febrero 27, 2024

Más de la mitad de los recursos destinados a obras municipales, en riesgo de corrupción: PEJ

Por YoCiudadano Ciudad Juárez, Chihuahua.— El 63 por ciento del dinero entregado en contratos para obra pública del Municipio de Juárez en 2020 (es decir, 343 millones de pesos) se contrató con un alto riesgo de corrupción, de acuerdo con el Informe Corrupción en Juárez 2021, que presentó ayer Plan Estratégico de Juárez. Durante 2020 el Gobierno Municipal realizó 218 contratos de obra pública por 545 millones de pesos. De estos 86 se hicieron por adjudicación directa, lo que representó 103.4 millones de pesos, otros 13 se hicieron por invitación a tres (31 millones de pesos), y 119 se hicieron a través de una licitación pública (410.1 millones de pesos). Aparentemente, atendiendo los montos de cada grupo de contratos, y de acuerdo con el Gobierno Municipal, se licitó el 75 por ciento del dinero de los contratos, es decir 410.1 millones de pesos.  Sin embargo, de acuerdo con los hallazgos de la metodología para detectar el riesgo de corrupción desarrollada por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en realidad el gobierno municipal sólo licitó el 31 por ciento del dinero (170 millones de pesos) y adjudicó directamente el 68 por ciento (372 millones de pesos). Por invitación a tres gastó el 1 por ciento (3 mdp), dijo Sergio Meza, director de Plan Estratégico de Juárez. La metodología desarrollada por el IMCO contempla diversos indicadores que permiten detectar el riesgo de concursos dirigidos, colusión y contratos fraccionados, como una práctica constante dentro de la administración municipal. El concurso dirigido es una práctica que consiste en eliminar competencia para beneficiar a una empresa en particular, es decir, dirigir las bases del concurso para que solo una pueda cumplir los requerimientos, dijo Abelamar Chacón Rodríguez, coordinador de Contraloría Social de Plan Estratégico de Juárez. La colusión se refiere a la práctica en la que las empresas concursantes se ponen de acuerdo para favorecer a uno de los participantes. Por su parte los contratos fraccionados se refieren a una práctica a través de la cual la administración pública busca evita el concurso en licitación pública y divide un contrato en varios, para que el monto sea el indicado para realizar una adjudicación directa. Se puede adjudicar directamente hasta por un monto de 1 millón 799 mil 121 pesos, mientras que una invitación a tres se puede realizar hasta los 2 millones 944 mil 017 pesos, y en el caso de la licitación pública se requiere que los contratos sean mayores de 2 millones 944 mil 017, explicó Chacón Rodríguez.  Sin embargo, aclaró, debido a la contingencia sanitaria se emitieron lineamientos extraordinarios por los que el Gobierno Municipal pudo entregar contratos por adjudicación directa por encima de los montos establecidos. Para Meza de Anda, el grueso de la corrupción es política y no administrativa, pues es en la asignación de contratos públicos donde están los mayores montos y las mayores afectaciones a la ciudadanía, mencionó. El director de la organización explicó los montos que se ejercieron con riesgo de corrupción en cada una de las tres anteriores prácticas:

Concurso dirigido:

En el 2020 se concursaron 132 obras, lo que suma 442 millones de pesos y a 88 contratos se les eliminó toda la competencia. El 67 por ciento de los concursos fueron manipulados para que al final quedara solo una empresa, entonces solo fueron concursadas 44 obras, dijo. Esta práctica de manipular los concursos llevó a que dos de cada tres licitaciones fueran en realidad adjudicaciones directas disfrazadas, lo que suma 268 millones de pesos, es decir, el 60 por ciento de todos los recursos concursados.

Colusión:

Uno de cada cinco contratos, el 21 por ciento, las empresas se pusieron de acuerdo para definir al ganador. Estos contratos suman 104 millones de pesos, 24 por ciento del total del dinero de los contratos concursados.

Contratos fraccionados:

Se adjudicaron directamente el año pasado 86 contratos, que suman 103 millones de pesos. De estos contratos 33 debieron ser concursados pero se partieron, lo que representa 4 de cada 10 o 38 por ciento. Estos contratos suman 37 millones de pesos equivalentes al 36 por ciento de los recursos adjudicados directamente

Empresas con mayores montos:

Triturados Asfálticos del Valle de Juárez: 131 millones 580 mil 490 pesos.  Grupo Koraachi / ingeniero Gabriel Aude Venzor: 116 millones 018 mil 868 pesos.  MBZ Constructora: 46 millones 296 mil 133 pesos.  Maniobras Constructivas de Juárez / Afirma Inmobiliaria: 45 millones 739 mil 062 pesos. Al Grupo Desarrollador y Constructor: 28 millones 707 mil 086 pesos.  Grupo Asesor en Innovación Tecnológica: 26 millones 308 mil 553 pesos.  Abbud y Asociados Construcciones: 24 millones 730 mil 280 pesos. Ingeniero Francisco Javier Acosta Reyes: 22 millones 052 mil 416 pesos.  Grupo Koraachi: 20 millones 693 mil 690 pesos. Llaee Urbanización y Construcción: 20 millones 258 mil 550 pesos.