marzo 4, 2024

Despiden injustificadamente a 42 empleados de la Subsecretaría de Desarrollo Social

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Un grupo de trabajadores de la Subsecretaría de Desarrollo Social denunciaron ante el subsecretario de Gobierno en la Zona Norte, Mario Dena Torres, que el pasado 31 de diciembre habían sido despedidos sin justificación. De acuerdo con Claudia Abril Chico Torres, una de las trabajadoras afectadas, el día 31 acudieron a las oficinas de la Subsecretaría de Desarrollo Social a cobrar su pago quincenal y ahí mismo les informaron que debían firmar su renuncia. “No estuvimos conformes en la manera que se nos comunicó y las anomalías que hubo en ese momento, desde la carta que nos entregaron de renuncia la cual a muchos de mis compañeros, prácticamente los obligaron a firmaran su renuncia si no, no se les entregaba su cheque, era una condición”, explicó la facilitadora comunitaria de Cohesión Social. Así mismo, puntualizó que la carta que debían firmar no tenía logos, ni firmas del personal autorizado en Chihuahua y que las tres personas que les dieron el aviso les comentaron que la orden “venía desde Chihuahua debido a la falta de presupuesto”. Algunos de los 42 empleados despedidos optaron no firmar el documento hasta que se les entregara un expediente de evaluación que demostrara el motivo del despido. “Queremos que se nos dé una justificación buena, porque de hecho al día de hoy, en la primera reunión que tuvimos con algunos de los jefes, no supieron darnos una respuesta concreta de por qué estábamos dados de baja”, dijo Chico Torres. Durante la reunión con Dena Torres, los empleados solicitaron que se les reincorporara a sus trabajos o que los reubicaran en otro departamento, siempre y cuando se les garantice que no sufrirán acoso laboral por parte de sus coordinadores o compañeros. En caso de que no se logre lo anterior, exigieron que por lo menos se les pague la liquidación que les corresponde, ya que la cantidad que les estaban ofreciendo no se apegaba a la ley. “El representante del Gobernador tomó nota del caro y dijo que le iba a dar seguimiento, pero no llegamos a ningún acuerdo. Nosotros nos vamos a presentar mañana a trabajar en nuestro horario normal y vamos a ver que sucede”, dijo Chico Torres. Aunque fueron 42 las personas despedidas, solamente un grupo de casi 15 empleados son los que se encuentran organizados y en comunicación para resolver su situación laboral. La mayoría de despidos ocurrieron en el área de Cohesión Social, pero también hay talleristas y personal administrativo, algunos de ellos con más de ochos años de antigüedad.