febrero 27, 2024

Enero cerró con 11 atropellos; ‘no se trata de culpar al peatón’: Especialista

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Para el alcalde de la ciudad, Armando Cabada Alvídrez, la cadena de muertes por atropellamiento que sólo en enero dejó 11 víctimas, tiene una respuesta sencilla: la imprudencia del peatón. “Es increíble que de estos diez fallecimientos sólo uno haya sido de un menor de edad, que nos dice también que mejor los niños se cuidan al cruzar la calle que los adultos; es una cuestión de conciencia, aquí no se le puede atribuir todo al gobierno”, aseguró. Sin embargo, para especialistas en el tema de movilidad urbana la respuesta no es tan sencilla. Por ejemplo, para Salvador González, investigador de la UACJ ingeniero especialista en modelación y diseño en temas de movilidad urbana, buena parte de la responsabilidad recae en la falta de infraestructura para el peatón. “Hay partes en las que tienes que cruzar seis carriles sin un camellón. Nuestra ciudad y nuestras calles están diseñadas para darle la más alta prioridad a los autos. Es un problema que se convierte en una cuestión de salud pública, de seguridad ciudadana, una cuestión de costos también”, dijo el especialista. Mencionó que no existe una suficiencia de cruces peatonales que resulten adecuados y eso provoca que las personas se arriesguen a cruzar por puntos inseguros. “No se trata de culpar al peatón por no hacer un recorrido de un kilómetro y medio para cruzar una calle”, mencionó. Respecto a los atropellamientos, aseguró que son evitables si se buscan soluciones en las que se dé prioridad a peatones y ciclistas para la construcción de calles incluyentes, que se diseñen para la movilidad de todos los ciudadanos y no sólo de los automovilistas. Por ejemplo, planteó la necesidad de construir pasos a desnivel para vehículos y no puentes peatonales que no incluyen a parte de la población y son incómodos. “Los peatones tienen derecho a andar a su nivel”, dijo. Como parte de las soluciones planteadas por el especialista, está la aplicación de una pirámide de prioridades invertida. Es decir, que primero sea el peatón y los ciclistas, después el transporte colectivo, seguido por los autos de alta ocupación con un carril exclusivo, después el transporte de carga, y al final los vehículos motorizados de un solo ocupante, sean autos o motocicletas. Durante el 2018 murieron por atropellamiento 18 personas. Tan sólo en enero de este año van 11 víctimas.