febrero 27, 2024

Presentan ante Congreso proyecto para despenalizar aborto en Chihuahua; suspenden sesión

Ciudad Juárez, Chihuahua.- Los grupos parlamentarios de Morena, Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano en el Congreso del Estado presentaron hoy un proyecto con carácter de decreto para modificar el Código Penal del Estado de Chihuahua para despenalizar el aborto voluntario en sus primeras semanas.  La asamblea Marea Verde Chihuahua y la organización Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) enviaron la iniciativa a las y los legisladores que hoy la presentaron ante el Congreso. El proyecto propone la modificación de los artículos 143, 144, 145, 146 y una adición al artículo 143 Bis del Código Penal para que se establezca que “el aborto es la interrupción del embarazo después de la décima segunda semana de gestación” y no “la muerte del producto de la concepción en cualquier momento del embarazo”, como actualmente lo dicta la ley en Chihuahua. También propone la reducción de las sanciones para quien provoque un aborto una vez transcurridas las doce semanas, con consentimiento de la mujer o persona gestante. Mientras el Código establece actualmente de seis meses a tres años de prisión, el proyecto propone que sean de quince días a dos meses, y que solamente se sancione si el aborto se ha consumado. La iniciativa propone la adición del artículo 143 Bis al Código Penal, de la siguiente manera:

“Aborto forzado es la interrupción del embarazo, en cualquier momento del proceso de gestación, sin el consentimiento de la mujer embarazada o persona gestante. A quien hiciere abortar a una mujer embarazada o persona gestante, sin el consentimiento de ella, se le impondrá de tres a seis años de prisión. Si mediare violencia física o moral se impondrá de seis a ocho años de prisión”.

Asimismo propone que las sanciones para las mujeres o personas gestantes que voluntariamente se practiquen un aborto o consientan en que otra persona las haga abortar, se reduzcan de seis meses a tres años a “quince días a dos meses de tratamiento en libertad”.  Respecto a las circunstancias excluyentes de responsabilidad penal en el delito de aborto, tratadas en el artículo 146, el proyecto establece que en el caso de un embarazo resultado de una violación o inseminación artificial, no es necesario que exista una denuncia penal por estos delitos previo al aborto y no especifica que el aborto se debe practicar dentro de los primeros noventa días de gestación o inseminación artificial. Otro de los puntos importantes es que en el proyecto se incluyen las palabras “persona gestante”, refiriéndose que no solo las mujeres cisgénero tienen derecho a la interrupción legal del embarazo. “La interrupción del embarazo es resultado de una combinación de diferentes derechos como la dignidad humana, la autonomía, el libre desarrollo de personalidad, la igualdad jurídica, el derecho a la salud y la libertad reproductiva”, dijo en tribuna la diputada Leticia Ortega Máynez (Morena). Luego de leer por completo la exposición de motivos y el proyecto, el diputado panista Saúl Mireles Corral solicitó a la presidenta del Congreso un receso para que el grupo parlamentario del PAN pudiera dar un posicionamiento al respecto.  La presidenta del Congreso, la diputada panista Georgina Alejandra Bujanda Ríos, aprobó el receso sin someterlo a votación. Ante ello los grupos parlamentarios promotores del proyecto decidieron, a forma de protesta, abandonar el recinto para expresar su desacuerdo, por lo que se suspendió la sesión por falta quórum. Después del receso, la diputada Ana Georgina Zapata Lucero, del PRI, recalcó que la decisión de haber otorgado un receso había sido tomada de manera parcial. Además solicitó que el proyecto se bajara a comisiones pues únicamente se buscaba hacer su lectura, no su votación.