junio 22, 2024

Ponen a prueba accesibilidad de banquetas nuevas en avenida Juárez

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Esta mañana personal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) dio un recorrido por la avenida Juárez en conjunto con representantes del Gobierno Municipal y de organizaciones de la sociedad civil, para aclarar dudas y atender cuestionamientos sobre las obras que se realizan en el sector, principalmente en lo que respecta a las nuevas banquetas. El recorrido fue dirigido por Job García Acevedo, arquitecto encargado de la Residencia del proyecto de la Sedatu en la avenida Juárez, quien explicó que se contempla entregar a finales de marzo las obras de remodelación de las  banquetas y el equipamiento de las mismas. Al lugar acudió Laura Antillón, directora de Desarrollo Institucional de Fundación Integra, junto con personas con discapacidad física que verificaron la accesibilidad de la obra.

“Venimos a ver las obras para que haya inclusión para todo el peatón en general. Espero equivocarme, pero como la estamos viendo pues no se ve accesible. Si usted ve, yo no tendría por donde subirme”, mencionó Luis Carlos Calderón, usuario de silla de ruedas y beneficiario de Fundación Integra.

De acuerdo con los integrantes de la asociación civil, la piedra que se está poniendo sobre la avenida Juárez dificulta el tránsito para personas que van en sillas de ruedas, con andadores, con bastones o que tienen algún tipo de debilidad visual. Sin embargo, Job García Acevedo explicó que están trabajando en las correcciones necesarias para que la obra permita el libre tránsito para todas las personas y que el acabado que se ve ahora no es el definitivo.

“Tenemos una franja de equipamiento donde irían todos los árboles, bancas, botes de basura, iluminación. Sin embargo, por las inconformidades y observaciones, les informamos que el acabado que tenemos no es el acabado final, vamos a aplicar una técnica conocida como ‘tecateo’, que consiste en eliminar todos los rebordes de las piedras”, indicó.

“La proyectista plantea una alternativa en donde esta franja que se tenía contemplada solo para equipamiento se haga mucho más ancha y nos quede una franja de 1.20 metros libre para personas con alguna discapacidad o personas con carriolas u otros objetos con llantas”, explicó el encargado de la obra. En el recorrido estuvieron presentes la regidora Jaqueline Armendáriz Martínez y el regidor José Ubaldo Solís, así como representantes de la Contraloría Municipal y la Sindicatura, además de la directora de Desarrollo Urbano, Lilia Ana Méndez Rentería. Laura Antillón insistió en la importancia de dejar una obra accesible para todos los juarenses, basada en los principios de inclusión universal, que permita el libre tránsito y cuente con una línea podotáctil desocupada en todo momento.