marzo 4, 2024

Ficiac presenta denuncia penal contra Serrano y Mocken; acusan fraude en proyecto de alumbrado

El proyecto de modernización de alumbrado público costó 348 mdp; supervisión costó 12 mdp

El día de hoy, integrantes de la Fiscalía Ciudadana Anticorrupción (Ficiac) interpusieron una denuncia penal por el delito de fraude en contra de los ex-presidente municipales Enrique Serrano Escobar y Javier González Mocken, con relación al proyecto de modernización del alumbrado público efectuado durante la administración pasada.

De acuerdo con el arquitecto José Luis Rodríguez, quien encabeza a la Ficiac y a la organización ‘Ciudadanos Vigilantes’, el presunto fraude cometido por los ex-funcionarios municipales alcanzaría la suma de 120 millones de pesos reflejados en un supuesto sobreprecio de los equipos instalados por la empresa regiomontana Intelliswitch.

La denuncia interpuesta por la Ficiac incluye también a los regidores de la administración pasada que votaron a favor del proyecto, así como a la empresa Afirma, contratada por 12 millones de pesos para supervisar las obras.

Los integrantes de la Fiscalía Ciudadana anunciaron su intención de interponer la denuncia desde la semana pasada pero decidieron esperar a que terminara marzo, mes en que el Gobierno Municipal interpondría su propia denuncia, de acuerdo con dichos del presidente municipal Armando Cabada, lo cual no sucedió.

El ex-regidor José Marquez Puentes, quien forma parte de la Ficiac, calificó al proyecto de modernización del alumbrado como “un robo en contra de la ciudad”, que se llevó a cabo “sin un estudio de iluminación que lo justificara”.

“Esperemos que el nuevo Gobierno del Estado, que está dando camino a denuncias en contra de ex-funcionarios estatales que desvieron fondos públicos, también le dé atención a Juarez”, comentó Márquez Puentes

Por su parte, el ingeniero Víctor Cruz, especialista en alumbrado público, señaló que la tecnología instalada por el Municipio es demasiado antigua y que los equipos presentan múltiples carencia en lo que respecta a emisión de luz.

“El problema es que desafortunadamente esta gente (los ex-funcionarios de la administración anterior), como es ignorante del tema, cree que la iluminación solo se trata de quitar y poner lámparas”, criticó Cruz.

El proyecto de renovación del alumbrado público implementado durante la administración pasada fue la obra más costosa del trienio iniciado por Enrique Serrano Escobar y concluido por Javier González Mocken, con un precio de 348 millones de pesos obtenidos mediante un crédito que se pagará durante cinco años (70 millones anuales).

El crédito fue aprobado en abril de 2015 —aún con Serrano Escobar en la Presidencia Municipal— y la licitación de la cual resultó ganadora la empresa Intelliswitch se llevó a cabo durante los días finales del mismo año.

A pesar de los intentos de regidores de oposición de la anterior administración de detener el proyecto (incluido José Márquez), el Ayuntamiento, de mayoría priista, determinó seguir adelante con la obra sin tomar en consideración los señalamientos de sobreprecio en los equipos y de presunto amaño del concurso de licitación.

De acuerdo con un diagnóstico presentado por la administración municipal de Armando Cabada Alvídrez, que prevé implementar un proyecto integral de alumbrado público para cambiar la totalidad de las luminarias que hay en la ciudad, nueve de cada 10 lámparas presentan fallas.