junio 18, 2024
Gobierno

Pese a inconformidad vecinal, Municipio analiza cambio de zonificación en predio inundable

Durante la sesión de Cabildo del pasado miércoles, Vecinas de distintas etapas de Riberas del Bravo se manifestaron en contra del cambio de zonificación de un predio destinado a la captación pluvial; temen que sus viviendas vuelvan a ser afectadas por inundaciones. 

Por Abraham Rubio / YoCiudadano

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Vecinas de la colonia Riberas del Bravo protestaron el miércoles pasado en Cabildo, ante la intención del Municipio de cambiar la zonificación de un predio destinado a la captación pluvial a servicios generales a favor de una empresa.

Las habitantes de la zona acudieron a la sesión de Cabildo a exponer los riesgos que representa dicho cambio, sin embargo, no fueron escuchadas debido a que la Comisión de Desarrollo Urbano decidió bajar el dictamen.

La coordinadora de dicha comisión, Tania Maldonado Garduño, abordó al final de la sesión a las vecinas para asegurarles que habrá una reunión con la empresa desarrolladora y los vecinos, donde podrán expresar sus posturas.

De acuerdo con el dictamen de la Comisión de Desarrollo Urbano, la solicitud de cambio de zonificación fue promovida por la persona moral Seficred S.A. de C.V., que acredita la propiedad del predio.

La modificación al Plan de Desarrollo Urbano Sostenible 2016 (PDUS) contempla un cambio de zonificación secundaria del predio de CPAR-24 (Captación Pluvial) a una zonificación SG-1.0 (Servicios Generales). El terreno de 4.71 hectáreas está ubicado en la calle Camino Aurelio Páez Chavira #120, de la colonia Zaragoza.

Vista aérea del predio / Foto: Ricardo Jiménez

YoCiudadano pudo identificar que el dictamen de la Comisión incluye dos planos distintos: el primero extraído de Google Earth 2023, y el segundo de la Carta urbana PDUS. El último es el correspondiente al predio en cuestión.

Martha Angélica Vera, vecina de la colonia Riberas del Bravo, explicó que habitantes de Riberas del Bravo están inconformes con dicho cambio porque el desarrollo empresarial en el predio, señalado como vaso de captación, podría agravar las inundaciones que se registran actualmente en las diferentes etapas de la colonia.

“Riberas está rodeada de venas de agua (…) el temor que nosotros tenemos es que ahora con las aguas haya una inundación como las que hubo en el 2006. En el 2006 hubo tanta agua que subió hasta las ventanas de las casas y se metió el agua a las casas, tuvieron que subir sus aparatos a la azotea y así ha sido cada año desde entonces”, dijo.

Las vecinas acudieron el pasado 27 de septiembre a la Sesión de Cabildo 49 Ordinaria a manifestar su preocupación acerca del tema y tratar de evitar la aprobación del dictamen. Sin embargo, la Comisión de Desarrollo Urbano bajó de último minuto el dictamen, dejando a las tres vecinas sin la posibilidad de participar.

Pese a esto, las vecinas se manifestaron pacíficamente en la sesión de Cabildo: de pie, con cartulinas con leyendas como “Riberas del Bravo zona de riesgo”, una cronología de las inundaciones y fotos de las afectaciones por los escurrimientos, protestaron frente al presidente municipal, Cruz Pérez Cuéllar, regidores y regidoras.

Al finalizar la sesión, las vecinas intentaron ser atendidas por el alcalde y el secretario del Ayuntamiento, Héctor Ortiz Orpinel, sin embargo, no fueron recibidas.

“No recibimos ninguna respuesta porque como ciudadanos nos negaron el derecho a escucharnos. Nos dio mucha vergüenza porque cuando el presidente va a Riberas es muy bien recibido (…) sabe que con esto la gente no tiene información (del dictamen), pero la vamos a tener que hacer saber, para que ellos estén al tanto y las cosas yo creo que van a cambiar mucho”, dijo una de ellas.

En cambio, tres regidoras –entre ellas la coordinadora de la Comisión de Desarrollo Urbano, Tania Maldonado– se acercaron a las ciudadanas inconformes para escuchar sus demandas.

Maldonado Garduño (Movimiento Ciudadano) y Mireya Porras Armendáriz (PRI) aseguraron que convocarán a una reunión de la comisión con los desarrolladores para que expliquen el proyecto y las vecinas puedan aclarar sus dudas.

Manifestación de vecinas en Cabildo / Foto: Abraham Rubio

“No queremos ver el proyecto, queremos ver los estudios que están haciendo que respalden nuestra seguridad”, expresó una vecina.

Finalmente, las vecinas se reunieron con la regidora Yolanda Cecilia Reyes Castro (PT), quien les aseguró que dará seguimiento a las inquietudes acerca de los documentos que respalden la factibilidad del cambio de zonificación sin que esto represente un riesgo para los habitantes de la zona.

Desde la presentación del dictamen en la reunión previa de Cabildo, Reyes Castro manifestó preocupación al no contar suficiente información para avalar o no el cambio.

Tras ello, las regidoras y regidores realizaron una reunión extraordinaria para analizar el tema con la directora de Desarrollo Urbano, Claudia Morales Medina, y el titular del Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), Roberto Mora Palacios.

En la sesión estuvieron presentes Reyes Castro, Tania Maldonado Garduño, María Dolores Adame Alvarado, Enrique Torres Valadez, Alma Edith Arredondo Salinas, Mireya Porras Armendáris, Joob Quintín Flores Silva y Jorge Alberto Gutiérrez Casas.

Ahí acordaron agregar un segundo punto para condicionar al desarrollador: “para otorgar el cambio de zonificación, vamos a agregar un segundo acuerdo para que esté condicionada la solución pluvial por parte de los desarrolladores”, dijo Maldonado Garduño.

Reunión de vecinas y regidoras / Foto: Abraham Rubio

De acuerdo con la vecina Martha Angélica Vera, no hubo posibilidad de manifestar en algún momento sus preocupaciones en las reuniones en las que se trató el cambio de zonificación del predio en la Comisión.

“Ni nos dijeron nada de las construcciones que iban a hacer ni nada, todo fue por debajo del agua. Nosotros lo que estamos pidiendo es que nos enseñen los permisos de Conagua, los permisos que se requieren para hacer esas construcciones”, sostuvo.

La vecina advirtió que la intención de canalizar el agua al Dren 2, que “de por sí va fuerte” el agua, ocasionará un desastre que afectará el patrimonio de los vecinos de Riberas del Bravo.

“No sienten empatía por la gente, de ponerse a pensar que ellos son lo único que tienen, sus sus casitas, y que se les dañen; ya se han perdido vidas humanas también en la acequia al tratar de cruzarse han caído carros y se ha ahogado gente. Entonces todo este tipo de cosas ellos no los toman en cuenta en este predio”.