febrero 27, 2024

Estado reorientará mil 200 mdp a contingencia del COVID-19

Ciudad Juárez, Chihuahua.— El gobernador del estado, Javier Corral Jurado, anunció que para la implementación del Plan Integral de Protección de la Salud y Rescate de la Economía, con el que se busca cubrir los impactos que la pandemia mundial del COVID-19 causará, se reorientarán mil 200 millones de pesos del gasto general del Gobierno del Estado. Dichos ajustes económicos, que serán presentados a más tardar el próximo viernes, permitirán obtener recursos para la operación de diversos programas de apoyo alimentario, a la salud, al empleo y al ingreso familiar, explicó el Gobernador. Alrededor del 30 por ciento de las obras del Plan de Inversión Estatal se reorientarán al programa de créditos de emergencia alimentaria, de subsidios, de apoyos económicos al sector informal y a las obras del sector salud. Por ejemplo, al Hospital de Cuauhtémoc que tenía destinada un presupuesto de 90 millones de pesos, se le aumentará hasta 300 millones. Así mismo, se entregarán créditos y subsidios a micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) por medio de los programas ya establecidos “pero con una bolsa adicional y una disminución en las tasas de interés”, comentó. Otra de las acciones a implementar será la generación de condonaciones en el Impuesto Sobre Nóminas, diferimientos y prorrogas fiscales a grandes empresas. Para los restaurantes pequeños, fondas, y cocinas económicas se apoyará comprando sus productos.

“Este será complementado con un programa de empleo temporal, mediante el cual se contratará a personas que distribuyen esos alimentos entre la población, casa por casa”, agregó el gobernador.

Con esto se busca fortalecer la economía de la ciudadanía que en algún momento se verá afectada por la contingencia sanitaria. Además, se busca prevenir que el problema de salud no se convierta en uno económico y posteriormente en uno de seguridad pública. Corral Jurado mencionó que, sin duda, la caída en los ingresos afectará a los tres poderes del Estado, así como a los organismos descentralizados, por lo que “entrarán en una etapa de solidaridad”. Debido a ello, se reducirán los sueldos, principalmente las compensaciones que reciben los funcionarios; esto será esencial, opinó, para poder sacar a flote la situación.

“Nosotros le pedimos a los otros poderes que hagan un ajuste de cierta cantidad; ellos sabrán cómo y de dónde realizarlo, pero nadie vamos a poder escaparnos de realizar ese ajuste al presupuesto”, destacó el mandatario.

El salario del Gobernador tendrá una reducción del 50 por ciento, mientras que las compensaciones de los funcionarios del gabinete estatal legal y ampliado, disminuirá a la mitad. Esto también incluye a los titulares de los organismos desconcertados y descentralizados. Los funcionarios de distintos niveles tendrán una reducción en su compensación desde 50, 40, 30, 20 o 10 por ciento. En relación a la cancelación de algunos programas y proyectos, anunció que “no hay de otra para salir de esta, tenemos que reponer el impacto en las finanzas y conseguir recursos para la emergencia y apoyo a la economía de los chihuahuenses”. Sin embargo, aclaró que los proyectos de obras ya iniciados no se cancelarán porque esto traería efectos irreversibles en su continuidad y en el cumplimiento de los contratos ya firmados.