julio 16, 2024
Gobierno Sociedad

Detenidos por jornada violenta seguirán en prisión, pero ninguno es acusado por homicidios

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Tras la jornada violenta que vivió Juárez la semana pasada, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que cinco de los seis acusados por atacar con armas de fuego a Policías Municipales y causar daños a vehículos oficiales permanecerán en prisión preventiva.

Sin embargo, hasta el momento a ninguno de los detenidos se le formuló cargos por homicidio tras los ataques armados registrados en la ciudad, aunado a las denuncias de tortura por parte de la Policía Municipal en contra de los acusados.

De acuerdo con la FGE, un Juez de Control dictó prisión preventiva por 24 meses en contra de Manuel Alfredo L. G., Jorge Adrián V. L., Ezequiel A. C., Víctor Hugo L. T., y José Antonio L. E., tras conocer los datos de prueba sobre la presunta participación de los detenidos en la agresión armada perpetrada en contra de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, en donde uno de los agentes resultó lesionado.

Con respecto al sexto detenido, William Serafín L. P. y/o Francisco Alejandro M. A., la fiscalía dio a conocer que también está acusado por los mismos delitos, pero aún no se lleva a cabo su audiencia inicial debido a que se recupera de lesiones ocasionadas al intentar escapar de los policías.

Los hechos por los cuales se les acusa ocurrieron durante la madrugada del 12 de agosto en el cruce de las calles Copaiba y Ajenjo, en la colonia Ampliación Aeropuerto, al momento en que los uniformados llevaban a cabo operativos de seguridad y prevención por los hechos de violencia registrados el pasado jueves.

De acuerdo con la SSPM, los elementos municipales realizaban una intervención a un vehículo debido a que se tenía información de los presuntos responsables de haber incendiado una tienda de conveniencia en donde fallecieron dos mujeres.

Al momento de la intervención, el conductor corrió a la casa y en ese momento fue cuando varios sujetos comenzaron a realizar disparos en contra de la Policía Municipal desde el interior de un domicilio.

Asimismo, la SSPM los señala como los responsables de arrojar una granada de fragmentación (que no hizo explosión) a un centro de rehabilitación ubicado en el cruce de las calles Ramón Rayón y Enrique Pinocelli, en la colonia Jardines del Aeropuerto.

Los cinco acusados que ya fueron presentados ante el juez de control tendrán audiencia de vinculación o no a proceso para el próximo 19 de agosto a las 09:30 horas. Ninguno fue acusado por homicidio.

En cuanto a los tres detenidos por haber intentado incendiar un camión con bombas molotov en la colonia Riveras del Bravo, un juez de control dictó la medida cautelar de 18 meses de prisión preventiva en contra de Jorge Antonio C. B. por los delitos de daños, ataque a la paz pública y homicidio en grado de tentativa por haber puesto en peligro la vida de los propietarios de la unidad de transporte.

Este fue detenido el mismo jueves 11 de agosto junto con otras dos personas entre las calles Riveras de Delicias y Tepeyac –identificados como Julio César S. R. y Marcos C. C.–, pero no fueron presentados en la audiencia este domingo.

Los detenidos fueron trasladados a la ciudad de Chihuahua por el temor de que sus arrestos pudieran detonar otros actos de violencia en Ciudad Juárez, donde llevaron a cabo sus audiencias el domingo pasado, de acuerdo con autoridades judiciales.

Denuncian tortura

La Verdad Juárez documentó que durante las audiencias iniciales los acusados denunciaron ante los jueces haber sido torturados por los elementos policiacos, por lo cual solicitaron que se aplica

Los primeros cinco denunciaron ante el juez que los policías presuntamente les colocaron bolsas de plástico en la cabeza, les dieron tablazos, los amarraron, les quemaron los genitales, les pusieron cinta tape y los amenazaron psicológicamente. Por lo cual, la jueza ordenó la aplicación del protocolo de Estambul.

Jorge Antonio C. B. aseguró que fue llevado a una comandancia y golpeado. En su caso, la representación social del acusado solicitó el procedimiento para documentar la tortura y fue concedido por la jueza.