febrero 20, 2024

Mujeres tomaron la calle en histórica marcha contra la violencia de género

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Ayer, en el marco del Día Internacional de la Mujer, alrededor de mil 500 personas, en su gran mayoría mujeres, tomaron las principales avenidas del Centro Histórico para conmemorar a las víctimas de feminicidio y desaparición. Con pañuelos morados y verdes, pancartas con exigencias, cacerolas, voces fuertes, rostros llenos de rabia y los puños en alto, el contingente se reunió frente a la cruz de clavos en el Puente Internacional Paso del Norte. 1:40 de la tarde, el cielo estaba nublado, los gritos de las consignas feministas retumbaban en las paredes de los viejos edificios del Centro, sitio identificado en noviembre del 2009, dentro de las recomendaciones internacionales de la sentencia del Campo Algodonero, como uno de los focos rojos de desaparición de mujeres. El contingente, encabezado por las madres de las mujeres víctimas de feminicidio y desaparición, comenzó a marchar por la avenida Juárez rumbo a la Plaza del Periodista. Detrás venían mujeres, niñas y niños y hasta el final, el grupo mixto. A pesar de las obras de remodelación sobre la avenida Juárez, las y los manifestantes caminaron con paso firme y sin dejar de alzar su voz gritando “Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente”. Una lluvia ligera comenzó a caer sobre los carteles y las cabezas cubiertas por pasamontañas. Eran casi las 3 y el contingente comenzó a llegar a la plaza donde el Movimiento de Mujeres en Ciudad Juárez, instaló varias carpas y las fotografías en gran formato de las mujeres víctimas.

“La lucha de los movimientos de las mujeres por alcanzar sus derechos ha sido un proceso arduo y extenso que aún continúa y aquí estamos”, mencionó Yadira Cortés, integrante de Red Mesa de Mujeres.

Así mismo informó que durante el 2019 el Observatorio Ciudadano de Justicia Especializado en Género, registró 180 asesinatos dolosos cometidos contra mujeres y niñas en Ciudad Juárez.

“Lo que representa un aumento del 71.4 por ciento de la incidencia del delito en comparación con el año anterior, 2018, en donde se registraron 105 feminicidios”, agregó.

Hasta el pasado 5 de marzo, este organismo había contabilizado el homicidio doloso de 23 mujeres, entre ellas dos menores de edad. Debido a los constantes hechos violentos cometidos en contra de las mujeres, las organizaciones que convocaron a la marcha enunciaron diversas demandas a los tres niveles de gobierno. Al poder ejecutivo le exigieron “consolidar los instrumentos operativos de investigación y de acceso a la justicia desde la perspectiva de género”; “garantizar las condiciones laborales suficientes y adecuadas para que el personal que atiende a las víctimas de violencia de género, cumpla con las obligaciones en materia de derechos humanos y perspectiva de género”, así como “el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”. Mientras que al poder legislativo le demandaron la correcta y proporcional asignación de recursos para atender la violencia de género y al judicial, la profunda revisión de los criterios y prácticas que no se realizan en la administración de justicia. Unas cruces hechas con flores de papel morado yacían en el suelo frente al escenario donde, también, algunas madres de las mujeres víctimas de feminicidio y desaparición expresaron un mensaje en común: las mujeres deben estar unidas. Luz del Carmen Flores, madre de Luz Angélica Mena Flores, desaparecida el 4 de agosto de 2008, dijo:

“Debemos unirnos y más en un día como ahora que nuestras hijas no están. Las queremos aquí, las queremos con vida, las queremos con bien… debemos unirnos y tomarnos de las manos, aquí y en el mundo entero porque están pasando las mismas situaciones y lo que queremos es estar juntas. Que se nos respete, que se respete nuestra voz y que se unan a la justicia por las que ya no están y por las que estamos esperando, por las que las queremos de regreso con vida”.