junio 19, 2024

Jóvenes participan en taller de sandbording de Arte en el Parque

Ciudad Juárez, Chihuahua.— En 2011, Diego Luévano era un estudiante de preparatoria que participó en un taller de arte y deporte llevado a cabo por una asociación civil. Ahí conoció el sandboarding y mientras asistía a una exhibición en las Dunas de Samalayuca, quedó impresionado con la habilidad del deportista brasileño Digiácomo Dias. “Yo quiero hacer esto (sandboarding) que tiene más ciencia que sólo bajar una duna”, pensó en ese momento. Actualmente, Diego ha ganado varias medallas en competencias nacionales y fue el primer mexicano en pasar a las finales de la Sandboard World Cup en Perú en el año 2019. Hoy inspira con talleres y cursos a nuevas generaciones de deportistas que, como él cuando era adolescente, buscan experimentar este deporte extremo. Este viernes 03 de junio los jóvenes de la generación 22 del Modelo Desafío del Centro Comunitario Frida Kahlo, así como estudiantes del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y Servicios (CBTis) 270, participaron en uno de esos talleres que Diego Luévano imparte con entusiasmo, como desde el primer día en el que comenzó a practicar este deporte. El taller fue organizado por la asociación civil Arte en el Parque, A.C., la cual apuesta a que estas experiencias inspiren a los jóvenes a desarrollar nuevas habilidades y, tal vez, a encontrar su vocación, comentó Jacqueline Nava, gestora cultural de la organización.

Foto: Jonathan Álvarez
El grupo de entusiastas participantes se trasladó hasta las Dunas de Samalayuca, a las afueras de la mancha urbana. Llegando iniciaron una caminata de 15 minutos, admirando los Médanos de Samalayuca que en 2009 fueron declarados área natural protegida, dio a conocer el deportista juarense. El área de las dunas tiene una extensión de 17 mil hectáreas, continuó explicando Diego. Los participantes quedaron sorprendidos cuando el tallerista les contó que para llegar a una de las dunas grandes aparentemente más cercanas, les tomaría una hora de camino. En la inmensidad del desierto, parados en una de las arenas más finas y peculiares de México, el taller comenzó con las técnicas básicas del sandboarding, no sin antes mencionar las características geomorfológicas de las dunas. Primero se explicaron los tipos de tablas a utilizar para el deslizamiento sobre la arena. La mayoría eran tablas bidireccionales que se podían usar en cualquier dirección. Otras se podían usar solo con los pies descalzos. Para lograr el deslizamiento correcto es necesario que las tablas sean untadas con una cera especial. Posteriormente, desde la cresta de la duna, la arena es aplanada para colocar la tabla y poder deslizarse. El tallerista explicó la posición en la que los participantes deberían descender, ya sea de pie o sentados. Diego hizo una demostración, la cual hacía que la técnica luciera fácil de ejecutar. Pronto, los participantes se dieron cuenta de que necesitarían más de un intento para desplazarse hasta el final de la duna sin caerse. Sin embargo, después de algunos intentos, la mayoría logró quitarse el miedo y la sesión se convirtió en una experiencia más emocionante. Los participantes se deslizaron decenas de veces, algunas veces caían, otras mantenían una ejecución casi perfecta. Diego comenta que aunque se trate de un deporte extremo, es una de las pocas actividades de ese estilo que puede practicar toda la familia sin mayores complicaciones. En los talleres que imparte desde ‘Juaritoz Sandboard’, ha enseñado tanto a niños de cinco años como a adultos mayores de 60. “Yo lo que le recomiendo a los jóvenes es que exploren y disfruten de actividades como esta. Estamos acostumbrados a otros deportes, pero el sandboarding involucra a la naturaleza, es un área protegida y este tema de que hay que cuidar el patrimonio (…) les recomiendo que sigan practicando deporte, lo más importante es mantenerse en movimiento y si les gustó, es algo que tienes a 45 minutos de tu casa”, consideró Diego. Esta actividad fue la segunda parte del taller de ‘Soy Juárez’, organizado por Arte en el Parque A.C. dirigido a las juventudes del suroriente. La primera parte consistió en un taller de arte, en donde los participantes reconocieron los elementos de la naturaleza e hicieron arte con algunos de ellos. Los talleres de Arte en el Parque en el suroriente de la ciudad, forman parte del proyecto social ‘Comunidades Juárez’, auspiciado por la Fundación del Empresariado Chihuahuense, A.C. (Fechac), en colaboración con la Fundación Comunitaria de la Frontera Norte, A.C. (FCFN).