febrero 20, 2024

¿Qué implica la nueva estrategia estatal contra la COVID-19?

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Ayer el gobernador Javier Corral Jurado presentó la nueva estrategia que se implementará en todo Chihuahua para atender la contingencia sanitaria del COVID-19. Se trata del decreto “Unidad, Solidaridad y Disciplina: La Nueva Realidad”, con el que se establecen nuevos horarios de atención en locales, distintos aforos en espacios públicos y otras medidas que deberán ser cumplidas por los sectores público, social y privado de todo el estado. Algunos de los cambios al sistema de semaforización COVID-19 explicados por el Gobernador consisten en que los restaurantes deberán cerrar a las 22:30 horas; a los eventos privados o reuniones en domicilios nada más podrán acudir 10 personas y entre semana tendrán que terminar a las 22:00 horas, mientras que los viernes y sábados, podrán ser hasta las 23:00 horas. Por otro lado, las autoridades consideraron que los centros comerciales ya podrán operar con un aforo del 25 por ciento, situación que no estaba permitida con el antiguo semáforo COVID, en el que se estipulaba que estos lugares solo abrirían al 50 por ciento hasta que el estado llegara al color amarillo. Deberán tener un control de entrada y salida con medidas de higiene y las zonas de comida dentro de los centros comerciales deberán cumplir las mismas medidas de prevención que los restaurantes, como la distancia entre cada mesa. Sobre el sector industrial, Corral Jurado comentó que no se puede regresar al confinamiento y suspender actividades laborales pues la economía se vería más afectada, por ello las medidas para las empresas manufactureras del rubro automotriz y aeroespacial cambiarán: la plantilla laboral de estas industrias incrementará del 50 al 60 por ciento, con base en el registro que tienen ante el Instituto Mexicano del Seguro Social. Para los servicios terapéuticos, la apertura permanece al 100 por ciento con todas las medidas de sanitización en cada cita y sin salas de espera; las bibliotecas solo estarán abiertas para el préstamo de libros y material; en el caso de las tiendas de autoservicio, el aforo será de acuerdo a su extensión o dimensión específica y las industrias no esenciales tendrán un aforo del 30 por ciento. Los hoteles mantienen su aforo al 30 por ciento, los restaurantes al 50 por ciento con los espacios de juegos infantiles cerrados y sin permiso para organizar eventos. Las mesas en estos lugares no podrán estar ocupadas por más de seis personas y cada mesa deberá tener una distancia de tres metros; los que tienen servicio de buffet, solo podrán operar en servicio a domicilio o para llevar. Salones de eventos, bares, centros nocturnos y casinos seguirán cerrados. Las estéticas y spas podrán recibir al 50 por ciento de su capacidad, los comercios, locales ambulantes, fijos y semifijos tendrán un horario de atención de las 11:00 a las 17:00 horas entre semana y los fines de semana desde las 10:00 a las 18:00 horas. Cines, museos, teatros, espectáculos deportivos y culturales, así como asambleas y celebraciones masivas seguirán suspendidas hasta nuevo aviso. A diferencia de las iglesias o centros de culto que podrán atender a las personas mediante citas personalizadas o individuales con todos los protocolos sanitarios. Las zonas ecoturísticas, parques y centros deportivos podrán operar entre semana desde las 6:00 hasta las 20:00 horas y los fines de semana hasta las 21:00. Las nuevas disposiciones y las que fueron modificadas fueron previamente aprobadas por el Consejo Estatal de Salud, además de estas también se acordó implementar mayores acciones para detectar casos positivos que permitan conocer la situación que atraviesa el estado. De acuerdo con el Gobernador, el objetivo es aplicar más pruebas moleculares de manera estratégica para detectar oportunamente los contagios y su línea de contacto, esto, explicó, permitirá ofrecer una mejor atención médica y disminuir el número de fallecimientos. Puntualizó en la importancia de cumplir con la sana distancia, el uso de cubrebocas, con las medidas en los espacios públicos, el constante lavado de manos y las demás medidas de higiene y prevención para evitar nuevos casos.

“Hoy debemos de pensar en este desafío no como un sacrificio, sino como una oportunidad de salvaguardar la salud y la vida del otro, porque extremar medidas para mí es extremar medidas para nuestra familia. Entendámoslo como un acto de amor al prójimo, de empatía con el otro, de amor propio”, dijo Corral Jurado.

Por su parte, el secretario de Salud, Eduardo Fernández, mencionó que para mejorar la capacidad de diagnóstico y detección de casos positivos se tomaron en cuenta siete objetivos como contar con un conocimiento más preciso del nivel de transmisión del virus y aumentar la capacidad de detección de casos sospechosos e inmunes a través de la aplicación de pruebas serológicas. Además, prevén tener un inventario confiable y actualizado de los recursos médicos; identificar los posibles casos positivos mediante la Plataforma de Salud Digital Chihuahua y del call center; contar con un protocolo de identificación para casos sospechosos que acuden a consultas; la conformación de una brigada de personal para detectar casos sospechosos en zonas vulnerables de Chihuahua y Juárez; dar seguimiento a los casos positivos o sospechosos que puedan ingresar al estado, a través de los filtros sanitarios. Sobre el sistema de semaforización COVID-19, indicó se están tomando en cuenta 10 puntos claves que dictarán las medidas a seguir, que son los siguientes: ocupación de camas para pacientes COVID-19, ocupación de camas de terapia intensiva, el promedio semanal de capacidad de pruebas diarias y el de casos nuevos, la tasa de transmisión. Otros son la comparación de enfermedades respiratorias y neumonías 2019-2020, el promedio semanal de pruebas diarias realizadas, el porcentaje de pruebas positivas y el promedio semanal de defunciones por casos positivos.