junio 13, 2024

Juárez, una ciudad restringida a su población

En 2019 el padrón vehicular en la ciudad alcanzó los 586 mil 171 vehículos motorizados, la cifra más alta históricamente, según información de la Secretaría de Hacienda estatal. Por Marco Antonio López / YoCiudadano Ciudad Juárez, Chihuahua.— El crecimiento de Juárez ha sido influido históricamente por intereses políticos y económicos que pusieron como prioridad de la movilidad al automóvil, lo que restringe el acceso a la ciudad para todas las personas, coinciden académicos y especialistas en el tema. Gabriel García, maestro investigador de la UACJ y especialista en temas de movilidad y desarrollo urbano, opina que en Juárez al peatón se le ve como un obstáculo, pues la manera en que se planteó la ciudad está relacionada con la productividad, con un modelo en el que tiempo es dinero y el valor de cada ciudadano se mide con base en lo que produce y el tiempo en que lo produce.

“El sector de la población que tenía las mayores facilidades para participar de esta cuestión productiva era un hombre de entre 18 y 65 años. Si no encajas en este perfil la ciudad se te complica”, explicó García.

En este sentido, ser mujer, ser niño, adolescente, tener alguna discapacidad o una edad por encima de los 65 años es motivo para que la movilidad de la ciudad se te complique y, por lo tanto, no puedas participar de ella ni disfrutarla, apunta García.

Colectivos ponen a prueba accesibilidad en avenida Tecnológico / Foto: Cortesía
Un grupo de ciudadanos y especialistas proponen un cambio en la dinámica de movilidad en la ciudad, un modelo en el que no se ponga al automóvil por encima de la persona y que, además de incluir a todos los sectores poblacionales (sin erradicar el uso del auto), permita reducir la contaminación, los accidentes y promueva una vida saludable, menos sedentaria como la que se tiene actualmente.

“Caminar la ciudad forma parte del ejercicio efectivo del derecho a la ciudad. Caminar por las calles en nuestra ciudad se considera ahora una actividad de alto riesgo. Pedimos decisiones basadas en la protección de los derechos básicos de los habitantes del municipio, les exhortamos a favorecer el derechos a una movilidad libre, segura y accesible para todas las personas, y para las personas más vulnerables”, dijo este lunes la directora de Fundación Integra, Laura Antillón, ante regidores del Ayuntamiento de Juárez.

Lee también: Piden programa de mejoramiento de banquetas en 2021

Durante la reunión conjunta de las Comisiones Atención de los Derechos Humanos y Grupos Vulnerables, Seguridad Publica, Servicios Públicos, Obras Públicas y Desarrollo Urbano, un grupo de ciudadanos y colectivos expusieron la necesidad de implementar en 2021 un programa de mejoramiento de banquetas.  Antillón recordó que en 2016, cuando el presidente Armando Cabada aún era candidato para su primera administración, firmó un documento y se comprometió a favorecer el derecho de todas las personas a movilidad libre, segura y accesible, tomando en cuenta a los más vulnerables. Además dijo que para lograr una movilidad efectiva e inclusiva es necesario un sistema que se ajuste a la pirámide de movilidad, cuyo objeto principal sea la persona.

Padrón vehicular, en su máximo histórico: AEJ

En 2019 el padrón vehicular en la ciudad alcanzó los 586 mil 171 vehículos motorizados, la cifra más alta históricamente, según información de la Secretaría de Hacienda estatal. De acuerdo con el Sistema de Indicadores Así Estamos Juárez en la actualidad hay 1.15 autos por vivienda en promedio. Sólo el 27.6 por ciento de las personas encuestadas dijo no contar con un vehículo en casa, mientras que el 42 por ciento dijo contar con un vehículo en el hogar, el 21.9 dijo tener 2 vehículos y el 8.4 por ciento 3 vehículos o más. En contraparte, el 59.3 de los entrevistados dijo no contar con ninguna bicicleta en casa y el promedio de bicicletas por hogar es de 0.77. Sólo el 19.7 dijo tener una bicicleta en su casa en el último año. El 41.4 de las personas se transportan en vehículo para llegar a su trabajo, el 20.7 por ciento lo hace en autobús, el 7 por ciento caminando, el 0 por ciento en bicicleta, el 9.2 en autobús especial, el 0.1 en taxi, 0.4 en moto, 0.7 en Vivebús y 1.6 por ciento en Uber, de acuerdo con la encuesta. Lo anterior refleja un gran problema, de acuerdo con el investigador Gabriel García, ya que menos de la mitad de las personas se trasladan en auto a su trabajo, y más de la mitad lo hace de otra manera. Más de la mitad de las personas enfrentan un sistema de transporte deficiente o unas calles peligrosas para ir en bicicleta o caminar.

“La infraestructura crea cultura. La infraestructura está planteada para que el auto sea el modo más cómodo. Tienes acceso a autos baratos, tienes un mal servicio de transporte, no hay inversión para banquetas. Se le ha apostado a un solo medio de transporte cuando no todo mundo tiene acceso a ese medio de transporte”, dice García.

La satisfacción de los usuarios con el transporte público en general es baja y se ha mantenido en los últimos años, de manera que las rutas son calificadas con un 5.52 de calificación y el BRT con 7.15, de acuerdo con los datos de Así Estamos Juárez. “Se dice que nadie camina, pero no hay condiciones para caminar, cruzar de una banqueta a otra se puede tornar muy complicado, son tres cuatro carriles en cada sentido y un camellón que nada más está pintado”, señala García.

Juárez 2030, una herramienta para repensar la ciudad 

El Plan Juárez 2030 es una herramienta para mantener un crecimiento sostenido en diversos ámbitos sociales, económicos y urbanos, pensada para erradicar la pobreza extrema y reducir las brechas sociales en el Municipio de Juárez. Para lograr su objetivo es necesario enfocar los esfuerzos no en proyectos administrativos de dos, tres, cinco o seis años, sino que trasciendan las administraciones y los proyectos políticos para volverse proyectos ciudadanos, se plantea. Uno de los puntos fundamentales para el desarrollo de la ciudad de acuerdo con el Plan Juárez 2030 es que Juárez se convierta en una ciudad y en una comunidad sostenible. Para lograr una ciudad sostenible es necesario, entre otras muchas cosas, un asentamiento humano digno conformado por vías de acceso y tránsito en buen estado así como un sistema de movilidad urbana con accesibilidad universal y con transporte seguro, de acuerdo con el documento. El Plan Juárez 2030 se presenta debido a que las administraciones de la ciudad se han visto incapaces de revertir la situación de rezago en que se encuentra la ciudad.

“Los retos para nuestra ciudad son cada vez mayores. Amplificada por la lógica política electoral, la falta de planeación a largo plazo ha frenado históricamente el desarrollo de nuestra ciudad y ocasionado problemas adicionales como una mala gestión territorial, graves problemas de inseguridad y violencia, corrupción política y administrativa, así como malas condiciones en la infraestructura urbana, rezago en las políticas de movilidad y falta de coordinación entre los diferentes órdenes de gobierno y la sociedad, por nombrar algunas”, dice el documento.

Sin embargo para Pedro Cital Beltrán, maestro del Colegio de la Frontera NorteJuárez, no se trata de un total abandono sino una ciudad de altos contrastes. Por ejemplo, reconoce una buena cobertura de servicios básicos mientras que denota un gran rezago en pavimentación, lo que dificulta la movilidad, de acuerdo con el estudio Diagnóstico geo-socioeconómico de Ciudad Juárez y su sociedad.

“Nos muestra una enorme zonificación de la infraestructura y de las zonas favorecidas al crecimiento y aquéllas que al parecer están siendo marginadas y relegadas al olvido como la zona poniente de Ciudad Juárez”, apuntó Cital.

Sin embargo, desde diversos espacios ciudadanos y académicos se empuja para que se creen nuevos espacios de diálogo que incidan en las políticas públicas. Y aunque no se ven grandes cambios aún el hecho de que los temas de movilidad empiecen a discutirse y abordarse en la agenda pública da la esperanza de que en 10 años la ciudad pueda encontrarse en condiciones más inclusivas, de acuerdo con García.

“Uno de los principales medidores de salud, en un estudio, tiene que ver con el número de niños que ves jugando en la calle y aquí, por ejemplo, nosotros por reglamento tenemos que los niños no pueden jugar en las calles. Para los niños la ciudad es un campo de juego, pero no aquí”, dice Gabriel García.