febrero 28, 2024

Ciudadano denuncia ante Contraloría al director de Servicios Públicos

Ciudad Juárez, Chihuahua.— La Contraloría Municipal recibió ayer una denuncia contra el director de Servicios Públicos Municipales, Daniel Pando Morales, en la que el ciudadano Francisco Navarro Solano expone al titular de la dependencia por incumplir la reglamentación que prohíbe la instalación de pendones en el mobiliario público.

“El motivo de la presente es para interponer una denuncia en contra del Director de Servicios Públicos Municipales, Lic. Daniel Pando Morales, por faltar a sus responsabilidades al permitir la sistemática violación del Reglamento de Aseo y Regeneración Urbana del Municipio de Juárez, faltando así a su juramento de cumplir y hacer cumplir la Constitución Política, Leyes y Reglamentos”, establece en el oficio dirigido al director de Responsabilidades, Javier Jimenez Enriquez.

En el documento, también explica que los postes de las principales vialidades de la ciudad se encuentran repletos de publicidad colocada de forma ilícita, ya que en tres reglamentos municipales -Reglamento de Espectáculos y Diversiones Públicas, Reglamento del Entorno e Imagen Urbana y Reglamento de Aseo y Regeneración Urbana- se prohíbe la colocación de pendones en el mobiliario público. De acuerdo con Navarro Solano, quien desde hace tres años lleva un registro sobre esta acción ilícita, en lo que va de la segunda administración del alcalde Armando Cabada Alvídrez, se han colocado alrededor de 70 mil pendones. El ciudadano aseguró que de haberse aplicado las multas correspondientes por la colocación de pendones, el Municipio pudo haber recaudado más de 233 millones de pesos.

“Por cada pendón corresponden tres mil 336.19 pesos de multa… son cifras escandalosas”, mencionó en su denuncia.

No obstante, la Dirección a cargo de Pando Morales, le informó que solamente han aplicado ocho multas, sin especificar los montos recaudados ni las personas o empresas sancionadas. Esta respuesta llegó a Navarro Solano seis meses después de que él enviara un oficio a la Dirección de Servicios Públicos Municipales solicitando dicha información. Al no obtener respuesta y comprobar que el Municipio incumplía un acuerdo aprobado en Cabildo donde se ordenaba a dicha Dirección a crear programas de regulación del entorno urbano, interpuso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH). “Prácticamente lo obligue (a contestarme) gracias a la queja que interpuse ante la CEDH”, dijo. En la respuesta de Pando Morales también explicaba que la dependencia a su cargo no permitía la colocación de pendones y que continuaban aplicando las multas correspondientes.

“Son respuestas absurdas pues hay cientos (de pendones) en las principales calles de la ciudad. Y no conforme con no aplicar las infracciones millonarias, se pone a desviar recursos humanos y materiales, utilizando a su personal para retirar la publicidad prohibida en el mobiliario, según consta en las fotografías que me envió”, puntualizó.

Finalmente, Navarro Solano enfatizó que esta es la segunda ocasión que interpone una denuncia por las mismas razones, así mismo, exigió una respuesta “definitiva y contundente, no como la anterior, pues la prueba es que las violaciones continúan”.