julio 16, 2024

Radiografía de la violencia familiar en Juárez

Ciudad Juárez, Chihuahua.— El Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) publicó el documento Radiografía socioeconómica del municipio de Juárez 2019, así comenzó 2020, en el que se presentan estadísticas sobre los ámbitos poblacional, económico, comercial y social. Con algunos de los datos proporcionados en el apartado cinco de este texto, creamos una radiografía extra sobre una de las principales problemáticas que aquejan a esta frontera: la violencia familiar. En el municipio de Juárez habitan un millón 499 mil 455 personas, de las cuales el 49.88 por ciento son mujeres; el resto, 50.12 por ciento son hombres. Dentro de los hogares juarenses, solo el 31.52 por ciento tiene a una mujer como jefa del hogar, mientras que el 68.48 por ciento tienen jefatura masculina. Durante el 2019 predominaron tres delitos del fuero común en Juárez, uno de ellos fue la violencia familiar. En primer lugar, el documento especifica que el delito con mayor incidencia fue el robo, con un 19 por ciento; le sigue el narcomenudeo con 18 por ciento y en tercer lugar, con un porcentaje del 15 por ciento se encuentra la violencia familiar. Fueron las mujeres entre 18 y 29 años las que sufrieron más violencia familiar; según los datos indicados, se contabilizaron dos mil 66 víctimas de este delito. El segundo rango de edad más violentado fue el de las mujeres de 30 a 34 años, con 739 casos. El siguiente grupo es el de las mujeres de 35 a 39 años de edad, pues se atendieron 604 casos y existen otros 516 casos de violencia familiar cuyas edades de las víctimas no fueron especificadas. En total, cinco mil 474 mujeres fueron víctimas de violencia dentro de sus hogares, a comparación de los 582 hombres que fueron registrados como víctimas del mismo delito durante el mismo periodo. La información de la Radiografía socioeconómica 2019 permite conocer cuáles son los días de la semana y los horarios, en los que las mujeres son más agredidas al interior de sus hogares. Aunque entre semana la violencia contra las mujeres no cesa, los sábados y principalmente los domingos son los días con mayor índice. A partir de las 16:00 horas y hasta las 23:59 del fin de semana, son los horarios en los que más se presentan este tipo de agresiones, según datos de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE). También se localizaron las colonias de la ciudad con mayor índice de violencia familiar: Riberas del Bravo, Senderos de San Isidro, Parajes de Oriente, Azteca, Parajes del Sur, son las demarcaciones que registran de 95 a 137 casos. De estas cinco colonias, cuatro se encuentran en el territorio del suroriente, también localizadas cercanas a la periferia de la ciudad. Parajes de San Isidro, División del Norte, Hacienda de las Torres y Felipe Ángeles presentan una incidencia de 72 a 94 casos; Granjas de Chapultepec y Revolución Mexicana registran de 61 a 71 casos y finalmente Praderas del Sol, Hermenegildo Galeana, Chaveña, Praderas de los Oasis, Urbi Villa del Cedro, Rancho Anapra, Portal del Roble, Centro, contabilizan de 53 a 60 casos.

Fuente: IMIP con datos de FGE
Yadira Cortés, integrante de la organización civil Red Mesa de Mujeres, explicó que desde hace años han observado que esta zona tiene índices altos de violencia familiar, violencia extrema y violencia sexual infantil y adolescente. Esta problemática ya había sido estudiada por la doctora Julia Monárrez cuando expuso su teoría del feminicidio en Ciudad Juárez, en la que analizó las colonias de la México 68, Independencia 1 y 2 cuando surgió el crecimiento de las maquilas del kilómetro cinco.

“Sucede que en esa zona solo hay familias nucleares, no familias extendidas. Eso mismo sucede allá en el suroriente, no hay abuelas, abuelos, tías, tíos. Y la mayor parte de la población es migrante que vienen con sus usos y costumbres, con la cultura patriarcal todavía más arraigada”, indicó Cortés.

En la zona estudiada por la doctora Monárrez, las personas provenían de Torreón y Zacatecas, mientras que las familias que se han instalado en el suroriente son originarias de los estados del sur del país, como Veracruz, Oaxaca y Chiapas. Al llegar a esta ciudad la violencia dentro de sus hogares “se reproduce y se agrava”, comentó, pues comienzan a consumir alcohol y drogas ya que el acceso a estas sustancias es más sencillo.

“Esto se enlaza con la cuestión de los horarios en los que hay mayor incidencia de la violencia… las estadísticas nos comprueban lo que ya habíamos dicho: estar en casa nos expone a la violencia. Si te fijas, son los horarios en los que la gente ya regresa a sus casas, con estrés y pendientes, además de que en casa se pueden encontrar con algunas necesidades como pago de recibos y comida”, puntualizó.

De acuerdo con Cortés, estas frustraciones se elevan y transforman en violencia contra las personas más vulnerables del hogar, es decir, las mujeres, niñas y niños. Cifras recopiladas por la organización civil luego de hacer una revisión hemerográfica indican que en lo que va del año,11 niñas y niños han sido asesinados por su papá o padrastro.  En el mismo periodo, 100 mujeres han sido asesinadas en la ciudad: 68 de ellas durante la cuarentena.

La ineficiente atención a dicha problemática, desde la perspectiva de Red Mesa de Mujeres, se debe a “una falta de credibilidad en las estadísticas, por un lado, pero sobre todo, hay una falta de priorización de los temas. Qué es lo que más le importa (al gobierno), pues eso lo vemos reflejado en los presupuestos, qué programas tienen más presupuestos a nivel municipal… en algunos casos no salen programas que atiendan la violencia sexual infantil, o el cambio cultural en torno a la cultura patriarcal, o a la no violencia contra las mujeres”.

En el documento también se agregó una “sección exclusiva para destacar el trabajo del Instituto Municipal de las Mujeres en la prevención y atención de la violencia hacia las mujeres y otros grupos en situación de vulnerabilidad”. Tan solo en el año pasado el IMM atendió a mil 258 mujeres, 66 niños, 45 niñas, 27 adolescentes hombres, 76 adolescentes mujeres y 27 hombres, según dieron a conocer al IMIP. La mayoría de las mujeres atendidas en el IMM, específicamente un 39 por ciento, eran víctimas de violencia psicológica, 22 por ciento sufrieron violencia económica, el 20 por ciento violencia física, el 11 por ciento fue víctima de violencia patrimonial y ocho por ciento, violencia sexual. Mediante el trabajo de atención del Instituto Municipal de las Mujeres, identificaron que el 55.65 por ciento de las mujeres beneficiarias trabajaban en un espacio fuera de casa, mientras 29.30 por ciento se dedicaban al hogar y 4.61 por ciento estudiaban. Finalmente, Cortés recalcó que la situación del confinamiento por la contingencia sanitaria causada por el COVID-19 y el mensaje del presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, de quedarse en casa ha destapado una “cloaca”. Esta solicitud, agregó, expone a las mujeres, niñas y niños a una violencia extrema y datos presentados a nivel federal demuestran que Chihuahua es el estado con más llamadas de emergencia al 911 por violencia familiar desde enero hasta mayo del presente año.