julio 16, 2024

Preocupa represión policial contra feministas; piden investigar los hechos

Ciudad Juárez, Chihuahua.— El sábado 5 de septiembre decenas de mujeres acudieron a la manifestación pacífica ‘Ni una agresión sin respuesta’, que partió del Museo de la Revolución en la Frontera (Muref), en la Zona Centro, con el propósito de marchar hasta la cruz de clavos que se encuentra frente al Puente Internacional Paso del Norte para exigir un alto a las recientes agresiones y represión policial que sufrieron grupos feministas en León, Guanajuato. El recorrido, de aproximadamente un kilómetro, fue interrumpido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) y de la Coordinación de Seguridad Vial, quienes interceptaron a las manifestantes sobre la avenida Juárez.  Algunas asistentes se encontraban transmitiendo en vivo a través de Facebook, por lo que se quedó evidenciado el momento en el que agentes de la Policía Municipal detienen a una manifestante que portaba chaleco verde.  “Me van a llevar y no sé adónde”, dice la mujer arrestada por dos policías mujeres y un hombre. Inmediatamente la parte trasera del contingente se da cuenta de la situación y varias mujeres regresan para auxiliar a su compañera. Es en ese momento que la Policía Municipal comienza a detener a varias asistentes al mismo tiempo; en la mayoría de los casos, se observa en los videos que estas son detenidas con uso de la fuerza y por más de tres agentes de ambos sexos. Una manifestante estaba en el piso luchando para no ser detenida y una de las mujeres que se encontraba grabando los hechos le grita: “Hey pendejo, déjala, déjala libre, déjala libre, deja que se vaya”. Finalmente, la manifestante que estaba siendo sometida logra zafarse del policía y denuncia que fue golpeada.

“No queremos presas políticas… No queremos abuso policíaco, estamos marchando por eso. Estamos marchando contra el abuso policíaco, no queremos abuso, no queremos abuso, no queremos abuso, compañeras”, grita la mujer que grababa con su celular.

Segundos después, agentes la interceptan y comienzan a forcejar con ella para proceder a su detención. “¿Por qué me estás arrestando si yo no estoy haciendo nada? No estoy haciendo nada…”, dice. Inmediatamente, la imagen del video se oscurece por casi dos minutos y solamente se escucha el audio: un policía insulta a una detenida, suena lo que parece ser el ruido de esposas cerrándose y otra voz cuestiona si todo esto es justo, a lo que el policía responde que solamente está haciendo su trabajo. En otro video tomado al mismo tiempo pero desde una perspectiva diferente, una mujer que grababa trata de acercar a sus compañeras detenidas y se escucha que un elemento de seguridad la reta a golpearlo. “Atrévete a pegarme”, le dice el policía que lleva el rostro cubierto. El video sigue y se observa a una asistente que iba caminando entre el contingente que ya se encontraba disperso. A su lado pasa un agente que la intenta detener y al forcejear la tira al piso. La manifestante que iba grabando este video se acerca a asistir a su compañera y también parece caer el piso. Con las dos en el suelo y dos agentes sobre ellas, uno dice: “¿Qué sin máscara no eres valiente?”, segundos más tarde finaliza el video. Se logran ver tres patrullas de la Policía Municipal que llevan a unas mujeres detenidas, algunas están en los asientos de pasajeros y otras en la caja de las camionetas. Una policía revisa la bolsa de una detenida que va en la caja de la unidad U-231.  A bordo de la unidad U-210, una mujer aprovecha que la ventana de la camioneta está abierta y pide a quien se encuentra grabando este video: “Que lo suban a Internet, súbanlo por favor, me golpearon en la cabeza y nos encapucharon, por favor, que lo suban… que se enteren, que se enteren adónde vamos, tengo familia”. Las diversas colectivas feministas que se encontraban en la manifestación se organizaron y levantaron una lista con el nombre de todas las mujeres detenidas, que en total fueron 25, entre ellas cuatro menores de edad.  Otras dos mujeres que no pertenecían al contingente también fueron detenidas al ser confundidas como asistentes a la manifestación por la forma en la que iban vestidas, explica en entrevista la colectiva Hijas de su Maquilera Madre.

El plantón en la estación Universidad 

Luego de difundir por redes sociales el listado de las mujeres detenidas que fueron llevadas a la Estación de Policía Universidad, las colectivas decidieron hacer un plantón afuera de las instalaciones municipales para ejercer presión en la pronta liberación de sus compañeras. Eran alrededor de las 7:00 de la tarde cuando comenzaron con el plantón, algunos familiares de las mujeres detenidas ya se encontraban en el lugar que fue cerrado al acceso público.

“En el momento del plantón hubo una traba legal porque no dejaban entrar a los abogados de las compañeras, fue muy raro el procedimiento. Había abogadas y abogados, que no los dejaron entrar”, agregan.

Visitadores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos también llegaron al sitio para tratar de mediar con las autoridades, principalmente en el tema de la multa de mil 128.40 pesos que cada una de las detenidas iba a tener que pagar, sin embargo no lograron llegar a un acuerdo y todas, menos las cuatro menores de 18 años, pagaron la fianza.  Seis horas después de la detención, que ocurrió aproximadamente a las 6:30, las cuatro manifestantes menores fueron liberadas. Al respecto, la responsable de la Red por la Infancia en Ciudad Juárez, Catalina Castillo, opina que las autoridades policiacas violentaron sus derechos humanos. 

“Yo creo, desde mi ámbito derecho humanista que se violaron varios derechos de las niñas y niños. Estamos hablando de niñas menores de 18 que tienen repercusiones mucho más graves que una persona adulta. Se violentó su derecho a la protección, el derecho a la libre manifestación que tienen las niñas y niños a manifestarse por asuntos que les están afectando y un asunto que les afecta a ellas es la desaparición y feminicidios de niñas y niños”, dijo.

Además su derecho a no ser privadas de la libertad también fue violentado, pues al no tener mayoría de edad no pueden ser detenidas. Para Castillo, quien también se encontraba en el plantón por ser Consejera de la CEDH, es importante que tutores, padres o madres pongan las quejas ante la CEDH para resolver el caso. 

“Es muy importante que la ciudadanía sepa que han violentado nuestro derecho a manifestarnos pero también el derecho a ser libres. En una ciudad donde asesinan y violentan a las mujeres es una situación muy fuerte, creo que la ciudadanía tiene que tomar cartas en el asunto, necesitamos proteger más a nuestras niñas, niños y adolescentes”, opinó.

Las mujeres mayores de edad también sufrieron violaciones a sus derechos humanos pues la mayoría denuncia haber recibido amenazas, golpes, tocamientos y humillaciones verbales. Para las 4:00 de la mañana ya habían puesto en libertad a las manifestantes, a quienes se les aconsejó presentar una queja ante la CEDH de forma conjunta. Al momento de salir de la Estación, algunas de ellas subieron a las redes sociales su versión de los hechos contando todos los abusos de los que fueron víctimas. Los textos iban acompañados de fotografías donde se apreciaba claramente las heridas que les causaron los cuerpos de seguridad. 

La versión de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal 

Según el comunicado oficial de la SSPM, durante la manifestación arrestaron a 27 mujeres y a un adulto “por alterar el orden público en la zona centro” con actos que van en contra del Reglamento de Policía y Buen Gobierno.

“La intervención policial se llevó a cabo cuando elementos de ésta corporación fueron alertados por ciudadanos comprometidos con la comunidad y con el patrimonio juarense, denunciando a varias mujeres que vandalizaban la infraestructura urbana, dos monumentos y una unidad de la Coordinación de Seguridad Vial, en el primer cuadro de la ciudad”, indican en el boletín.

Se menciona que los agentes solicitaron de manera “pacífica” a las manifestantes no dañar la infraestructura pública y privada, pero al no hacer caso de las instrucciones y al ser “agredidos verbal y físicamente” procedieron a la detención. “Cabe señalar que en todo momento de la actuación policial estuvieron presentes cuatro visitadores de Comisión Estatal de Derechos Humanos, uno más de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, así como el titular y personal  de la Dirección de Derechos Humanos del Municipio, mismos que dieron testimonio que la actuación policial fue apegada a derecho y que ninguna de las detenidas fue violentada”, puntualizan. El juez de Barandilla de la Estación de Policía Distrito Universidad las sancionó por “la falta administrativa consistente en causar escándalos en lugares públicos y poner en riesgo la tranquilidad, integridad o seguridad de las personas”. De acuerdo con el Municipio, los daños al patrimonio superan los 30 mil pesos, al ser dos monumentos, varias infraestructuras urbanas y una unidad de Seguridad Vial, las superficies afectadas con pintas.

“Por todo lo anterior, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal precisa que es respetuosa de las manifestaciones y libertades de expresión, siempre y cuando estas se encuentren en el marco legal de nuestra carta magna, garantizando que no se afecte  el patrimonio público y/o privado. Con estas acciones la Policía Municipal de Ciudad Juárez refrenda su compromiso de dar día a día su mejor esfuerzo en beneficio de nuestra ciudad. Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Garante de Seguridad y Paz Social”, finaliza el comunicado.

La represión hacia el movimiento feminista 

“Cabada (el Alcalde de Juárez) está detrás de la policía y ya sabemos cómo han ido escalando las represiones a partir de las movilizaciones del año pasado. Creemos que se ha recrudecido, esto es muy pesado”, declara la colectiva Hijas de su Maquilera Madre. Consideran que el despliegue policiaco durante la manifestación que específicamente era para rechazar el abuso policial, fue excesivo, las detenciones realizadas con un uso de fuerza brutal y el trato de la policía municipal violatorio de muchos derechos humanos. “La manifestación era para visibilizar la represión y en apoyo a lo que otras compañeras en Guanajuato habían sufrido… es la rabia de saber que se replica aquí y allá”, comentan. Sin embargo, reconocen que estas acciones de represión hacia el movimiento feminista no pueden detenerlas, al contrario, seguirán denunciando y realizando actividades para que los hechos sucedidos ayer no queden impunes. “Sabemos que hay que seguir, no solo eran las que salieron (de la Estación), somos toda una red de mujeres que estamos organizadas y que no nos vamos a callar”, enfatizan.

El posicionamiento de diversas instituciones 

Tanto la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Chihuahua (CEDH) y el Instituto Chihuahuense de las Mujeres (Ichmujeres) emitieron un posicionamiento conjunto en el que rechazaron el actuar de la Policía Municipal.

“Hacemos un llamado a las autoridades municipales de Ciudad Juárez, para que las y los agentes de seguridad pública realicen su labor con apego irrestricto a los derechos humanos de las personas y a los protocolos establecidos en materia de seguridad y protección de la vida de las mujeres y niñas”.

De la misma manera manifestaron su preocupación por el uso excesivo de la fuerza que emplearon agentes policiacos para hacer las detenciones de las mujeres. Finalmente exhortaron a las autoridades municipales a esclarecer los hechos y en su caso, castigar a las y los responsables. También solicitaron que se capacite con perspectiva de género al personal policiaco y que se implemente un protocolo de actuación para estas situaciones. Aunque en el comunicado no se menciona nada sobre la declaración de la SSPM en la que afirma que personal de la CEDH y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos  (CNDH) estuvieron presentes “en todo momento”, las víctimas, colectivas feministas y otras activistas niegan que durante las detenciones se contara con presencia de la CEDH y CNDH.  Por otro lado, el Instituto Municipal de las Mujeres (IMM) publicó un comunicado al respecto en el que lamentan lo ocurrido el pasado 5 de septiembre y rechazan las expresiones de violencia de género en la ciudad, además aseguran respetar el derecho a la libertad de expresión y a la libre manifestación.

“Ofrecemos nuestro apoyo a las mujeres afectadas y a su vez proponemos articular canales de diálogo entre colectivos e instituciones gubernamentales, así como colaborar con las instancias pertinentes para esclarecer lo sucedido y buscar que no se repitan estas acciones”, indica el IMM.

En el comunicado aseguran que continuarán sensibilizando a cada dependencia del Gobierno Municipal pues reconocen que es necesario mejorar día con día el trabajo de las y los servidores públicos del país.