febrero 27, 2024

Desmantelan jardín de niños ‘Simona Barba’; madres exigen alto a los robos y vandalismo

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Hoy por la mañana, una veintena de madres y padres de familia salieron a manifestarse al exterior del jardín de niños ‘Simona Barba’ (ubicado en la colonia del mismo nombre) para denunciar los actos de robo y vandalismo ocasionados al plantel educativo en las últimas dos semanas.  A la fecha, el plantel educativo no cuenta con ningún servicio básico de agua y luz, ni con mobiliario y equipo básico para su funcionamiento, pues ha sido desmantelado, lo que deja en la incertidumbre a las madres de familia ante el riesgo de que la escuela sea cerrada y las docentes reubicadas, dejando a más de 120 niñas y niños sin un espacio educativo adonde asistir. De acuerdo con la maestra Aracely Cruz, los robos y vandalismo se han registrado durante años, pero en las últimas dos semanas, día a día, maestras y madres de familia han atestiguado los daños al plantel.

Foto: Jonathan Álvarez
Las autoridades policiales no han sabido responder al llamado de la comunidad estudiantil del jardín de niños, pues hacen sus rondines solo durante del día, cuando no se presentan incidencias. Se pudo constatar que del plantel fueron retirados el cableado de luz, la tubería del agua, focos, mobiliario, papelería, motores de aires acondicionados y la malla ciclónica. Además, la mayoría de los salones fueron abiertos por la fuerza, pues los candados se encontraban tirados en el suelo. Así mismo, se logró documentar que las rejas y las ventanas de los salones fueron destruidas. Otros materiales y mobiliario donado por empresas maquiladoras también fueron sustraídos del lugar.  Lo anterior ocasiona que no existan las condiciones mínimas para atender a la población estudiantil, por lo que las niñas y niños no se encuentran recibiendo sus clases.
Foto: Jonathan Álvarez
Todos los días se han metido a robar, no tenemos luz, agua y no hay materiales para seguir trabajando, los niños no tienen un lugar seguro para trabajar. Hay vidrios en el piso. Las puertas y ventanas están destruidas y como el edificio no es apto para los niños se está planeado cerrar el kínder”, lamenta Rosalba Moreno, madre de familia. Durante la manifestación acudieron una unidad de la policía estatal con número 859 y otra unidad de la Policía Municipal con número V-515 para levantar un reporte de los robos, así como para asesorar a las madres y padres de familia afectados. Las autoridades de la policía estatal recomendaron hacer llegar oficios a la Presidencia Municipal para que se logre establecer un sistema de vigilancia continúo a cargo de la policía municipal. 
Foto: Jonathan Álvarez
Sin embargo, hasta el momento, los esfuerzos de vigilancia y las peticiones de las madres de familia no han dado resultados, pues el plantel educativo sigue siendo blanco de robos. Las madres de familia desean defender el plantel educativo, puesto que la oferta de escuelas en esta zona del suroriente es baja. Muchas refieren que otros jardines de niños se encuentran saturados.

“No queremos que la cierren, varias generaciones han salido de aquí, no se nos hace justo que por gente que roba, cierren nuestro plantel. Tenemos a bastantes niños en el sector (…) hago un llamado a que las autoridades nos atiendan inmediatamente, es algo básico que necesitan nuestros niños, educación”, aseguró Rosalba.

Por su parte la educadora Aracely Cruz dijo que los directivos del plantel se encuentran gestionando lo que se hará con la matrícula estudiantil del jardín de niños, en las instalaciones de los Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (SEECH).

Foto: Jonathan Álvarez