guerrero, el Laboratorio Fronterizo de Corte Biznaga nació de la idea de establecer un taller personal de los artistas David Flores ‘Mambo’ y David Bravo ‘Meat’, ambos especializados en el esténcil. Luego se transformó en algo más: un espacio de creación para compartir técnicas artísticas y consolidar lo que llaman ‘gráfica fronteriza’.

Biznaga obtiene su nombre de dos elementos que caracterizan el trabajo de Mambo y Meat: un cactus endémico de Chihuahua cuyas espinas asemejan a las hojas de los exactos y los cúters, una de sus principales herramientas de creación.

Así surgió el laboratorio de corte que poco a poco han ido construyendo con el apoyo de artistas de Juárez y El Paso, como Arón Venegas (de Lechugilla Printmaking Studio), así como la comunidad y sus familias.

Foto: Cortesía Biznaga.

Mambo –quien desde 1999 trabaja en esta frontera y ha formado parte de colectivos como Rezizte y Puro Borde– opina que la gráfica en la frontera es una oportunidad para abordar narrativas desde una perspectiva binacional.

“Por el hecho de ser fronterizos abordamos la gráfica de acuerdo con nuestro a nuestra problemática diaria, nuestro flujo de vida continuo en ambas direcciones, a nuestras experiencias de vivir en este lado, con un pie en un lado de la frontera y otro pie en el otro lado (…) tenemos un discurso visual muy particular y yo creo que eso es lo que distingue la gráfica fronteriza”, explicó Mambo.

El caló pachuco, la migración, el spanglish, son algunos de los aspectos que atraviesan la cotidianidad de los artistas locales, dijo. Inspirados en esto, Mambo y Meat buscan que Biznaga se convierta en un espacio donde las nuevas generaciones sientan la confianza de experimentar e interesarse por técnicas de impresión.

“Ya estamos haciendo nuestra propia gráfica y, más que nada, preparando una nueva generación para que tengamos mayor participación en carpetas a nivel nacional o internacional (…) En este proceso todos somos nuevos, entonces tiene mucho futuro, más que tener historia, tenemos futuro y bueno”, expresó Mambo.

El laboratorio fronterizo de corte Biznaga inició en enero con un taller de grabado (linograbado) impartido por Arón Venegas. Este sábado 9 de marzo concluirá el taller de esténcil, impartido por Mambo y Meat.

Foto: Cortesía Biznaga.

El estudio tiene programado para abril un taller de serigrafía, el cual será impartido los fines de semana por el maestro Cándido Valadez, y en mayo un nuevo taller de grabado con Arón Venegas, ahora enfocado al grabado en madera.

De acuerdo con Mambo, la idea es ofrecer diversas técnicas a las personas interesadas para que vayan escalando en dificultad y descubriendo formas de experimentar con ellas.

“Estamos abiertos a que nos manden un mensajito a través de las redes sociales y nos hagan saber qué taller les interesa y, si nosotros no lo podemos impartir, pues conseguir a alguien que lo imparta”, dijo Mambo.

Biznaga está localizado en la avenida Vicente Guerrero #1748, arriba del bar Calaveras y Diablitos. Las personas interesadas en conocer el espacio o solicitar información de los talleres pueden contactarse a través de Instagram: Biznaga (@biznagalab_), Mambo (@mamboska) y Meat (@meatnice).