febrero 27, 2024

Solicitan apoyo para Modesta, madre de mujer víctima de desaparición

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Hace poco más de una semana, madres de mujeres que buscan a sus hijas desaparecidas se manifestaron al exterior de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM) por el Día Internacional de Apoyo a las Víctimas de Desaparición Forzada. En el grupo faltaba Modesta Gómez, madre de Claudia Antonia Nuñez, desaparecida desde el 27 de agosto de 2007. Modesta, de 70 años de edad, no se pudo levantar de su cama debido al cáncer de colón que padece desde hace casi siete años. Sin embargo, su hija Nelly Gómez, acudió en su representación a exigir justicia para su hermana. Nelly cuenta que su madre quería asistir a la manifestación en la FEM, quería gritar y exigir, pero su enfermedad pesó más.

“No se pudo levantar de la cama, por eso me presenté yo, para que mi mamá estuviera tranquila y no se nos pusiera más mala”, dice.

Recientemente, Modesta tuvo neumonía y su salud presentó más complicaciones por lo que ahora, la familia solicita apoyo de la ciudadanía. “Ocupamos un andador, de esos que tienen silla, para poderla parar de la cama y que no esté acostada todo el día”, solicita Nelly. También requieren pañales para adulto, toallitas húmedas, productos de despensa y suplementos alimenticios marca Ensure, ya que fue el que el médico le recetó. Las personas interesadas en hacer donaciones pueden comunicarse al número 614 156-6664 para obtener más información. La hermana de Claudia Antonia dice que sería de gran apoyo que los apoyos fueran entregados en su vivienda ubicada en la colonia Real del Desierto, pues al no contar con automóvil propio se les complicaría recoger las donaciones.

Claudia Antonia Núñez Gómez, desparecida en agosto de 2007
A través del teléfono, Modesta dice que se encuentra “un poco bien”, pero su voz cansada indica lo contrario. “Quiero ir a buscarla hasta México pero no puedo salir, quisiera que (las autoridades) me dieran los pasajes para ir a México”, dice. Su exigencia para las autoridades correspondientes es que busquen a su hija “porque yo ya no la voy a alcanzar a ver”, lamenta. Por su parte, Nelly también pide el apoyo de las personas para localizar a su hermana, quien lleva más de 13 años desaparecida.

“Mi mama ya se está consumiendo por no saber de mi hermana, ella está mala pero no deja de pensar en mi hermana… en este tiempo no nos han dicho nada, no nos dicen si está viva o muerta”, reclama.

Ahora que su madre no puede acudir a las manifestaciones, Nelly está comprometida a ocupar este lugar; esta responsabilidad siempre la ha sentido como propia, aún cuando Modesta tenía la fuerza para protestar afuera de las oficinas de gobierno y  viajar a otras ciudades del país en busca de su hija. “Esta responsabilidad siempre la he sentido mía porque es mi hermana, así quiero que sea, porque al no poder ir mi mamá, voy a seguir yendo yo. Yo pido que me ayuden a localizarla, no vamos a parar hasta no saber algo de ella porque su familia la espera”, menciona.