mayo 27, 2024

El Cabildo ‘abierto’ no está abierto para todos: Otra vez impiden entrada de manifestantes

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Por segunda vez en el año, el Cabildo de Juárez fue cerrado de manera arbitraria para una población específica durante la sesión Ordinaria de ayer. Un par de policías municipales apostados en la entrada del sótano de la Presidencia Municipal, por donde se ingresa para subir a la Sala de Cabildo, impidieron el paso a personas interesadas en el tema de la instalación de una mina en Samalayuca y que participaron en una manifestación pacífica en la explanada de la Unidad Administrativa Benito Juárez. A pesar de que el Reglamento Interior del Honorable Ayuntamiento (RIHA) de Juárez estipula que las sesiones de Cabildo son actos públicos a los que puede acudir cualquier persona interesada, los agentes municipales argumentaron que tenían órdenes “de arriba” para no dejarlos pasar. Los policías municipales dijeron además que tenían que respetar el aforo de la Sala de Cabildo, sin embargo, cuestionados por uno de los interesados en pasar, dijeron desconocer cuántas personas había en la sala. Arriba, en el salón Francisco I. Madero del tercer piso de la Presidencia Municipal, donde se realizan las sesiones de Cabildo, alrededor de la mitad de las sillas se encontraban vacías. En la explanada alrededor de cincuenta manifestantes continuaban expresando su rechazo a la instalación de la mina denominada ‘Gloria’, en el área de Samalayuca. https://www.youtube.com/watch?v=Y_NJ9jkce3M&feature=youtu.be En contraste, el 29 de julio de este año el Municipio de Juárez instaló sillas y una pantalla para que manifestantes de grupos religiosos vieran la sesión de Cabildo en que se votaría una modificación a la Constitución Política del Estado de Chihuahua para adicionar el libre desarrollo de la personalidad. Además, se les dio entrada con sus pancartas a más de los lugares disponibles, por lo que decenas estuvieron de pie durante la sesión de Cabildo lanzando consignas en contra del aborto y a favor de la familia tradicional. El Cabildo del Ayuntamiento de Juárez echó atrás esa tarde la modificación aprobada desde el Congreso de la Unión, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Congreso del Estado de Chihuahua. Antes, en marzo de este año, se le negó la entrada a los estudiantes de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) que buscaban participar en Cabildo para exigir justicia en el caso de un universitario que denunció a policías municipales por violación. En esa ocasión, a los estudiantes se les negó la entrada, su participación fue anulada luego de que se bajara el punto de acuerdo y se les culpó de revictimizar y dañar psicológicamente a su compañero. Asimismo, el 12 de julio de 2019 se permitió la entrada a decenas de personas con pancartas que se manifestaron en contra de la propuesta de prohibir las peleas de gallos y el maltrato animal. El Cabildo rechazó la propuesta del regidor de Morena Magdalena Silva para evitar el maltrato animal. Los manifestantes llevaban incluso pancartas con el rostro del regidor acusándolo de quererlos dejar sin empleo. Ayer, luego de mucha presión, se accedió a dejar pasar sólo a diez personas interesadas en la mina, a parte de las participaciones registradas. Los policías les pidieron sus credenciales de elector y se quedaron con ellas hasta el final de la Sesión de Cabildo. Solo las de ellos: a nadie más le retuvieron sus documentos. Hasta el tercer piso se escuchaba la voz a coro de los más de cien manifestantes entre habitantes de Samalayuca, estudiantes, integrantes de organizaciones y ciudadanía en general: “¡No a la mina, no a la mina!”.