febrero 27, 2024

Existe una negación del Estado mexicano ante agresiones que vulneran a periodistas: Artículo 19

Ciudad de México.– En México, las personas periodistas viven vulnerables ante la violencia y la estigmatización del poder por su trabajo, de acuerdo con Artículo 19. En lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, las agresiones contra periodistas aumentaron un 85 por ciento con respecto a los primeros tres años de la administración de Enrique Peña Nieto. El informe anual titulado ‘Negación’, presentado esta semana por la organización, muestra que cada 14 horas una persona periodista es agredida por ejercer el periodismo: durante 2021 se documentaron 644 ataques. “Durante el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador se han realizado 1945 ataques contra la prensa, entre los cuales se cuentan 33 asesinatos de periodistas y dos desapariciones. En comparación, en los primeros 3 años de gobierno de Enrique Peña Nieto, Artículo 19 registró 16 asesinatos contra periodistas en posible vínculo con su labor y 1053 ataques, es decir, que los primeros tres años de López Obrador representan casi un 85% más de ataques contra la prensa”, documentó la organización en el informe. El director regional de la Oficina para México y Centroamérica de Artículo 19, Leopoldo Maldonado, expuso que existe una negación de las problemáticas que se traduce en desinformación oficial, estigmatización pública de la prensa, discrecionalidad en la asignación de la publicidad oficial, engaños en el sistema de transparencia, violencia contra la prensa, brecha digital, y violaciones a los derechos humanos, que vulneran la libertad de expresión. Artículo 19 sostiene en el informe que el aumento de la violencia durante el último trienio también se vincula a las omisiones de las autoridades: por un lado, no rechazan la violencia contra la prensa y, por el otro, utilizan el poder público para agredir y censurar. Señaló que una forma característica de violencia ejercida ha sido la estigmatización en contra de personas periodistas, que genera un contexto hostil para periodistas. La organización señala que resulta preocupante que estas acciones sean ejercidas por el propio Presidente de la República, en lugar de cumplir su obligación primordial de promover la protección a la prensa. De acuerdo con el reporte anual de 2021, en Chihuahua hubo 5 agresiones contra periodistas. Las cinco entidades con mayor cantidad de agresiones fueron: la Ciudad de México con 100, le siguen Guerrero con 52, Puebla con 46, Baja California con 44 y Yucatán con 39. Artículo 19 documentó que las agresiones más comunes contra la prensa en 2021 fueron las intimidaciones, con 198 casos (30.75%); seguidas de las amenazas, con 96 ocasiones (14.91%), y en tercer lugar, el uso ilegítimo del poder público, que ocurrió 65 veces (10.09%). Estos tres tipos de ataques en su conjunto sobrepasan el 55% del total. Entre las 18 categorías de agresiones documentadas por la organización destacan también 33 casos de privación de la libertad, 7 de asesinatos de periodistas por su labor, 4 de tortura y 1 desaparición forzada. La organización señala que, tal como ha sucedido el inicio de la documentación de agresiones en 2009, las personas funcionarias públicas fueron el principal agresor contra periodistas y medios de comunicación. El Estado mexicano estuvo involucrado en por lo menos 274 (42.55%) de los 644 ataques de 2021, de acuerdo con el informe anual ‘Negación’. El 18.94% (122 casos) provinieron de las autoridades estatales, el 14.91% (96 casos) por parte autoridades municipales y el 8.70% (56 casos) por federales. La discrecional publicidad oficial De acuerdo con Artículo 19, la actual administración ha reducido el gasto de publicidad oficial en los últimos tres años, sin embargo, la discrecionalidad ha persistido y ha implicado un obstáculo para la pluralidad mediática. “En este gasto preliminar de 2021 se puede observar, nuevamente, que los recursos se concentran en un grupo privilegiado de medios de comunicación. Ahora, por vez primera, La Jornada ocupa el primer puesto, con poco más de 181 millones de pesos, seguida de Televisa y Televisión Azteca. Entre las tres, reciben el 33 por ciento de la totalidad de los recursos ejercidos. Diez de 441 medios de comunicación concentran más de 700 millones de pesos, lo que representa poco más del 52 por ciento”, documentó el informe. Artículo 19 sostiene que la disminución del gasto de publicidad oficial sin criterios de asignación claros, con concentración del gasto en ciertos medios, y montos privilegiados para algunas instituciones, genera “una relación igualmente perversa que el gasto exacerbado”.