febrero 27, 2024

Duplicar salario mínimo, establecer zona franca y reducción de impuestos: promesas de AMLO para la frontera

Homologar tarifas de combustibles y energía con los de Estados Unidos, establecer una zona “libre”, reducir impuestos, aumentar el salario, mover aduanas y entregar escrituras son las promesas que hizo el candidato a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, en su arranque de campaña en Ciudad Juárez.

El candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, arrancó su campaña por la presidencia de México en Ciudad Juárez el domingo primero de abril en el Monumento Benito Juárez. Ahí, frente a cientos de simpatizantes enlistó una serie de promesas concernientes a la zona fronteriza de México con Estados Unidos, las cuales están contempladas en el Proyecto Alternativo de Nación.

La primera promesa de campaña enlistada fue establecer una zona libre o franca en la frontera para promover la inversión, así como el desarrollo productivo y tecnológico. El candidato aseguró que esta zona libre será la última “cortina” para evitar que los mexicanos emigren hacia Estados Unidos.

Como parte de los estímulos que se contemplan en la zona libre, se encuentra la reducción del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 20 y 8 por ciento respectivamente. El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, agregó que también se reducirán impuestos especiales a la producción y servicios; además se establecerán tarifas y precios de gasolina, diésel y electricidad “iguales” a los de Estados Unidos.

Así mismo, López Obrador aseguró que, desde el primero de enero de 2019, el sueldo mínimo aumentará al doble en toda la zona libre de la frontera. El candidato argumentó que el aumento de sueldos no implicaría riesgos de inflación, puesto que se reducirían los impuestos y se establecerían precios de energía.

En las ciudades fronterizas que se encuentren en la zona libre, que abarcaría los 3 kilómetros de largo y 30 kilómetros de ancho, se planteo llevar a cabo un plan de desarrollo urbano, en el que se entreguen escrituras de propiedad a quienes no tienen papeles. Por último, López Obrador planteó mover las aduanas 30 kilómetros de la línea fronteriza a territorio nacional.

En cuanto a las relaciones con Estados Unidos, López Obrador dijo que no se va a descartar la posibilidad de “convencer a Donald Trump de su equivocada política exterior y en particular, su despectiva actitud contra los mexicanos”; añadió que los 50 consulados de México en Estados Unidos se convertirán en procuradurías de defensa para los mexicanos migrantes.

El candidato a la presidencia agregó que su gobierno estaría dispuesto a poner sobre la mesa un programa de desarrollo para impulsar el crecimiento y generar empleos y garantizar de manera conjunta resolver las causas que originan la migración, la inseguridad y la violencia.

En cuanto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, López Obrador instó a que los nuevos acuerdos se firmen después de las elecciones presidenciales el primero de julio de 2018.